domingo. 27.09.2020 |
El tiempo
domingo. 27.09.2020
El tiempo

EL RIVAL 🏀 Año I después de Norel

El entrenador del Delteco GBC, Sergio Valdeolmillos. FERNANDO GALINDO (EFE)
El entrenador del Delteco GBC, Sergio Valdeolmillos. FERNANDO GALINDO (EFE)

Toca sufrir después de una campaña exitosa con el holandés y Fisac

EL DELTECO Gipuzkoa Básket vive su undécima temporada en ACB con uno de los presupuestos más bajos de la categoría, ocho caras nuevas y la incertidumbre sobre su futuro, ya que es el colista de la categoría.

El lavado de cara de los donostiarras fue importante en verano. Perdió a su entrenador Porfi Fisac (Tecnyconta Zaragoza) y confió en alguien como Sergio Valdeolmillos para un nuevo proyecto que afronta sin algunas de sus figuras de la pasada campaña como Henk Norel, el más valorado de la competición, Daniel Clark o el nigeriano Danny Abgelese.

La salida de Fisac, un referente durante cinco temporadas en varias etapas es quizás la más importante por el valor añadido que aportaba el preparador segoviano a nivel motivador y de conexión con una grada que le adoraba.

Mientras, Norel fue el auténtico líder en pista del equipo. Su primera vuelta fue espectacular en números y la segunda, ya con limitación de minutos por los problemas físicos, bajó en números, pero no en incidencia. Lo iban a echar de menos y vaya si lo están echando de menos. Faltan el arquitecto y el obrero más brillante y listo.

El Delteco GBC mantiene a jugadores que ya tuvieron una actuación destacada tras su último retorno a la ACB hace 12 meses, como Dani Pérez, Fede Van Lacke, Miquel Salvó y los jóvenes guipuzcoanos, Xabi Oroz y Gaizka Maiza.

La lista de refuerzos es amplia con el americano Garret Nevels, uno de sus líderes, Mouhamed Barro (Senegal) Byascheslav Bobrov (Ucrania), Beka Burjanadze (Georgia), Blagota Sekulic (Montenegro), el base Jorge Gutiérrez (México) y el balear Alberto Corbacho, uno de sus estiletes ofensivos desde la línea de tres puntos.

Las dudas sobre el rendimiento de esta plantilla no se despejaron durante la pretemporada, ya que alternó partidos bien competidos con decepciones. Una vez comenzada la temporada, el equipo está instalado desde el inicio en los últimos puestos de la clasificación y aunque compitió en varios encuentros, solo fue capaz de conseguir tres victorias por el momento.

Lo mejor de este proyecto es que son conscientes de que iba a tocar sufrir y nos lo coge por sorpresa, pero la añoranza del pasado reciente es grande y su huella tarda tiempo en desaparecer. Tocará sufrir y luchar mucho.

EL RIVAL 🏀 Año I después de Norel
Comentarios