"Los socios del Athlétic querían savia nueva"

Carlos Escudero vive en Lugo desde hace 38 años pero es socio del club desde hace seis décadas. Su opción era Uriarte, el ganador
undefined
photo_camera Carlos Escudero, con una bufanda del Athlétic. XESÚS PONTE

Lucense de adopción pero bilbaíno de nacimiento y socio del Athlétic de Bilbao desde que tiene diez años. Carlos Escudero, ingeniero residente en Lugo desde hace casi cuatro décadas y recientemente jubilado, ha sido uno de los miles y miles de socios que han vivido con pasión unas elecciones decisivas en el futuro a corto plazo del club de su corazón.

Iñaki Arechabaleta, Ricardo Barkala y Jon Uriarte pelearon este viernes para tomar el testigo de Aitor Elizegi y una gestión, la de los últimos cuatro años, que no ha dejado satisfecho a nadie. La opción de Escudero fue en todo momento Uriarte, pese a los vaivenes que dio el candidato en los últimos días -tuvo que despedir a su director deportivo por una polémica en las redes sociales-, y lo era por ser un presidenciable "independiente que, a diferencia de Arechabaleta y Barkala, no parece tener, de momento, al PNV detrás".

Uriarte se impuso con autoridad en las elecciones -obtuvo casi un 50% de los votos y se quedó por delante de Arechabaleta, segundo, y Barkala, tercero- como anticipó Escudero, que tenía muy claro que ni siquiera la polémica del director deportivo dos días antes de los comicios le afectaría en el resultado final. "Los socios del Athlétic quieren savia nueva, un candidato diferente, joven y con una imagen distinta. Y en Bilbao somos todos directores deportivos, eso da igual. Por eso Uriarte era favorito y por eso ha ganado", asegura Escudero.

Socio del Athlétic desde 1962 -actualmente tiene el número 614-, Escudero recibió en 2013 la insignia de oro y diamantes del club por sus cinco décadas de fidelidad a los colores rojiblancos.

En estos 50 años, y pese a vivir la mayoría de ellos en Lugo por motivos laborales, no ha perdido ocasión de visitar el estadio de San Mamés -el nuevo y el antiguo-siempre que ha podido, de presenciar las finales que ha disputado su equipo en Copa del Rey y de, incluso, tener alguna que otra anécdota con jugadores del Athlétic ya retirados. "Ángel María Villar -expresidente de la Federación Española de Fútbol y exfutbolista del Athlétic- fue compañero mío de instituto y teníamos una buena amistad", recuerda. "Yo estudiaba en Madrid cuando se disputó la final de Copa de 1973 que jugaron el Athlétic y el Castellón y tuve la oportunidad de enseñar la ciudad por la noche a seis jugadores de aquella plantilla, que no sé cómo entraron en mi Renault R8", recuerda con cariño.

Tanto Escudero como su hijo son fanáticos del Athlétic y celebran no solo el triunfo de Uriarte, sino también el regreso de Ernesto Valverde al banquillo rojiblanco. "Nos gustaba Bielsa pero es un entrenador que desgasta demasiado al jugador. Nos lo pasamos muy bien con él dos años, pero Valverde es una opción mucho más segura, de proyecto", apunta un socio que reconoce estar "contento" con los resultados y con la llegada de un presidente "que nada se parece" a los anteriores.

Más en Deporte Local Lugo
Comentarios