sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

IMPRESIONES PRE-DERBI

Todos pendientes del balón en A Magdalena

Un momento del partido de la primera vuelta en el Pepe Barrera
Un momento del partido de la primera vuelta en el Pepe Barrera
Rácing Vilalbés y Ribadeo protagonizan un derbi de contrastes esta tarde en A Magdalena. Los chairegos buscan subir enla tabla y los celestas salvar posiciones

Se acerca el invierno. Un grupo de caminantes celestes, aquellos que moran más allá de O Fiouco y vagan actualmente por el reino de los caídos, desembarca esta tarde en Vilalba con el objetivo de lograr el oxígeno necesario para regresar al mundo de los vivos. Pero la tarea no les resultará sencilla; el ejército local, vencedor de la primera batalla de esta guerra en el otrora infranqueable Pepe Barrera, llega al combate con los cañones a pleno rendimiento y con la posibilidad de pelear por cotas más altas. A Magdalena (16.00 horas) dictará sentencia.

Muchas cosas han pasado desde que Ribadeo y Rácing Vilalbés inaugurasen la temporada 2015-16 allá por finales del mes de agosto. La primera, el propio encuentro, que finalizó con victoria chairega por 1-2. Después llegaron el deambular irregular de un equipo y el errático del otro, que veían cómo lo que se planificaba sobre el terreno de juego no acababa de traducirse en victorias. Y para acabar (la primera vuelta), al fin, noticias esperanzadoras.

Los chairegos parecen haber encontrado la tecla para transformar las sensaciones en puntos. El conjunto dirigido por Óscar Gilsanz podría sumar esta tarde su tercera victoria consecutiva como local y comenzar a fijarse más en la zona alta que en la baja de la clasificación. Su recuerdo más reciente es el cómodo triunfo de hace siete días ante un buen equipo, el Arousa, y tratarán de repetir la fórmula frente a los ribadenses.

Por su parte, los discípulos de Germán Campos llegan al derbi con la retina empañada por la dolorosa derrota ante el Noia que los dejó como colistas, si bien no deben olvidar la mejoría que habían mostrado en las tres jornadas anteriores, en las que consiguieron dos empates y una victoria excepcional a domicilio en el campo del Rápido de Bouzas. El efecto moral de imponerse en un derbi sería beneficioso para ambos equipos, pero podría suponer un plus tremendo para los visitantes.

El favoritismo recae por lógica sobre los locales, aunque ya se sabe que «fútbol es fútbol», «los derbis son encuentros imprevisibles» y «en noventa minutos puede pasar cualquier cosa». Lo curioso es que los resultados de esta temporada refuerzan los tópicos, ya que los racinguistas, a pesar de conquistar plazas grandes como las de Silva o Choco, sufrieron importantes reveses contra equipos de la zona baja (derrotas contra Negreira y Mugardos o empates en casa contra Ordes o Ribadumia). El Ribadeo, por su parte, ha logrado dos de sus tres triunfos (Rápido y Fabril) contra equipos situados entre los cinco mejores de la Tercera gallega. En resumen, que fútbol es fútbol, en un partido puede pasar cualquier cosa y que este derbi, como todos, carece de favorito.

Predicciones al margen, lo que sí es seguro es que el centrocampista Hugo no estará en el partido. El futbolista chairego sufre una contractura en un gemelo que le impedirá medirese a los ribadenses. Germán Campos y Manolo Vilachá, por su parte, recuperan a Santi, que cumplió ante el Noia un partido de sanción. Los técnicos celestes no sabrán hasta última hora si podrán alinear a Borja, Brais y Dapo, mermados físicamente, aunque confían en que estén todos disponibles.

Gilsanz podría disponer de un once formado por Diego López en portería; López, Xusto, Muiña y Álex en defensa; el centro del campo para Make y Javi Varela; línea de tres con Villares, Rubén Gómez y Gerardo y Sergio Arias en punta.

El once del Ribadeo podría ser Javi bajo palos; Coki, Borja, Álex e Isma en defensa; el medio para Bouza y Jacob; Santi, Rafa y Javi Pérez por detrás del delantero y David Rodríguez en punta.

El dato Las apuestas, con el Rácing La victoria del Vilalbés se paga en la casa Bet365 a 1,53 euros. La del Ribadeo, a 5,50. La clave Circulación del balón Los visitantes tratarán de impedir que los locales hagan transiciones rápidas

Todos pendientes del balón en A Magdalena
Comentarios