Lunes. 20.08.2018 |
El tiempo
Lunes. 20.08.2018
El tiempo

Se hace camino al jugar

Úriz, en el partido contra el Valladolid. J.VÁZQUEZ
Úriz, en el partido contra el Valladolid. J.VÁZQUEZ

El base del Breogán Ricardo Úriz ve normal que el entorno tenga "ilusión" por el final de temporada pero pide a la gente "valorar todo lo que se está haciendo" y "disfrutar" en el Pazo

Deleitarse con el camino. Aprovechar el viaje. Ni cuentas, ni objetivos, ni números, ni prisas. El base del Breogán Ricardo Úriz lo tiene claro: lo esencial es "disfrutar".

"Yo entiendo a la gente o a los periodistas, que tengan la ilusión de que todo termine lo antes y lo mejor posible. Pero no. Vamos a disfrutar con lo que tenemos, con lo que estamos haciendo. Es para valorarlo, estar contentos y venir el sábado al Pazo a disfrutar. Vamos a pensar en eso. Dejar de pensar e cuentas de la lechera. La verdad es que estoy un poco hasta la coronilla de estos temas. Quiero que se entienda que esto son 34 jornadas y al final se verá dónde estamos", aseguró el navarro.

Úriz se mostró satisfecho por cómo el equipo respondió ante el arrollador inicio del Cáceres en el último encuentro de liga: "El partido empezó con un acierto terrible por su parte. Nos recompusimos bien, yen los tres cuartos siguientes el equipo se vino arriba. Apretamos líneas de pase y conseguimos una victoria muy importante".

El base breoganista advirtió de la peligrosidad del Melilla, rival del Breogán el próximo sábado (19.15 horas) en el Pazo: "Es un partido difícil. Nos vamos a enfrentar a una de las plantillas más poderosas de la competición. Si queremos seguir en esta buena dinámica tendremos que apretar mucho atrás e intentar marcar nuestro ritmo de juego. Que no se sientan cómodos. Tienen jugadores muy importantes y no podemos dejarlos jugar poque tienen mucho talento", contó el jugador.

Úriz cree que el equipo lucense todavía tiene mucho margen de mejora: "Siempre se puede mejorar. el equipo tiene un margen de mejora muy grande, está claro que no podemos acertar en todo. Es baloncesto, hay errores y cosas buenas que haces", añadió.

El deportista navarro, que atraviesa uno de sus mejores momentos a nivel individual de toda la temporada, aseguró que lo único que le importa sobre la pista es que "el equipo funcione": "Noto la confianza que se tiene en mi juego. Intento ayudar, aportar mi granito de arena. Es cierto que llevo algún partido bueo, pero lo importante, y como base, es que el equipo funcione. Estoy contento como está mi situación personal y de equipo, vamos a seguir e intentar terminar lo mejor posible", afirmó.

El breoganista considera ridículo hablar de presión: "¿Presión? ¿Qué presión? Presión es tener tres hijos, estar en el paro y no poder darles de comer. Eso es presión. Pero... ¿ir de primeros y disfrutar de lo que hacemos? Eso no es presión", afirmó el jugador del equipo lucense.

Se hace camino al jugar