sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

La permanencia del Lugo en Segunda será una cuestión de fe

2021050213030071822
Pita, Barreiro y Valentín se acercan al árbitro tras el 2-2 a favor del Zaragoza. SEBAS SENANDE
El equipo rojiblanco cortó ante el Zaragoza la racha de seis derrotas seguidas y dos meses sin marcar más de un gol, pero el undécimo penalti del curso, los errores y la mala suerte le privaron del triunfo

El vestuario del Lugo no pierde la fe en la permanencia a Segunda División a pesar del mazazo de este viernes ante el Zaragoza (2-2), que le empató en el minuto 97 con un gol del portero argentino Cristian Álvarez.

"Estamos vivos", proclamó el técnico rojiblanco, Rubén Albés, tras levantarse de la silla de la sala de prensa del Ángel Carro, donde trasladó a los periodistas una lectura positiva del encuentro con el Zaragoza y criticó el arbitraje, con un penalti que estimó "dudoso" y una falta de Juanpe que consideró "inexistente" y supuso el origen de la igualada.

Albés lleva dos semanas en el cargo y desde el primer día ha hecho hincapié en el aspecto anímico del equipo, tocado por la caída libre que había iniciado con Mehdi Nafti y que se agravó con Luis César Sampedro. Anteayer dio la alternativa en la meta a Varo en lugar de Cantero, y justificó el cambio explicando que en dinámica negativa "hay que buscar modos de darle la vuelta" negando un mal rendimiento del meta navarro.

El equipo lucense promedia un punto por partido

Los lucenses llevan 15 encuentros sin ganar, pero al menos cortaron una serie de seis derrotas seguidas y volvieron a anotar más de un gol en un mismo partido casi dos meses después.

La victoria ante el Zaragoza habría dado oxígeno y habría metido de lleno en el lío al equipo maño, que se ponía a tres puntos de distancia de los rojiblancos, pero el gol del portero en la última acción del partido dejó todo como estaba y con una jornada menos. El Lugo, ahora, no tiene margen de error.

El equipo lucense promedia un punto por partido y necesita mejorar sus prestaciones con una serie de resultados similar a la que tuvo cuando llegó Nafti o la que firmó en los estertores del curso pasado con Juanfran, para salvarse.

Los errores y la mala suerte se han cebado con el equipo rojiblanco en un año en el que le han señalado once penaltis en contra en las 37 jornadas disputadas.

El equipo que dirige Albés ocupa el segundo puesto en esta fatídica estadística -solo por debajo del Las Palmas, con 12- y, además, ha visto un total de ocho rojas, quedándose en inferioridad en siete encuentros.

La permanencia del Lugo en Segunda será una cuestión de fe
Comentarios