miércoles. 04.08.2021 |
El tiempo
miércoles. 04.08.2021
El tiempo

81-78. El Río Breogán se gana el derecho a luchar por el ascenso en Granada

a9f79fea-380f-4fa7-a2d7-71faddf8bdb9
Mateo Díaz entra a canasta durante el partido. VICTORIA RODRÍGUEZ
El equipo lucense forzó el tercer partido de la final tras un tenso y emocionante duelo

El Río Breogán forzó el tercer y definitivo partido de la final de la LEB Oro, que se disputará el próximo domingo (19.00) en la pista del Granada. Será una finalísima. El que gane será equipo de la Liga ACB. Fue tras un partido tenso, pleno de nervios, en el que Sergi Quintela desniveló la balanza ante el equipo andaluz (81-78).

Epi, que no pudo contar por lesión con Soluade, apostó de salida por Erik Quintela para el puesto de base y el lucense anotó desde la línea de tres la primera canasta del choque, a la que siguió otra de Larsen. En defensa, la zona de Granada pasó a la historia y el Breogán apostó por una individual.

Thomas Bropleh, con un 3+1 estrenó el casillero del Granada. En esa acción, Erik Quitela cometió su segunda falta y dejó su sitio a Mateo Díaz. Fue un inicio de partido pleno de energía por parte del Breogán, que pudo correr y se hizo con una pequeña ventaja en el marcador (13-4).

La intensidad en la defensa provocó que a los cuatro minutos de partido el Breogán cometiese su quinta falta. Mientras, Bropleh, con tres triples de otros tantos intentos, apretaba el marcador (13-12). El Breogán, sin acierto en el tiro exterior, sufría para anotar en este tramo del encuentro.

En el  final del primer cuarto, los integrantes de los dos equipos se enfrentaron después que desde el banquillo andaluz acusaron a Sergi Quintela de simular una falta. La tensión era patente.

Eel cuadro lucense abrió una pequeña brecha pese al espectacular partido de Bropleh, autor de 14 de los 18 puntos de su equipo con 4 de 4 en tiros de tres puntos.

Cada canasta costaba sudor y sangre y Kacinas se echó el equipo a la espalda en el tramo final del segundo cuarto

El marcador no se movió en los dos primeros minutos del segundo cuarto, tras los que el Granada se acercó en el marcador gracias, sobre todo, a su buen trabajo en defensa. Cada canasta costaba sudor y sangre y Kacinas se echó el equipo a la espalda en el tramo final del segundo cuarto, en el que además de anotar, provocó las dos primeras faltas de Bropleh.

El segundo triple de Erik Quintela puso al Breogán 6 puntos arriba (36-30, m.18), lo que provocó un tiempo muerto de Pablo Pin. A la vuelta a la acción, el Breogán se puso en zona, que rompió Manu Rodríguez con un triple.

Un nuevo enganchón, en este caso entre Erik Quintela y Germán Martínez, subió la temperatura del choque en el tramo final del segundo cuarto. La acción se saldó con una técnica para el base lucense. El Granada supo manejar mejor la tensión que los lucenses en el tramo final, y al descanso se llegó con 39-41.

Sergi Quintela se convirtió en el protagonista del choque en el inicio del tercer cuarto, con acierto en ataque e intensidad en defensa. Así, el Breogán se puso con 51-43 tras un parcial de 12-2 que provocó el tiempo muerto de Pablo Pin.

Con los dos equipos sufriendo para anotar cada canasta, el último cuarto se llegó con 61-58

Una técnica a Sollazzo y una falta en ataque de Arco ayudaron al Granada a acercarse en el marcador ante un Breogán que no podía contar con los puntos de Larsen, incapaz de superar a Fall en el poste bajo. Un parcial de 2-9 metió de nuevo al Granada en el partido en el tramo final del tercer cuarto. Con los dos equipos sufriendo para anotar cada canasta, el último cuarto se llegó con 61-58.

El último cuarto empezó como el penúltimo, con Sergi Quintela liderando a un Breogán intenso y luchador, dominando el rebote, con Israel Gutiérrez como protagonista. De este modo, el Breogán se puso diez puntos arriba (70-60, m.32) y Pablo Pin se vio obligado a parar el encuentro y a llamar a filas a Bropleh.

El Granada apostó por una defensa zonal que el Breogán rompió con dos canastas fáciles (74-62, m.36). El cuadro celeste, que mandaba en el rebote, se cargó de faltas y eso lo aprovechó el Granada para anotar desde la línea de tiros libres. Poco a poco, castigando los errores locales, el cuadro andaluz se metió en el partido (76-71, m.37) y Epifanio llamó a filas a Larsen.

El aro se hizo pequeño para los jugadores del Breogán hasta que por fin Larsen superó a Fall para poner el 78-73 en el marcador. Christian Díaz falló un triple sin oposición que aclaró el triunfo del Breogán. Pero de nuevo apareció Bropleh para anotar un triple desde ocho metros (78-76). A falta de 23 segundos, Erik Quintela anotó uno de los dos tiros libres de que dispuso (79-76).

Así fue el final del partido: Tiempo muerto del Granada. Bropleh casi la pierde, pero el balón cae en manos de Costa, que anota de dos (79-78). Falta sobre Sergi Quintela a 6 segundos del final. Falta sobre Ahonen a 5 segundos. Mete los dos (81-78). Costa lanza desde medio campo y no anota. Gana el Breogán. Habrá finalísima.

La ficha
81. Río Breogán (24+15+22+20): Erik Quintela (10), Ahonen (2), Sollazzo (9), Kacinas (14), Larsen (12) -quinteto inicial-, Mateo Díaz (3), Arco (6), Aboubacar, Israel Gutiérrez (6), Iván Cruz (8) y Sergi Quintela (11).
78. Covirán Granada (19+22+17+20): Lluís Costa (10), Bropleh (21), Murphy (6), Martínez (2), Fall (5) -quinteto inicial-, Bortolussi, Rodríguez (3), Christian Díaz (22) e Iriarte (9).
Árbitros: García, Lizana y Langa.

 

81-78. El Río Breogán se gana el derecho a luchar por el ascenso en...
Comentarios