A tres metros sobre el agua

_ONT8971.JPG
photo_camera _ONT8971.JPG

El vaso de entrenamientos del Club Fluvial de Lugo es el campo de cultivo de la última generación de oro de la natación capitalina. En el campeonato de Galicia júnior y absoluto 2010 se distinguieron en el medallero final con 26 preseas. «No esperaba que nos saliera una competición tan buena. Nos hicimos con muchísimas medallas. La verdad es que todo nos salió muy bien», afirma Inés Barro, quién fue la auténtica dominadora de la modalidad de espalda. Acaparó las tres preseas de oro en juego.

Aunque los inicios en la natación de esta prometedora nadadora, de 15 años, se encaminaron hacia distancias y pruebas alejadas de la modalidad donde ha cosechado sus mayores éxitos. «En un principio la espalda no me gustaba nada pero nuestro entrenador Jaime quiso que probase y como fue la prueba que más entrenaba pues cada día me sentía más cómoda y ahora es la que más me gusta», sentencia Barro. Pero la tricampeona gallega júnior también ha echado sus redes sobre las pruebas de relevos,donde junto a sus compañeras de entrenamientos Inés Castro, Lorena Vázquez y Susana Gueimonde marcaron la pauta en los 4x100 y 4x200 metros libres,donde se hicieron con los dos oros en liza.

Carlos Gueimonde fue otro de los grandes triunfadores de la última edición de la cita acuática autonómica con siete medallas en su bolsillo. El estilista del Fluvial logró dos bronces en 50 y 200 metros mariposa y una plata en 100 metros mariposa. En las pruebas por relevos fue uno de los artífices de la consecución de sendas platas en los 4x100 y 4x200 libres en categoría junior junto a sus compañeros Xosé Fernández, Iago Ares y Sergio López y un bronce en 4x100 estilos donde completó el parcial en su especialidad, la mariposa.

Martiño Neira, Iago Ares y Sergio López fueron los otros tres relevistas. «Ha sido un campeonato bastante competido. Me esperaba alguna medalla pero siete, nunca. Fue genial». Su DNI no demuestra la capacidad de superación ante rivales que han soplado más velas que el mariposista lucense. «Hay rivales más fuertes que yo, pero el físico no es lo más importante en esta modalidad, sino la técnica». En poco más de dos minutos, el estudio de cada brazada es vigilado. «El tercer cincuenta es clave. Y en el último ya vas a por todas, con las fuerzas que te queden».

LA SAGA CONTINÚA
Una generación en la piscina

 

Susana Gueimonde, hermana de Carlos, recoge el testigo del primogénito de la familia.

 

Su prueba favorita

Los 800 metros lisos en la prueba donde Susana se siente más cómoda. Con un tiempo de 8.29 minutos es la mejor baza femenina del Club Fluvial a la hora de completar los virajes a la piscina, por ello tomará parte en el Campeonato de España absoluto en las distancias de 50, 100, 400 y 800 metros libres. «Espero hacerlo bien. Estaría satisfecha si me clasifico entre las 10 mejores nadadoras en cada uno de las pruebas», afirma.

14 años

«Lo daré todo en los 200 metros libres y en las demás pruebas haré lo posible para meterme en las finales», renoce la nadadora de 14 años.

Comentarios