Sergi García: "Hay que crecer en confianza; podemos dar mucho más"

El base es una voz autorizada para analizar la situación de su equipo del que dice que irá a más porque "somos jóvenes y la falta de experiencia se nota"
Sergi García conduce un ataque breoganista ante Adam Smith, del Surne Bilbao. XESÚS PONTE
photo_camera Sergi García conduce un ataque breoganista ante Adam Smith, del Surne Bilbao. XESÚS PONTE

Cuatro triunfos en nueve jornadas no es un mal balance para un equipo como el Río Breogán. De todas formas, tres derrotas consecutivas y un calendario muy exigente hasta el final de la primera vuelta puede generar cierta preocupación en el entorno del equipo. Sergi García lo tiene claro, no le asusta lo que viene, considera que su equipo está pagando la inexperiencia y que, sin duda, irá hacia arriba en juego y victorias.

Ante el Lenovo Tenerife su equipo no tuvo opciones en ningún momento. Fue una derrota dura, ¿no cree?No hay excusa. Desde el principio fueron superiores y nosotros quizás nos sentimos un poco por debajo de ellos. No hay más que eso. Fueron superiores y son actualmente el mejor equipo de la Liga. Nosotros tenemos que pasar página, recuperarnos de la derrota y pensar ya en el próximo encuentro.

El balance del Río Breogán, con cuatro triunfos, es bueno, pero encadenan tres derrotas y en los dos últimos partidos el nivel de juego no fue precisamente bueno. ¿Le preocupa?
A ver, es muy pronto para que se enciendan las alarmas. Hay que ir poco a poco. Ni caer en la euforia como cuando ganamos a Bilbao y en Manresa ni ahora en la depresión por haber perdido en un desplazamiento y en casa ante Valencia y Tenerife. Yo creo que el parón en la Liga por la disputa de las ventanas Fiba nos ha afectado porque rompió una buena dinámica que teníamos. Veníamos de ganar dos partidos importantes y competimos ante el Valencia. Ahora hemos perdido en las dos últimas jornadas ante equipos que van bien, que atraviesan por muy buen momento. Lo que tenemos que pensar es en el partido del domingo, en Girona, porque es un partido clave para nosotros. Insisto en que hay que olvidar el partido ante el Tenerife y centrarse en lo que viene.

Pero han quedado al descubierto algunas deficiencias que lastran las opciones de su equipo.
Cuando se pierde se ven todos los fallos y mucho más cuando pierdes con claridad como nos pasó a nosotros. En nuestra plantilla hay muchos jugadores jóvenes y muchos que son nuevos en esta Liga, que es la más complicada de Europa. Esto pasa factura. Creo que hay jugadores que ya están jugando bien y hay que intentar que todos estemos a ese nivel. Es evidente que no vamos sobrados de calidad como Tenerife, Unicaja o Valencia, por eso tenemos que ser un bloque, jugar como un equipo para sacar los partidos adelante.

Hay un aspecto del juego que está siendo claramente deficitario es el escaso acierto en los lanzamientos de tres. El Breogán es el único equipo de la Liga Endesa que no alcanza el 30% de aciertos.
Es cierto. Y tenemos buenos tiradores pero a veces tiramos en el límite de la posesión, otras no encontramos buenas posiciones. Hay que trabajar en esto, sobre todo en encontrar buenos tiros. Para mí el problema es que somos jóvenes y la falta de experiencia se nota, sobre todo cuando las cosas no salen bien. Pero no hay que obsesionarse, ni mucho menos, con esto.

Esta falta de acierto favorece a las defensas, es normal que se cierren y esto llega a anular otras posibilidades, porque se niegan los espacios y se limitan mucho las opciones  en el juego interior. Como base me imagino que todo esto complica mucho su trabajo a la hora de dirigir al equipo y de buscar las mejores opciones.
Es cierto. En esta competición se hace mucho scouting, nos conocen y buscan explotar nuestras limitaciones. Eso es evidente. Pero insisto que no hay que obsesionarse, es posible que haya jugadores a los que, por su falta de experiencia, les pueda afectar un poco más en la confianza pero no solo en el tiro de tres puntos; por ejemplo ante el Valencia, cuando fallamos fue en los tiros libres. Insisto, todo esto es cuestión de confianza. Nosotros somos un bloque totalmente nuevo y es difícil jugar fluido mientras no nos conocemos muy bien. En el Tenerife la mayor parte de sus jugadores llevan años jugando juntos. Hay que intentar mejorar en confianza porque esto será fundamental para que lleguen las victorias. No hay que ser pesimistas, hay equipo para mucho más. Y es cuestión de tiempo que se vayan solucionando esos problemas.

Y ahora llega, hasta el final de la primera vuelta, un tramo de calendario muy complicado con tres partidos en el Pazo, dos de ellos ante equipos de Euroliga, y cinco a domicilio. ¿Le preocupa?
Siempre pienso que todos los partidos son difíciles porque todos los equipos se han reforzado. Pero nosotros también podemos ganar a cualquiera. No me asusta el calendario. Y puede tener su parte buena. Ganando uno de esos partidos nuestra confianza subirá un cien por ciento y es lo que necesitamos. Todos los partidos  en esta competición hay que competirlos. Podemos dar mucho más. 

El Girona lleva dos triunfos, pero ya se ha enfrentado a los seis primeros clasificados...
Sí, la clasificación en este caso es engañosa, el Girona juega mucho mejor de lo que indica su puesto actual. Va a ser complicado. Jugamos en su cancha y ante una leyenda del baloncesto como es Marc Gasol. Nosotros sabemos que vamos a sufrir por dentro y por lo tanto hay que ayudar todos en este aspecto. Tenemos que limitar y corregir errores porque este partido es como una final si queremos estar en una zona tranquila.

¿Qué es lo que más le preocupa del equipo catalán?
Tienen jugadores con mucho talento y experiencia como Marc Gasol o  Quino Colom. Nosotros tenemos que preparar bien el partido y seguro que tendremos opciones para poder ganar un partido que es importante.

Comentarios