miércoles. 20.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.10.2021
El tiempo

Dos técnicos con futuro

Julián Calero (izquierda) y Rubén Albés (derecha) esta temporada. DIARIO DE BURGOS/SEBAS SENANDE
Julián Calero (izquierda) y Rubén Albés (derecha) esta temporada. DIARIO DE BURGOS/SEBAS SENANDE
Rubén Albés y Julián Calero se enfrentarán en El Plantío este domingo por primera vez en Segunda División con una idea y un dibujo similar de juego 

Construir a partir del orden, la solidez y la solidaridad de un equipo que destaque por ser un colectivo por encima de la suma de las individualidades. Construir una estructura similar para labrarse un futuro en una categoría en la que lucharán por la supervivencia. Construir dos bloques adaptados a Segunda División para mostrar su valía en el banquillo. Rubén Albés y Julián Calero medirán su Lugo y su Burgos este domingo (18.15 horas) en El Plantío en una batalla con el premio extra de ganar a un rival directo.

Los dos preparadores se manejan en caminos comunes. Los dos han desbrozado su ruta hacia el fútbol profesional desde su buen hacer en la antigua Segunda B.

Albés, de 36 años, entrenó al Eldense, Valladolid B y Celta B antes de sentarse en el banco del Hermannstadt de la Primera División rumana primero y en el del Lugo después. En el Ángel Carro cumple su primera temporada desde el inicio tras llegar para el milagro final de la permanencia en siete partidos.

Calero, por su parte, es más veterano en edad que el técnico del Lugo —50 años—, aunque menor en experiencia, ya que entrenó tres temporadas en la tercera categoría del fútbol español en el Navalcarnero, Rayo Majadahonda —del que fue despedido en la 2019-2020 tras 27 partidos en el cargo— y el Burgos, con el que ascendió el año pasado.

Albés y Calero se enfrentaron en Segunda B en la temporada 2017-2018

Los dos preparadores se enfrentarán por tercera vez en sus carreras y la primera en Segunda División. El balance es de un triunfo para cada uno cuando Calero estaba en Navalcarnero y Albés en el Celta B en la 2017-2018. En El Plantío ambos acudirán con una idea de juego parecida, ya que buscan que sus equipos sean competitivos por encima de todo.

Anular al contrario, reducir los espacios en los carriles centrales, atacar por fuera con laterales profundos y defender con una zaga de cinco son parte del planteamiento que han desarrollado esta campaña para lograr la salvación.

Esta forma de ver el juego ha sido la desarrollada desde el principio por Albés. Calero, sin embargo ha cambiado su dibujo en los últimos dos partidos, ante el Mirandés en casa y frente al Alcorcón en Santo Domingo.

Elegezabal, como Xavi Torres en el Lugo, es clave en el juego del Burgos

El preparador madrileño apostaba al inicio de la Liga por desplegar un 4-2-3-1, con Elgezabal situado al lado de Andy para manejar la medular con el trío formado por Juanma, Saúl y Ernesto por delante y Álex Alegría arriba.

Sin embargo, en los dos últimos duelos cambió a defensa de tres centrales, dos laterales largos, tres centrocampistas por dentro y dos puntas. La clave de ese 5-3-2 está en dos futbolistas. El primero es Elgezabal, que se incrusta como tercer central, aunque, como el caso de Xavi Torres en el Lugo, puede subir una línea y ejercer como pivote. El segundo es Juanma. Mediapunta al comienzo de la competición, forma como volante junto a Miki y Andy en el nuevo esquema burgalés. El otro puesto clave es el de Pablo Valcarce, más cerca de Álex Alegría.

Dos técnicos con futuro
Comentarios