sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

Toca seguir adelante

A la izquierda, Sergio Gil celebra un gol del Lugo con su compañero Aburjania. VICTORIA RODRÍGUEZ
A la izquierda, Sergio Gil celebra un gol del Lugo con su compañero Aburjania. VICTORIA RODRÍGUEZ

Sergio Gil insiste en que el Lugo "no debe relajarse" después de la victoria ante el Córdoba y advierte sobre un Granada "muy completo" y que tiene eficacia en la faceta defensivo

El centrocampista del CD Lugo Sergio Gil aseguró ayer que el Granada, al que el equipo rojiblanco recibirá el sábado (16.00 horas) en el estadio Ángel Carro y que lucha por el ascenso, es un «gran equipo, muy completo», pero insistió en que el conjunto de Alberto Monteagudo, que se juega la permanencia en Segunda División, no se lo va a «poner nada fácil». Gil cumplió un partido sanción por acumulación de amarillas el pasado fin de semana ante el Córdoba y volverá a estar a disposición de su entrenador, con lo que todo apunta a que volverá al once titular.

El futbolista aragonés no escatima elogios para un Granada que lleva muchas jornadas en la zona alta de la clasificación y aspira a todo. Además, el andaluz es el equipo menos goleado de la competición, aunque lleven tres jornadas sin conseguir la victoria en partidos a domicilio.

«El Granada es un gran equipo que está luchando por ascender, muy completo, con gente bastante buena a nivel individual. Sabemos el peligro enorme que tiene», indicó.

Del granadino, el centrocampista precisó que es un conjunto «bastante completo, muy eficaces atrás y también arriba, porque tienen jugadores muy buenos, de mucha calidad, que hacen goles».

«Tenemos que contrarrestar eso jugando en casa siendo intensos durante los noventa minutos. Que hayamos conseguido la victoria el otro día no implica que nos relajemos, para nada», dijo Sergio Gil respecto a la contundente victoria que el Lugo logró en Córdoba (0-4) el pasado domingo.

Ese resultado, la primera victoria con el actual técnico rojiblanco a domicilio -segundo triunfo de la temporada fuera de casa-, supuso «una alegría inmensa» en la plantilla lucense. «Se estaba haciendo un buen trabajo, pero no se estaba dando el resultado que queríamos», reconoció el centrocampista aragonés.

Sergio Gil auguró que el partido del sábado contra el Granada será «competido y muy intenso y el que más acertado esté se llevará los tres puntos».

Como detalle curioso, con los granadinos regresarán al estadio Ángel Carro jugadores como Ramón Azeez y Bernardo Cruz, que salieron en el pasado mercado de invierno y con quienes ha intercambiado mensajes: «Nos metemos algo de caña, pero con buen ambiente».

El Lugo afronta el partido con un punto de ventaja respecto a las posiciones de descenso y Sergio Gil aboga por no «mirar más allá» de sus partidos y olvidarse de los rivales porque dependen de «sí mismos» para quedarse en Segunda División.

Toca seguir adelante
Comentarios