El Río Breogán trabaja en la continuidad de Justin Anderson

El estadounidense, con contrato hasta el 24 de diciembre, le cambió la cara al equipo desde su llegada a Lugo gracias a su espíritu aguerrido

Anderson lanza a canasta ante el Zaragoza. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Anderson lanza a canasta ante el Zaragoza. VICTORIA RODRÍGUEZ

El Río Breogán trabaja para que el estadounidense Justin Anderson continúe vinculado a la disciplina del equipo hasta el final de la presente temporada, según se confirmó desde el club celeste. De hecho, ya empezó a hablar hace tiempo con la agencia Octagon, que representa al jugador, para ampliar su contrato. "Es un proceso largo", se afirma desde la entidad breoganista.

Anderson arribó a Lugo para cubrir la baja definitiva del griego Dimitrios Agravanis, que a su vez había aterrizado en el Breogán por el lesionado de larga duración Toni Nakic. El ala-pívot croata se dañó en el menisco capsular de la rodilla izquierda durante un entrenamiento el día 28 de agosto y, posteriormente, fue sometido a cirugía artroscópica. La vuelta a las canchas de Nakic, si no hubiese contratiempos, sería al final de este año o al principio de siguiente. Por este motivo, el contrato temporal de Anderson finaliza el 24 de diciembre, el día después del encuentro Breogán-Obradoiro en el Pazo dos Deportes.

El jugador de Virginia le cambió la cara al equipo en todos los ámbitos desde su llegada. Deportivamente, más allá de las estadísticas —Anderson promedia 10,3 puntos, 2,3 rebotes, 2 asistencias, 0,8 tapones y 8,3 créditos de valoración en los cuatro partidos que ha disputado—, su capacidad de liderazgo en la pista y su espíritu aguerrido han contagiado al resto de la plantilla. "Cuando el estadounidense llegó, el equipo estaba triste trabajando, atravesando por una mala racha. Él fue muy importante para que diera un salto hacia adelante", se reitera desde el club lucense.

Además, los resultados desde que el exNBA juega en el Breogán así lo lo avalan. Consiguió la victoria en dos de los cuatro encuentros que disputó en la Liga Endesa —ante Joventut y Zaragoza— y en uno de los dos correspondientes a la BCL —ante el Hapoel Holon—.

El interrogante que surge es el siguiente: ¿y cuando Nakic retorne, qué pasará? Desde la entidad celeste se apuesta por ir paso a paso y no precipitarse. "En la plantilla todavía podrían surgir otro tipo de eventualidades y se actuaría en consecuencia. Es prematuro hablar de esto". Anderson reconoció durante su presentación oficial la semana pasada que está "feliz" tanto en el club como en la ciudad y con los aficionados. Este podría ser un factor decisivo; un club humilde como el Breogán no puede competir económicamente para intentar retener a sus jugadores franquicia. Aconteció con Musa, Bell-Haynes, Kalinoski,  Hollatz, Happ...

El equipo ha progresado en los últimos choques que ha disputado. Se nota que, una vez superado el episodio de las lesiones, el conjunto se ha ido acoplando mejor y que los roles de cada jugador están más definidos en el seno de la plantilla. Aun así, tal y como anunció el técnico Veljko Mrsic recientemente, "todavía se puede mejorar mucho". 

Conner Frankamp, el propio Justin Anderson y Mouhamet Diouf no realizaron la pretemporada con el conjunto breoganista y los parones de algunos jugadores por lesión —Sergi García y Anthony Polite— han contribuido a que el acoplamiento —ya difícil de por sí en una plantilla con tantas caras nuevas— sea mucho más complejo.

El caso de Polite es el paradigma de la mala fortuna. Se lesionó en un aductor, pero arrastraba también molestias en una rodilla y en la fascia de un pie. El club confía plenamente en el escolta suizo, al que ve implicado con el equipo, pero que todavía está en proceso de recuperación. El tipo de características del propio jugador —muy activo en defensa y en el rebote, buen penetrador y con capacidad de jugar a campo abierto— salen a relucir sobre todo cuando está bien físicamente .

