lunes. 01.03.2021 |
El tiempo
lunes. 01.03.2021
El tiempo

HUGO RAMA

"La salida de Juanfran nos jodió, pero Nafti nos enganchó desde la primera charla"

Hugo Rama, en el campo de O Ceao. VICTORIA RODRÍGUEZ
Hugo Rama, en el campo de O Ceao. VICTORIA RODRÍGUEZ
Hugo Rama vuelve a sentirse futbolista de élite un año y medio después de su grave lesión de rodilla. El compostelano ha convencido a Nafti a base de goles, trabajo, calidad y una alta confianza en sí mismo.

Hugo Rama vuelve a sentirse el Hugo Rama que brilló en el Mirandés. El compostelano es indiscutible en el Club Deportivo Lugo y, pese a su juventud, es una de las figuras clave en un vestuario que ha vivido un año inolvidable.

Es, sin duda, su mejor momento en el CD Lugo. ¿Cómo se encuentra a nivel individual?

Me encuentro bien. La verdad que cómodo, espero todavía dar más, porque al final, cuando uno tiene esa continuidad necesaria siempre crece y creo que me queda bastante por dar. 

¿Ha quedado atrás aquella rotura de ligamento en la fase de ascenso con el Mirandés? ¿Fue en el disparo o en la celebración?

En el disparo ya no noto algo, pero ya venía con la rodilla mal. Hice un viaje con mi novia, un mes antes de esa fase de ascenso, y recuerdo días que le decía que me dolía la rodilla. Fue un poco por desgaste y al final en ese partido noté algo en el disparo, en la celebración al caer volví a sentir algo y ya tuve que parar llegando al descanso porque noté algo muy raro, no fue un chasquido, pero tuve que parar. 

Hay futbolistas que enfocan estos largos periodos de lesión en aprender otras aptitudes. ¿Fue su caso?

Todos te dicen te va a hacer más fuerte, que vas a volver mejor que nunca, que son seis meses…pero una vez que te pasa es durísimo, muchas veces estás solo porque tus compañeros están en el campo y tu en el gimnasio y te sientes solo. Es verdad que de cabeza te hace crecer muchísimo y te permite afrontar las cosas. Cuando uno es suplente o está en la grada, el poder estar disponible es algo que valorás más. 

"En Miranda ya sentí desde el principio que estaba en el sitio correcto para lanzar mi carrera hacia arriba"

¿En qué aprovechó el tiempo? 

Sobre todo para aprender a valorar esas cosas, aprender a ver a los compañeros que se enfadaban por ir a la grada, ver a compañeros jodidos por romperse un isquio y decir, joder, lo que daría yo por romperme un isquio y no la rodilla. Y sobre todo para estar con mi familia. Llevaba un año fuera en Miranda, sin mi novia y mi familia. Me compré un perro y pasé muchísimo tiempo en casa, con los míos, que son los que más sufrieron y los que más fuerza me dieron para salir de esta.

Ha pasado por la cantera del Deportivo, Cerceda, Mirandés y Lugo. ¿En qué ha cambiado como futbolista?

En el Dépor creo que, sinceramente, las oportunidades que dieron a otra gente, no de la casa, no fueron las correctas. Cuando voy a Cerceda, con mi representante decidimos que es ahora o nunca, que hay que dar un paso adelante porque todo pasa muy rápido. Aunque es un año complicado, porque descendemos, estoy mejor, pero en Miranda ya sentí desde el principio que estaba en el sitio correcto para lanzar mi carrera hacia arriba. Tanto el míster como el director deportivo confiaron mucho en mí, me dieron los galones necesarios para ser importante en un equipo que solo quería ascender. Al final eso te hace crecer, saber que tienes que ganarte los partidos, ser decisivo e importante y por eso creo que ese año es tan bueno. Me lesiono en la fase de ascenso, en mi mejor momento. Tenía unas ganas locas de jugar en Segunda, de volver al Lugo, porque el club siempre estuvo en contacto conmigo, en la renovación del contrato aun estando lesionado. Tenía muchas ganas de demostrar en Segunda pero hubo que esperar más de un año.  

