jueves. 21.10.2021 |
El tiempo
jueves. 21.10.2021
El tiempo

Un rival por construir

Chris Ramos celebra un tanto ante el Girona la pasada campaña. XESÚS PONTE
Chris Ramos celebra un tanto ante el Girona la pasada campaña. XESÚS PONTE
El Lugo, reconocible en su juego, jugará este sábado ante un Girona irregular sobre el verde

Peligro atrás. Oportunidad delante. El CD Lugo afrontará este sábado (16.00 horas) bajo este mantra un duelo para mantenerse fuera del descenso ante un rival, el Girona, que se ha colgado del cuello el cartel de decepción inicial. El conjunto catalán, que partía entre los favoritos a la parte noble, se encuentra entre los cuatro peores de la competición.

Mientras el Lugo consolida una personalidad propia, identificada con un juego sólido, el desequilibrio individual, la velocidad a la contra y el juego directo sobre un punta fijo, el Girona todavía debe crear la suya.

El conjunto lucense mantuvo a su entrenador en verano. El viento de popa de la salvación permitió a Rubén Albés renovar por méritos propios. Lo hizo con un modelo de juego que mantiene en su esencia y con un dibujo claro de tres centrales y dos carrileros en fase defensiva y de un pivote con cuatro jugadores por delante más el punta boya en la ofensiva.

El Girona estrena banquillo con la llegada de Miguel Ángel Muñoz, Míchel. El madrileño suplió a un Francisco que se quedó a un paso del ascenso al caer ante el Rayo en el último partido del play off.

Con Míchel, el conjunto gerundense ha demostrado estar aún en pañales y la irregularidad es la marca de la casa en Montilivi.

Débil atrás, con una defensa que concede oportunidades a sus rivales a pesar de no haber encajado más que ocho goles, tiene en la falta de acierto en la punta del ataque otra de sus características.

Solo seis tantos han marcado los gerundenses, a pesar de tener un buen arsenal y un plan de ataque que se basa en la pelota y en acelerar el juego en tres cuartos.

La defensa del Lugo tendrá que estar atenta frente a una ofensiva que se mueve con una buena concentración de jugadores.

Míchel ha propuesto varios dibujos, incluso durante un mismo partido. Ha probado el 4-1-4-1, con un pivote, Aleix García, dos volantes, Ramón Terrats y Borja García, dos extremos que caen de fuera hacia dentro para finalizar —Baena y Sarmiento— y laterales profundos como son Jairo y Arnau para surtir balones a Stuani.

Es clave la posición de Borja García, quien es el gran acelerador del juego y que ayuda en la presión a Stuani.

Ese sistema ofensivo puede pasar a un 4-4-2 con la incorporación arriba de García o de Samu Saiz, más cercano al punta uruguayo. Sin embargo, el ataque rojiblanco tendrá una oportunidad ante una defensa que se ha mostrado débil por dentro, con Juanpe y Bernardo sufriendo la entrada de puntas inteligentes, y con la opción de llegar por los costados con balones a la espalda de sus laterales, que a menudo conceden espacios por su vocación ofensiva.

Plantilla. El Lugo, pendiente del estado físico de Manu Barreiro
El técnico del Lugo, Rubén Albés, está pendiente de la gravedad de la lesión de Manu Barreiro para ver si el punta compostelano está disponible para jugar ante el Girona este sábado en el Ángel Carro. Barreiro se retiró lesionado en su pierna izquierda en el partido del domingo ante el Leganés en Butarque.

Jaume Cuéllar, baja
El que no estará ante el Girona en el Ángel Carro será el extremo izquierdo Jaume Cuéllar, convocado con la selección de Bolivia para disputar los partidos de clasificación para el Mundial de Catar 2022 ante Ecuador, Perú y Paraguay.

Un rival por construir
Comentarios