El TSXG reafirma a Luis César en su conflicto con el CD Lugo

El técnico reclamó 216.000 euros por su despido al club, que apelará la decisión del tribunal
Luis César Sampedro, junto a Tino Saqués durante su presentación en el curso 2016-17. XESÚS PONTE (AEP)
photo_camera Luis César Sampedro, junto a Tino Saqués durante su presentación en el curso 2016-17. XESÚS PONTE (AEP)

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) no estimó el recurso del Club Deportivo Lugo en el caso con Luis César Sampedro y ha condenado al club a pagar al exentrenador rojiblanco 216.000 euros por el contrato que firmó durante la temporada 2019-2020. La resolución supone un duro golpe para las ya debilitadas arcas para un club que este viernes confirmó que apelará la decisión de los magistrados en las instancias oportunas.

De esta manera, el TSXG da la razón a la sentencia del pasado 18 de abril del Juzgado de lo Social número 3 de Lugo, que en su día declaró "improcedente" el despido del que fuera entrenador rojiblanco y condena a la entidad demandada a abonarle a Luis César dicha cantidad en concepto de indemnización, que se corresponde al salario fijo que dejó de percibir durante dos temporadas (166.000 euros) y al premio por conseguir la permanencia en Segunda División (50.000 euros).

Cabe recordar que Sampedro reclamó al Lugo la nómina completa para la temporada 2020-2021 —dirigió ocho partidos— y la prima por la permanencia conseguida por su sustituto, Rubén Albés. Como tenía un año más de contrato, en la cantidad reclamada se incluía la nómina de la temporada 2021-2022, que dirigió Albés, y la permanencia, que se acabó logrando. En total: 216.000 euros.

En la sentencia del pasado 18 de abril, la magistrada entendió que "al haber puesto fin a la relación laboral de forma injustificada" el 26 de abril de 2021, el club privó al entrenador "de la posibilidad de poder alcanzar los objetivos pactados ", por lo que consideró que debía percibir los 25.000 euros de premio por cada permanencia. En la resolución, afirmó que el despido se debió a la "falta de conexión entre el director del equipo técnico y los jugadores", algo que, "en ningún caso", puede ser calificado como "un incumplimiento grave de las obligaciones laborales por parte del actor".

El club justificó su despido "por motivos disciplinarios", que se traducían "en una reiterada dejación de sus deberes laborales".

Los jugadores alzaron la voz

En la vista que se celebró en el Juzgado de lo Social 3 de Lugo por el despido de Luis César Sampedro declararon varios de los jugadores que tuvo bajo su responsabilidad el extécnico rojiblanco en los ocho partidos que dirigió en la 2020-2021. Tres jugadores del Lugo aseguraron que Sampedro abandonó sus funciones a partir del tercer partido —tras dos primeros empates, ante Girona y Fuenlabrada— y que, lejos de motivarles, "hablaba de cosas sin sentido, sin siquiera mirarnos a la cara", y que saltaban al campo "sin saber qué tenían qué hacer, siendo los propios compañeros los que les tenían que gritar desde la grada para corregir sus posiciones".

Comentarios