Lleva tres goles, números que apuntan a los conseguidos en el Mirandés. ¿El reto es volver a esa versión? 

Sí, al final las oportunidades en Segunda son menos. El otro día tiré una al larguero y es una de las pocas que tenemos en la primera parte. Me gustaría marcar más, claro, pero hay menos ocasiones en esta categoría.  

La lesión le frenó, pero ¿se siente otra vez ese jugador?

Sí, eso es. La verdad que sí, me siento bien, estoy bien en el campo. Me gustaría ser mucho más constante en el juego, pero ya sabemos cómo es la Segunda, hay momentos en que no ves la pelota y cuesta. Pero sí, me siento bien y con ganas de seguir creciendo. 

Es indiscutible para Nafti. ¿Siente esa importancia? 

Me siento importante pero como todos mis compañeros. Conociendo a Nafti, el que baje un poco se va al banquillo o la grada, y lo sabemos los que estamos participando más. Hay que dar el mejor nivel porque hay gente que aprieta.

¿Marcar o asistir?

Como todo futbolista, marcar es lo más bonito que hay, pero asistir es verdad que la alegría del compañero que mete se contagia. 

_VIL3020¿Cómo ve al equipo, ahora que ha terminado la primera vuelta?

Los primeros cinco partidos con Juanfran no encontrábamos la forma de hacer daño al rival, un estilo propio. La victoria en Leganés es buena, pero llega con dos jugadas de alguien diferencial como Gerard Valentín, que es una locura, pero no podemos depender solo de que ‘Geri’ esté bien un día y nos gane el partido. Sí que con Nafti, desde que llegó, dejó muy claro lo que quería, cómo quería que estuviésemos en el campo, tanto en defensa como en ataque, y las seis jornadas seguidas sin perder nos dio mucha fuerza para afrontar lo demás. Al final estás ganando y crees que nada se acaba, pero la Segunda es muy difícil. Sabemos que vamos a sufrir, pero con este estilo sabemos que podemos hacer daño a cualquiera.  

La temporada empezó de manera muy irregular después de una salvación milagrosa. ¿Por qué ese cambio?

En el tramo final de la temporada pasada la gente estaba muy bloqueada mentalmente. Ya no era un estilo u otro, individualmente la gente estaba bloqueada. Tenemos mucho que agradecer en Lugo a Juanfran, con él sí que nos sentimos cómodos, te transmite mucha tranquilidad, es como tener un compañero más. Al final eso, y la ayuda de Adrián, el segundo, para afrontar esos últimos partidos vino genial. El principio de esta temporada no tiene culpa Juanfran ni Adri. Los jugadores no dábamos lo que teníamos que dar, lo del estilo hubo que enfocarlo de otra manera pero no nos encontrábamos bien en el campo y son decisiones que no tomamos nosotros.

Llega Nafti y el equipo pasa de tres derrotas seguidas a ganar tres partidos y no perder durante seis jornadas. ¿Qué pasó en esos días entre que se va Juanfran y llega Nafti?

Nos quedamos muy jodidos con la marcha de Juanfran, porque sentíamos una conexión con él muy buena. Nafti en la primera charla nos dijo unas palabras muy bonitas sobre los cambios de entrenadores que nos enganchó a todos. Vino tres días antes de Castellón y fue la primera victoria. Fue eso, el crear nuestro estilo, guste más o menos es efectivo.  

"Cuando juegas no piensas en marcar, pero en el momento en que lo haces te quedas liberadísimo"

¿Qué dijo Nafti en esa primera charla?

Se puso en la piel de Juanfran, dijo que a nadie le gusta que se vaya un entrenador, que conocía la conexión que teníamos con él. Se puso en su piel y nos pidió que esa sintonía también sea buena. Y creo que cuando nos dice que se pone en la piel del que se va, y la verdad es que se le veía jodido porque es un compañero de trabajo, por eso nos sentimos bien con él. 

¿Tanto influye lo mental? ¿Qué ha hecho; charlas, sinceridad, cohesión de grupo... clave de su gestión?

