martes. 07.12.2021 |
El tiempo
martes. 07.12.2021
El tiempo

Sebas Moyano, la alegría del debut soñado

Sebas Moyano celebra su gol ante el Amorebieta en Lezama. ADGMEDIA
Sebas Moyano celebra su gol ante el Amorebieta en Lezama. ADGMEDIA
Sebas Moyano, autor del 1-3 ante el Amorebieta, es el octavo jugador del Lugo en Segunda que marca en su debut. El delantero deja atrás sus lesiones, las cesiones y su extraña salida del Córdoba

Lesiones, cesiones, fichajes en diferido, periodos de prueba... El camino de Sebas Moyano (24 años) ha sido demasiado tortuoso para debutar con el Lugo. Lo hizo en Lezama, con triunfo ante el Amorebieta (1-3), con un gol —el octavo jugador del Lugo que marca en su debut como rojiblanco en Segunda División— y con buenas sensaciones tras varios años con demasiadas turbulencias.

Esa alegría a la primera la tuvieron también Moctar El Hacen (temporada 2019-20), José Carlos Lazo (2018-19), Toni Martínez (2018-19), Mario Barco (2017-18), Alfonso Pedraza (2016-17), Abel Molinero (2015-16) e Israel Puerto (2014-15). Todos marcaron en su primer duelo oficial con el Lugo.

El abrazo colectivo de toda la plantilla desplazada al estadio vizcaíno a Moyano cuando finalizó un contragolpe mostró la empatía de sus compañeros con un jugador que quiere dejar atrás los problemas del pasado.

"Como se vio en el gol, este equipo es una gran familia" (Sebas Moyano)

"Como se vio en el gol, este equipo es una familia. Me han hecho sentir desde el primer día como uno más y se lo agradezco mucho. Todo esto es gracias a ellos. Me han ayudado a crecer y les agradezco que hayan celebrado el gol conmigo", indicó Moyano tras el duelo ante el Amorebieta.

Su llegada al conjunto lucense no fue sencilla. Moyano fue parte de una operación en verano de 2019 con su club de formación, el Córdoba, en la que ejerció de garante de un préstamo de 250.000 euros del presidente, Tino Saqués, al entonces mandatario del club califal, Jesús León. Aquel acuerdo incluía una cláusula por la que el Lugo se hacía con Moyano a cambio de 25.000 euros y el futbolista se incorporaría el 1 de julio de 2020 al club del Ángel Carro.

Tras un año en el limbo de El Arcángel, Sebas Moyano llegó en septiembre de 2020 oficialmente al club. Sin embargo, no convenció a Juanfran ni a Nafti y salió, en noviembre del año pasado, al Ebro, de Segunda B, donde disputó 23 partidos —13 como titular—, en los que anotó tres goles.

Regresó a la disciplina del Lugo en julio, pero una lesión en su rodilla izquierda lo tuvo tres meses de baja. No fue la primera vez que tenía una dolencia de este tipo, ya que se rompió el menisco externo de la misma rodilla en 2016.

"La lesión la tengo olvidada. Intenté hacer todo lo que me decía el míster: estar atento a las segundas jugadas y correr al espacio. Al final el gol viene de una jugada que se despeja y estoy listo y rápido y con muy buenas sensaciones", dijo.

Sebas Moyano, la alegría del debut soñado
Comentarios