El propio Polite, junto a Rudan y Sajus han de dar un paso adelante, se mantiene desde el club lucense, porque la competencia para jugar en la plantilla, ahora que está al completo, es grande. Y este es un dato positivo para el Breogán después de tantas semanas con el equipo diezmado.

Y mientras, al horizonte, aparece un reto supremo para el equipo celeste. Y es que el Real Madrid, el próximo rival del Breogán (domingo 3, 12.30 horas, Wizink Center de Madrid) es el equipo más en forma de Europa en este comienzo de curso. En la ACB solo ha perdido un partido —ante Unicaja— de los once que disputó. En la Euroliga se mantiene invicto después de diez jornadas. Por ende, lidera ambas competiciones. 

Pese a la extrema dificultad que entraña el choque para el conjunto de Veljko Mrsic, el momento para disputarlo parece idóneo. El Madrid jugó ayer ante el Maccabi en Belgrado y mañana lo hará contra el Fenerbahçe en Estambul. El domingo 3, como está referido, recibirá al Breogán en la Liga Endesa, pero la próxima semana disputará de nuevo en la competición continental dos choques fuera, ambos en Atenas: el martes ante el Olympiacos y el jueves contra el Panathinaikos.

La entrada de la fundación da flexibilidad para elegir al nuevo presidente 

La elección de la Fundación Breogán como miembro del consejo de administración del CB Breogán SAD abre un abanico de posibilidades hasta la fecha inexistentes a la hora de elegir el nuevo presidente del conjunto celeste.  La fundación, el nuevo consejero del club, es un ente jurídico con personalidad propia, pero necesitará designar a una persona física que lo represente en el consejo del Breogán.

Es decir, la fundación —cuyo director es Salva Arco—escogerá un comisionado a los meros efectos de ser miembro del susodicho consejo de administración de la sociedad breoganista. Esta persona no tendría por qué estar vinculada siquiera a la propia fundación. La flexibilidad es infinita; podría ser cualquiera. 

En la actualidad, la Fundación Breogán, tras la renuncia también de José Antonio Caneda a la vicepresidencia del ente, tiene tres patronos: Narciso Fernández, presidente; Alfonso Orol, secretario; y Carmen Lence, vocal. Si no se incorporan nuevos sujetos a la directiva de la fundación, sobre ellos tres recaería la tarea de elegir el representante referido con anterioridad.

El patronato, además, podría decidir la temporalidad en el cargo del delegado escogido o incluso que este puesto fuese rotatorio entre varias personas. El nuevo consejo de administración del CB Breogán se reunirá en los próximos días y los interrogantes quedarán resueltos.

Sea como fuere, la estructura del CB Breogán SAD, que el consejo considera que tan bien ha funcionado hasta el momento, no será modificada casi con toda probabilidad. Esto es, el consejo de administración marca las políticas a seguir por el club; el director general las ejecuta con un asesor para los parámetros económicos y la implicación del entrenador en las cuestiones deportivas —incluida la política de fichajes—; el presidente representa a la entidad; y el secretario da fe de todo. 

Momo Diouf no jugará durante dos o tres semanas
El pívot Mouhamet Diouf se encuentra en Italia para estar unos días con su familia, con el permiso del Río Breogán, aprovechando el parón en su actividad que ya estaba previsto desde hace un tiempo. El italiano estará sin jugar entre dos y tres semanas, ya que arrastra molestias en sus rodillas, que requieren de ciertos tratamientos y cuidados, como potenciar la musculatura en esa zona.

Pretemporada
Momo Diouf no hizo la pretemporada con el resto de la plantilla porque participó en el Mundial de Filipinas, Japón e Indonesia que finalizó el 10 de septiembre. El pívot, tras acabar la temporada con el Pallacanestro Reggiana en la Lega A italiana, se incorporó a la disciplina de la selección transalpina para disputar primero las fases previas del Mundial y, como se referenció, la fase final.

Terapia
El tratamiento que seguirá el pívot del cuadro lucense será conservador, según se afirmó desde el club celeste. Cabe recordar que es un jugador muy joven (22 años) y es la primera vez que sale de su país. 

Comentarios