El Breogán tiene hoy un ensayo en mal momento

Löfberg, en el duelo ante el Obras Sanitarias. J. VÁZQUEZ

Se estrena en cuadro ante el potente Bakonia en el Circuito Movistar. Tarence Kinsey pasó este viernes el reconocimiento médico

LUGO. El Cafés Candelas Breogán debuta esta tarde 21.00 horas (Canal Movistar Deportes 1), en el Circuito de Pretemporada Movistar que se celebra en Tarragona ante el Kirolet Baskonia. Después de trece años sin participar en ningún evento organizado por la ACB, la aparición del conjunto breoganista en este torneo no llega, ni mucho menos, en el mejor momento ni ante el rival más adecuado.

Los de Natxo Lezkano están protagonizando hasta el momento una accidentada pretemporada que propiciará que se presenten en este torneo -en el que mañana 20.30) jugarán ante el Gipuzkoa- con una plantilla muy mermada de efectivos y de potencial, ya que las ausencias son de jugadores llamados a tener un alto protagonismo en el equipo. Henk Norel, Alec Brown y Lucio Redivo no viajaron con el equipo por sus respectivas dolencias, mientras que el alero estadounidense Tarence Kinsey no jugará ya que llegó ayer a Lugo y pasó esta mañana el reconocimiento médico.

Además de estas ausencias, la participación de Ricardo Úriz es también dudosa. Por lo tanto, el Cafés Candelas Breogán dispondrá de solo siete jugadores de la primera plantilla, además de Kyle Rowley, que está ayudando al equipo durante la pretemporada. Esta precariedad en cuanto al número de jugadores reduce no solo de forma notable el potencial del equipo -no dispondrá de sus dos pívots titulares ni de los teóricamente mejores tiradores- sino que obligará a un sobreesfuerzo de aquellos que hoy saltarán a la cancha, lo que sobre todo a estas alturas de la preparación no deja de entrañar ciertos riesgos.

Por si fuera poco la situación breoganista, enfrente estará el actual subcampeón de la Liga Endesa. Un equipo que además mantiene el bloque de la pasada temporada, ya que solo han realizado tres incorporaciones. Es decir, los de Pedro Martínez ya tienen muy avanzado el trabajo de conjunción y juego de equipo, como han demostrado en el partido amistoso disputado el pasado miércoles en Monzón ante el Partizán al que derrotaron por 91-54.

Los nuevos integrantes del equipo de Vitoria son el alero bosnio Ajdin Penava, que finalizó su periplo universitario en Estados Unidos en Marshall, una apuesta de futuro, ya que su acuerdo con el Baskonia abarca las próximas cuatro temporadas. Shavon Shields fue una de las sensaciones de la liga italiana en la pasada temporada militando en el Aquila Basket Trento. Es un alero de 2,01 metros, estadounidense aunque con pasaporte danés, nacionalidad de su madre. Su padre, Will Shields, es uno de los jugadores más laureado de la NFL, en la que jugó durante 14 temporadas, participando en 12 ocasiones en el equivalente al All Star de la NBA. En el encuentro ante el Partizán, el nuevo baskonista anotó 16 puntos sin fallo, solo superado en cuanto a anotación por Shengelia.

La tercera incorporación del Baskonia es la del escolta Darrun Hilliard, que procede de los San Antonio Spurs y que en las dos temporadas anteriores militó en los Detroit Pistons, aunque tanto en una como en otra franquicia alternaba con su participación en la D-League. Es su primera experiencia fuera de Estados Unidos. En el encuentro de hoy, el Baskonia no contará con Patricio Garino.