Un futbolista, por muy bueno que sea, si mentalmente no está liberado, cómodo, es imposible que rinda. Puede dejar destellos, pero es imposible que mantenga la continuidad. 

¿Cuál ha sido el mejor momento de la temporada?

A nivel grupal esas tres primeras victorias con Nafti, porque veníamos de una racha muy mala, del cambio de entrenador…eso es lo más bonito en un grupo, comprobar que podíamos hacer las cosas mejor. Fue un momento buenísimo en el grupo.  

¿Y para usted?

El gol contra el Girona. Cuando lo celebré me sentí liberado, por fin volvía a marcar en un partido de Liga, lo necesitaba. Cuando juegas no piensas en marcar, pero en el momento en que lo haces te quedas liberadísimo. Piensas muchas cosas y estaba muy feliz. Fue un punto de inflexión, me hizo saber que estaba de vuelta de verdad, que estaba bien, que volvía a sentirme yo. 

¿El peor? 

Grupal el día que Juanfran se despide. Sin duda, porque él como Adrián…veías las caras de todos los futbolistas, los del filial…fue un día muy jodido. 

_VIL3097¿Qué es más complicado para el jugador? ¿Ser un equipo defensivo, que arriesga poco, o ser un equipo alegre, que arriesga y se expone?

Para el jugador es más bonito tener siempre la pelota, ser protagonista y atacar, pero sabemos de nuestras limitaciones, dónde estamos y lo que queremos. No nos podemos exponer 90 minutos con la pelota. Con este estilo nos sentimos cómodos, no sufrimos tanto atrás, y guste más o menos, tenemos ocasiones y estamos siempre cerca de ganar los partidos. 

Hace tiempo dijo que tenía una espina clavada de no triunfar en el Deportivo.

No es tanto que me gustaría estar en el Dépor. Al final es que sí creía que podía haber triunfado allí, pero había gente que era más importante que yo y yo no lo veía así. Por eso lo de la espinita, pero nada más. Al final estoy aquí, en la Liga profesional, que es lo que buscaba, y el momento a todo el mundo le llega. El que lo busca, lo encuentra. 

¿Cómo se lleva en el vestuario lo de no visitar Riazor este año? ¿Alguna broma dentro del vestuario?

La verdad que pasamos bastante. No es competencia nuestra, está en Segunda B, ojalá vuelva a Segunda porque como gallego me gustaría tener a los tres equipos en Primera, pero a ningún compañero le importa que estén en Segunda B. 

Los aficionados, en general, no disfrutan los partidos sin público por la tele. ¿Al jugador le afecta ese silencio en los campos?

En la vida te adaptas a todo, pero ni ellos disfrutan ni nosotros lo disfrutamos igual que si estuviesen en el campo. Marcas un gol y no sientes nada, sientes la megafonía, a tus compañeros y a los que calientan, pero no se parece ni un poco a lo que era antes. Es más complicado jugar así, el nivel de concentración es más complicado alcanzarlo sin gente. La gente te mete en el partido, si estás mal te pitan, si estás bien se vienen arriba. Se nota, sobre todo en que todos los partidos son muy igualados. También en Primera, todo se iguala, el Barça y el Madrid se igualan cada día más. Y tiene mucho que ver que no haya público. 

¿Recuerda el fútbol de antes?

Se recuerda pero se siente lejano. No pude disfrutar de nuestra afición, porque no participaba todavía. Me jode mucho no tener público en el Anxo Carro. No valoramos que haya gente, es todo muy raro y esperemos que por el bien de todos se arregle todo. 

¿Qué le diría a los aficionados? ¿Hay más confianza y tranquilidad este año?

Confianza sí pero tranquilidad no, porque el año pasado, y el anterior aunque estaba en Miranda, sufrí desde allá y el año pasado en primera persona. Y es muy jodido, solo pensamos en que no vuelva a pasar, no llegar al final con el agua al cuello, se pasa horrible, son días muy malos. El bloqueo mental…no es lo mismo en mitad de tabla que estar abajo. 

¿Lleva la cuenta de las PCR que ha pasado?

Puff, la verdad es que sí, ni sé las que llevaremos. El palito molesta, pero es por nuestro bien, por el de la Liga, pero ya no molesta tanto como al principio. 

