domingo. 29.03.2020 |
El tiempo
domingo. 29.03.2020
El tiempo

Un ejercicio que se cierra

Dos jugadores del Emevé, ante la red en un partido. ARCHIVO
Dos jugadores del Emevé, ante la red en un partido. ARCHIVO
La Federación da por finalizada la temporada regular en la Superliga masculina y el Arenal Emevé concluye así séptimo. La lucha del equipo femenino por el ascenso, aún por resolver

La Real Federación Española de Voleibol (RFEVB) comunicó este lunes a los clubes de la Superliga masculina y femenina su intención de dar por concluida la temporada por la pandemia de coronavirus.

La RFEVB anunció el pasado jueves el aplazamiento de todas las competiciones nacionales hasta el próximo 4 de abril, pero ahora opta por una medida más drástica y envió a los clubes una comunicación donde se recoge la decisión definitiva de dar por finalizadas las competiciones de Superliga masculina y femenina, en lo que se refiere a la temporada regular. Esta medida incluye al conjunto masculino del Arenal Emevé, que milita en la Superliga; y no hace así con los equipos que participan en la Superliga 2, como es el equipo femenino del Emevé.

La Federación Española da así por finalizada la competición y deja claro que pospone la definición de cuestiones técnicas y colaterales que puedan surgir como consecuencia de esa decisión para que sean resueltas más adelante. Ahí está todo lo referido a los ascensos, descensos y demás efectos clasificatorios.

Y es que en ese caso se estudiará y resolverá en las próximas fechas sobre todo lo que tiene que ver los play-off de ascenso y descenso. Desde el club lucense se acepta la determinación tomada por la Federación Española de voleibol y sí se defiende la continuidad de todo lo que tiene que ver con los play-off de ascenso y descenso, algo que en lo que está involucrado actualmente el equipo femenino.

No estaría resuelto aún quién es el campeón de la Superliga masculina y femenina

Algo que hay que insistir es que la decisión de finalizar la competición tiene que ver únicamente con la fase regular, de manera que todavía no estaría resuelto quién es el campeón de la Superliga masculina y femenina, o quien juega la competición europea para la siguiente temporada y cuáles son los equipos que descienden.

El Arenal Emevé acaba así la competición en la Superliga masculina desde la séptima posición con un total de 30 puntos y con un balance realmente positivo porque no hay que olvidar que se trataba de un equipo recién ascendido a la máxima categoría de voleibol nacional. Cuando solo restarían dos jornadas de competición regular, que ya no se disputarán, el conjunto que entrena Diego Taboada cierra su participación con un gran sabor de boca, con resultados realmente positivos y siempre lejos de los puestos más complicados.

Un ejercicio que se cierra
Comentarios