Río Breogán: meritorio paso de ecuador

El Río Breogán acabó la primera vuelta por encima de las expectativas y con el objetivo de la permanencia bien encaminado. Seis de los últimos siete clasificados pasarán por el Pazo
Hollatz salta por un balón con Yabusele, del Real Madrid. MEDIA CENTER ACB
photo_camera Hollatz salta por un balón con Yabusele, del Real Madrid. MEDIA CENTER ACB

El Río Breogán alcanzó el ecuador de la Liga Endesa 2022-23 en una posición envidiable de cara a conseguir su objetivo, la permanencia, en la presente temporada. El equipo lucense, después de 17 jornadas, mantiene una distancia de seguridad más que interesante con el trío que cierra la tabla (Fuenlabrada, Manresa y Betis) de cinco triunfos. Además, los jugadores de Veljko Mrsic han logrado vencer a ocho de los últimos nueve clasificados —además a cinco de ellos a domicilio—, lo que le distancia aún más de las posiciones peligrosas.

El equipo lucense llegó a la mitad de la Liga ubicado en la undécima posición de la tabla con ocho triunfos y nueve derrotas, una clasificación que obliga a considerar como muy positivo su balance. El Breogán ha roto los pronósticos —la mayoría de ellos lo situaban como uno de los principales candidatos a ocupar una de las dos últimas posiciones— y ha sorprendido en base, sobre todo, a un gran trabajo colectivo que ha servido para compensar otros aspectos que no invitaban, en algunos casos, al optimismo. 

El calendario

Tradicionalmente, gran parte de las opciones de que el Breogán consiga sus objetivos parte de su rendimiento como local. En el Pazo, el conjunto lucense se hace fuerte. Por eso, el calendario ofrecía al equipo un reto complicado, ya que en la primera vuelta no solo jugaría un partido menos que otros rivales como local sino que, además, por el Pazo pasarían cinco de los ocho equipos aspirantes al play off y que son lo que han logrado la clasificación para la Copa del Rey.

El Breogán no falló ante los rivales directos que visitaron Lugo (Fuenlabrada, Bilbao y Obradoiro) pero no pudo sorprender a los grandes: Barça, Tenerife, Gran Canaria, Baskonia y Valencia.

Los celestes, sin embargo, se sobrepusieron convirtiéndose en uno de los mejores equipos de la competición a domicilio. Sólo Real Madrid y Barça han sumado más triunfos fuera de su cancha, con seis. Con cinco han acabado la primera vuelta Breogán, Tenerife, Baskonia y Unicaja.

Rivales directos

Otro aspecto a destacar del conjunto lucense ha sido su forma de rentabilizar sus enfrentamientos ante los rivales directos. Sólo el Covirán Granada fue capaz de derrotar al Breogán entre los equipos situados de la octava plaza hacia abajo. Además hay que tener en cuenta que cinco triunfos ante estos equipos (Manresa, Murcia, Girona, Betis y Zaragoza) fueron logrados como visitante. Alguno de los triunfos ante los rivales directos se lograron con diferencias notables de cara al average, como los 36 puntos a Manresa, los 16 a Bilbao o los 14 a Murcia.

Minimizar carencias

Todos los equipos tienen carencias, pero estas tienen que ser a la fuerza más evidentes al referirse al club que maneja el menor presupuesto para plantilla de la competición, como es el Breogán. Un equipo nuevo, con varios debutantes en la competición y, por lo tanto, poco conocidos, creaba en sí mismo muchas incógnitas. Pero la gran virtud del Breogán en la primera parte de la Liga ha estado en su concepto de equipo y en su capacidad para minimizar sus limitaciones.

Al margen de la inexperiencia, el Breogán tiene dos hándicaps importantes. El primero es su poca fiabilidad en el lanzamiento de tres (es el equipo con peor porcentaje de la competición) y cierta debilidad interior, sobre todo física, en el puesto de ‘cuatro’.

Ambos aspectos, muy importantes en una Liga como la Endesa, se ha sabido compensar en primer lugar con un notable trabajo defensivo. El Breogán es el quinto que menos puntos ha encajado en la primera vuelta y el sexto equipo en eficiencia defensiva (puntos recibidos por cada 100 posesiones). El rebote es la otra faceta que equilibra las opciones breoganistas con un trabajo casi sorprendente. El equipo es el sexto mejor en rebote ofensivo (lo que palia los efectos de sus porcentajes en ataque) pero es especialmente llamativo que el Breogán sea el tercer equipo de la Liga tanto en eficiencia en rebotes defensivos (71%) como en eficiencia en rebotes ofensivos (31%).

En la segunda vuelta, cabe esperar que con los jugadores ya asentados el Breogán evolucione en su juego y, sobre todo,  que aproveche que por el Pazo —que en ocho partidos ha tenido una asistencia de 40.460 espectadores, más de cinco mil de media— tendrán que pasar seis de los últimos siete clasificados.

Sergi Quintela seguirá de baja ante el Granada

Sergi Quintela no jugó ante el Real Madrid y no se puede establecer una fecha para su retorno a las canchas. Lo que está claro es que el capitán breoganista no podrá estar a disposición de Veljko Mrsic en el encuentro que el equipo lucense disputará el próximo sábado, 18.00 horas, en el Pazo dos Deportes ante el Covirán Granada.

El Breogán hizo público, poco antes del inicio del duelo ante el Real Madrid, que el jugador sufre "unha afección na fascia plantar" que ya le impidió entrenarse con normalidad la semana pasada. 

Sergi Quintela ya está a tratamiento. Su lesión es dolorosa y en ocasiones poco previsible en cuanto a plazos de tiempo para su retorno al trabajo del equipo. La evolución y la respuesta al tratamiento marcará los tiempos pero, como está dicho, ya se puede dar por segura su baja para la próxima jornada y todo indica que tampoco podrá estar ante el Girona en el partido que se disputará el 5 de febrero.
 

Habitual en el quinteto inicial celeste

Sergi Quintela es uno de los habituales en los cinco iniciales del Río Breogán. Hasta ahora ha participado en 16 partidos —solo se perdió el del pasado domingo en Madrid—, con una media de casi 17 minutos por encuentro y 5,5 puntos anotados por partido.

Comentarios