El tablero de Butarque

El Lugo de Nafti, que presenta un libreto bien conocido y trabajado, se enfrentará al Leganés de Asier Garitano, un entrenador que apuesta por la adaptación y la flexibilidad táctica redacción
Iriome lucha por un balón ante un jugador Leganés en su última visita a Butarque. AEP
photo_camera Iriome lucha por un balón ante un jugador Leganés en su última visita a Butarque. AEP

Adaptación y flexibilidad táctica frente a la seguridad de un técnico fiel a un libreto invariable. Un entrenador recién aterrizado en terreno conocido frente a un preparador de eficacia probada en lo que va de campaña. Asier Garitano se medirá mañana (19.00 horas) a Mehdi Nafti en una batalla por tres puntos que sumarán para que el objetivo de ambos preparadores llegue a buen puerto.

Mientras el francotunecino ha demostrado que su planteamiento ha calado en el césped del Ángel Carro para enfilar la permanencia, la segunda etapa en Butarque de Garitano debe probar aún qué idea es mejor para un grupo de jugadores que aspiran al retorno inmediato a Primera División.

El de Toulouse ha sido claro desde el inicio en el banquillo rojiblanco para construir su colectivo en base a la solidez defensiva. Nafti ha apostado por dibujo siempre fijo: un 4-2-3-1 donde sus señas de identidad son la solidaridad, el cierre de espacios, el juego directo con un punta boya que potencia las llegadas de la segunda línea y la capacidad para combinar el bloque alto para la presión tras pérdida con un repliegue intensivo para evitar transiciones del contrario.

Ese guión de juego surgirá en Butarque ante un Leganés que llevará la marca registrada de Asier Garitano, que pondrá su propio sello a un grupo que había dirigido hasta esta semana Pep Martí.

El preparador vasco busca ser camaleónico. "Me encantaría poder hacer que el equipo pudiera jugar diferentes partidos en un mismo partido porque una cosa no te salga bien y hacer otra diferente. No voy a decir solo juego a esto y lo hago durante todo el año. ¿Y si no funciona?", reveló en el pasado.

Tanto en la Real Sociedad como en el Alavés, Garitano empleó varios dibujos, partiendo de la base del 4-2-3-1 como principal sistema. Sin embargo, supo usar la defensa de cinco, el 4-3-3 o un plan con dos delanteros.

El de Vergara suele preparar los partidos en función de su rival, adaptando el esquema de juego y su interpretación sobre el césped al contrario que tiene enfrente.

En su anterior etapa en Leganés, el vasco optó por el cierre de espacios, los contragolpes y el fútbol directo sobre Borja Lázaro para potenciar las virtudes de una segunda línea en la que destacaban la llegada y la finalización del brasileño Gabriel —ahora en el Benfica—, de David Timor y la electricidad desde el extremo de Szymanovski. Un plan que lo llevó a Primera División.

El Lugo tiene nueve puntos sobre la zona de descensos

El Lugo tiene a nueve puntos a la zona de descenso con las derrotas del Alcorcón ante el Málaga (0-1) y el Castellón en Almería (3-1). Queda por ver lo que hagan hoy el Cartagena en Gijón y el Sabadell mañana ante la UD Logroñés para definir la parte baja de la jornada 23.

Uno de los rivales de la zona baja que parece haber tomado el camino correcto es el Albacete. El conjunto manchego sumó su tercer partido seguido ganando tras vencer al Real Oviedo en el Carlos Tartiere por 0-1 con un solitario tanto del ucraniano Roman Zozulya. La victoria le permite salir de los puestos de descenso en los que había comenzado el día.

Derrota en el descuento
El Alcorcón es el farolillo rojo de Segunda División tras caer con el Málaga en casa. Un tanto de Chavarría en el minuto 92 le dio el triunfo a los andaluces.

Más en Deporte Local Lugo
Comentarios