Se echa de menos la llegada al campo, el vestuario antes del partido, el calor de la gente…

Echamos mucho de menos el poder chocarle la mano a alguien antes de entrar al estadio. La gente sigue viniendo pero con las restricciones no nos podemos acercar, no podemos dar camisetas, no podemos tener contacto con la afición. Y en el vestuario tienes dos minutos para cambiarte, tienes que estar muy concentrado para salir a tope porque con estas nuevas formas de vivir es complicado.

"De sentarme a ver a alguien, me siento a ver a River Plate" 

Fuera de España, ¿qué equipos sigue?

De sentarme a ver a alguien, me siento a ver a River Plate.  

¿Sufrió en la semifinal de la Libertadores del pasado martes?

Bueno, el fútbol es así pero el equipo lo dio todo. Tuvo expulsiones en la ida y en la vuetla, pero nunca se rinde y siempre da la cara. Siempre intento verlo, es verdad que hay días que es imposible porque los canales es difícil cogerlos, pero la familia de Argentina me da las claves y a veces puedo, y sobre todo por el horario (risas). Y sí, veo fútbol pero no soy un adicto. Me gusta ver a amigos, veo más Tercera y Segunda B que Primera. 

¿Se fija en algún jugador especial? 

Desde hace unos años me encanta Iago Aspas por todo lo que hace. No está en un equipo puntero de la Liga, pero cuando está se nota muchísimo, hace crecer a los compañeros. Es lo que todo el mundo busca ser, alguien súper importante y que todo lo bueno que le está pasando es porque el que lo busca lo encuentra. Da gusto verle jugar. 

Decía Nafti que se veía representado en el Atleti. ¿Cómo ve la Liga, es del Atleti?

Por la igualdad, y a pesar de que tienen dos partidos menos, va a estar igualada y dará muchas vueltas. 

¿A qué dedica el tiempo libre?

Desde que tengo a mis perros estoy mucho tiempo con ellos en casa, con mi novia, paseos que duran toda la tarde. Me gusta estar con ellos y con algún que otro compañero, como Diego o Gerard. Pasamos mucho tiempo juntos pero poco más se puede hacer. 

Tiene afición por la moda y por los cambios de look. ¿Lo sigue mucho?

Me gusta saber lo que se lleva, lo que no, pero no soy un friki de la moda. Lo mismo que mi novia, nos gusta a los dos. Me gusta cambiar de look, no por llamar la atención, solo por probar cosas. 

¿Es de Netflix? ¿Más de series o de películas?

Sobre todo de acción. No veo mucha comedia ni dramas. Películas o series de acción. Estoy viendo 'Unabomber', basada en hechos reales. La estoy acabando y me gusta mucho. 

Tiene 24 años, ¿Sigues Twitch? ¿Ibai con el Kun?

Lo sigo, sobre todo al Kun al principio cuando empezó. Pero no soy mucho de jugar a la Play o al ordenador. Estamos en casa y como vivo con mi novia está la cosa jodida para jugar a la Play (risas). 

No le vamos a ver haciendo streamings como Agüero, con la silla de gamer, con el set-up…

El material lo tengo, lo que me falla es la compañía. Es mejor ver una película tranquilo que meterme en la habitación y escuchar cosas por detrás (risas). 

¿Qué zona de Lugo disfruta más?

Me encanta Lugo. Es un sitio perfecto, no es muy grande, tiene de todo, restaurantes geniales, tiendas, centro comercial con cines muy buenos, tienes río. Para pasear a los perros trato de ir al río para que estén sueltos…vivo a las afueras, no voy tanto al centro como antes pero me encanta para vivir y sobre todo para comer. 

Contrato hasta 2022. ¿Continuar o buscar horizontes?

Tengo esa continuidad ahora. No veo más allá de hacer una buena segunda vuelta, de seguir creciendo individualmente y en verano se verá, pero estoy súper cómodo y muy asentado aquí ahora mismo.

"La salida de Juanfran nos jodió, pero Nafti nos enganchó desde la...
Comentarios