domingo. 17.10.2021 |
El tiempo
domingo. 17.10.2021
El tiempo

Un triunfo para que las dudas no calen en Lugo

Xavi Torres. SEBAS SENANDE
Xavi Torres. SEBAS SENANDE
El conjunto rojiblanco se mide hoy ante un candidato al ascenso, el Huesca, con la necesidad de vencer por primera vez en la temporada y que el proyecto de Rubén Albés no se cuestione

Ganar para que las dudas no se aferren al día a día, que rompan los diques del vestuario e inunden la grada con fiereza. Ganar para que el proyecto de Rubén Albés no se erosione y las grietas alcancen la parte noble del Ángel Carro. Ganar para salir de la zona de descenso y alejarse de un farolillo rojo que brilla demasiado cerca. Ganar como objetivo único hoy (21.00 horas, GolTV) ante el Huesca. Ganar con buen juego, añadiendo fortalezas y solucionando unas debilidades evidentes en el inicio de Liga.

El Lugo solo quiere ganar. A la quinta. Ganar para que el horizonte nublado no sea tormentoso, que la lluvia y el viento arrecien en los despachos y la tierra de hoy sea lodo mañana.

Ponerse al abrigo no será un proceso sencillo. La entidad del rival hace que a la voluntad deban añadirse demasiadas cosas. Que el Huesca esté enfrente obliga a una mejora imprescindible. A evitar errores defensivos, a ampliar la capacidad de anular el talento del contrario, a no ser frugales en lo ofensivo e intentar devorar las oportunidades en campo aragonés si el ataque solo es capaz de generar migajas. A todo ello habrá que sumar la dosis de suerte habitual en las victorias sobre candidatos al ascenso. Porque eso es lo que es el Huesca. Aún tras sus dos últimas derrotas consecutivas. Aún con su ánimo a la baja. Aún con la adaptación a un técnico nuevo, el mexicano Nacho Ambriz, con sus maneras y peticiones expresas.

El Lugo tendrá que incrementar su capacidad competitiva, agarrarse al ánimo de su público e impedir que los fallos pasados vuelvan a aflorar sobre el césped impoluto del estadio do Miño. Fueron plausibles en Oviedo, aún más ante el Valladolid y no cesaron en Fuenlabrada.

El trabajo diario surtirá efecto si no hay más entregas al enemigo en la primera fase constructiva. Si los desajustes tras pérdida no son decisivos, si el sistema evita espacios cerca de Whalley y los genera cerca de Andrés Fernández. Será efectivo si el Lugo consigue desequilibrar con Gerard y Ramos, si surten de balones a Barreiro o Joselu o si incorporan a Señe y Hugo Rama a la fase ofensiva y su esfuerzo no es solo el de perseguir contrarios. Minimizar la capacidad de presión de Escriche, Ferreiro o Marc Mateu será otro factor importante. Evitar sus transiciones y que Gaich aparezca en el área también. Reducir la aportación de la segunda línea visitante, con el ex Jaime Seoane como punta de lanza será otra misión complicada. Explotar la debilidad defensiva oscense, más con la ausencia de Pulido, una oportunidad que no se debe desperdiciar si el deseo es el de sumar de tres.

Aunque la situación no ahoga al estar en la jornada 5 de una Liga de 42, caer ante el Huesca será un nuevo tirón hacia abajo y el inicio de la constatación de una Liga con más sufrimiento aún que las tres anteriores.

Ese parece el terreno vital al que está anclado el Lugo. Evitarlo y escapar de ese espacio dependerá de que el rendimiento comience a impulsar a un equipo que aún inicia su camino.

bajas conocidas. Jugará el Lugo sin los seis lesionados que figuraban en el parte médico rojiblanco. Pero Rubén Albés tiene mimbres suficientes para que el equipo que salga al verde del Ángel Carro cumpla con creces con las intenciones del técnico vigués.

Formará con Whalley bajo palos y una zaga por delante con Campabadal y Lebedenko o Canella en los laterales y una zaga de tres formada por Ros y Alende y Xavi Torres o Pita como ejes centrales.

Por delante formarán cuatro hombres. Dos estarán en la medular. Señé y Hugo Rama cuentan con más opciones de ser los volantes que aceleren el juego desde la segunda línea y ayuden en fase defensiva a mantener el orden en el centro del campo. En los costados formarán Gerard Valentín y Chris Ramos, mientras que el puesto de delantero será para Manu Barreiro, con alguna opción para Joselu.

Un triunfo para que las dudas no calen en Lugo
Comentarios