Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

Un cuarteto de futuro

Kravets controla un balón ante el Lorca. AEP
Kravets controla un balón ante el Lorca. AEP

Kravets, José Carlos, Sergio Gil y Escriche apenas pasan de los 20 años y han dado un paso adelante en las últimas jornadas para formar parte ya de la espina dorsal del Lugo

Postadolescentes que dan un paso adelante para conformar la espina dorsal del Lugo del futuro. Cuatro jugadores que apenas han pasado la veintena han impulsado su rol en la plantilla rojiblanca para ser importantes. Bajo la mirada de un técnico joven como Francisco Rodríguez —cuenta con 39 años, cuatro más que Fernando Seoane— Vasyl Kravets, José Carlos Ramírez, Sergio Gil y Dani Escriche han destacado en los últimos partidos para demostrar que la juventud no está reñida con el rendimiento.

El central andaluz y el centrocampista aragonés son los ‘mayores’ de este cuarteto. Los dos tienen 21 años que serán 22 el mismo día: el próximo 10 de mayo. Los otros dos componentes, Kravets y Escriche tienen 20, para ser los más pequeños de la primera plantilla lucense.

Todos cuentan ya con experiencia en Segunda División. Sergio Gil es el que tiene más partidos en la categoría de plata: 55, mientras que Escriche, que debutó como goleador ante el Lorca, es el que menos, con 8. Además, tanto José Carlos como Kravets saben lo que es jugar en la máxima categoría de su país. El de Paradas disputó 6 encuentros en Primera División la campaña pasada y el ucraniano 32 en la élite de su país con el Karpaty Lviv, con el que debutó con apenas 18 años.

Otro que seguirá en el Lugo el año que viene es Dani Escriche, que renovó por tres años y tendrá una ficha de la primera plantilla en la 2018-2019

Kravets tardó en alcanzar la titularidad debido a la gran primera vuelta de su compañero Luis Ruiz. Pero el ucraniano es fijo desde enero. Su papel sobre el juego del Lugo ha crecido hasta ser indispensable para abrir el campo por la izquierda. Su velocidad y potencia y su fiablidad en los envíos hace del ex del Karpaty una herramienta básica para surtir de balones a los jugadores de ataque. Atrás ha ido mejorando con respecto a la pasada temporada para cerrar bien su banda y amoldarse a la línea de cuatro zagueros.

En esa defensa ha formado José Carlos en los últimos dos partidos. El campeón de Europa sub 19 en 2015 fue el que más tardó en salir al campo. Lo hizo ante el Lorca dos semanas atrás y repitió en El Sadar frente al Osasuna el sábado pasado. En los dos partidos mostró sus habilidades y puntos fuertes como defensa central. Velocidad, anticipación, juego aéreo y una buena salida de balón. El andaluz está llamado a ser el sustituto de Ignasi Miquel de cara a la próxima campaña, ya que será propiedad del club a partir del mes de junio.

Otro que seguirá en el Lugo el año que viene es Dani Escriche, que renovó por tres años y tendrá una ficha de la primera plantilla en la 2018-2019. Titular y goleador por primera vez frente al Lorca, el de Burriana repitió ante el Osasuna y solo el colegiado Sagués Oscoz le privó de sumar su segundo gol al anular de forma injusta su tanto en Pamplona. Escriche destaca por su intensidad, rapidez y capacidad para entrar al espacio, además de una buena intuición dentro del área.

Sergio Gil ya es un viejo conocido para el Ángel Carro, donde juega desde el verano de 2017. La primera temporada disputó 30 partidos —17 como titular— yendo de menos a más. Esta campaña una grave lesión muscular lo alejó de los terrenos de juego casi ocho meses, pero su gran partido frente a Osasuna, su capacidad para desempeñar diferentes posiciones en el campo, la posibilidad de ser el motor del equipo o de llegar desde segunda línea hacen del futbolista maño un arma a tener en cuenta en lo que queda de temporada. 

Un cuarteto de futuro
Comentarios