El Río Breogán afronta un duelo sustancial en Miribilla

El cuadro celeste visita este sábado la difícil cancha del Bilbao, un equipo que también lucha por la permanencia en la Liga Endesa

Juan Fernández lanza a canasta. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Juan Fernández lanza a canasta. VICTORIA RODRÍGUEZ

El Río Breogán afronta ante el Surne Bilbao este sábado (Miribilla, 18.00 horas) un duelo sustancial por diversos motivos. En primer lugar, y aunque parezca de perogrullo, la victoria en sí misma —el club celeste firma en este momento un bagaje de 3-9— le permitiría aliviar su situación en la tabla y no ceder más terreno con los rivales que luchan por el mismo objetivo de mantener la categoría, como el propio Bilbao. Por otro lado, ganando se demostraría a sí mismo que, pese al azote de lesiones, es capaz de reaccionar como equipo, de dar un paso adelante para competir en esta exigente Liga ACB.

Veljko Mrsic, técnico breoganista, no podrá contar para este choque con el pívot Mouhamet Diouf, al que se decidió dar descanso tras el encuentro Breogán-Zaragoza por una dolencia en la rodilla. Sergi García está con el equipo en la ciudad del Nervión y es duda para el choque de esta tarde. Su participación —improbable— dependerá de si continúa con molestias en su bíceps femoral derecho.

Jaume Ponsarnau, entrenador del conjunto bilbaíno, cuenta con la baja del pívot islandes Tryggvi Hlinason, que sufrió un esguince severo de ligamento lateral externo del tobillo izquierdo en los instantes finales del Bilbao-Unicaja, disputado el 25 de noviembre.

El técnico de Lleida considera primordial el encuentro de esta tarde para avanzar hacia el objetivo más importante de su equipo esta temporada: "Ser uno de los 16 mejores equipos de la Liga Endesa". "Es muy clave porque aún estamos en un momento de dar pasos como equipo y para buscar la consistencia necesaria para competir en la ACB y en Europa», recalcó Ponsarnau. 

El entrenador del cuadro vasco  añadió que tanto el equipo como el cuerpo técnico necesitarán aplicar "el mejor trabajo y el máximo esfuerzo y compromiso" para sacar adelante el choque frente al Breogán, pero consideró asimismo imprescindible el respaldo de la afición local. "También necesitamos a Miribilla", apostilló el técnico catalán.

El Surne Bilbao cortó la semana pasada en la cancha del Valencia (79-85) una racha negativa en la Liga ACB, que no en la Eurocopa, tras haber encajado seis derrotas consecutivas en la competición doméstica. Curiosamente, el conjunto vasco había firmado su peor anotación en un partido oficial justo en la jornada anterior, cuando el Unicaja se llevó el triunfo de Miribilla por 43-67.

Pese a todo, el Bilbao ya ha conseguido cinco victorias en la competición, demostrando su poderío cuando actúa como local. En Miribilla cayeron Andorra, Murcia y Granada, mientras que Tenerife y Real Madrid se llevaron los partidos en el último segundo.

La apuesta de Ponsarnau por  Renfroe y Pantzar —de perfiles muy diferentes— como directores de juego le ha dado buenos réditos. El peligro del conjunto bilbaíno desde el perímetro lo aportan Smith, Kullamae y Álex Reyes. En el juego interior, con Hlinason fuera, ha tomado más protagonismo Killeya-Jones.

En consecuencia, el Breogán se enfrenta a un rival directo que, como los celestes, es bastante discontinuo en su juego, pero se hace fuerte cuando actúa en casa. Mrsic deberá sacar la mejor versión de los suyos —tanto individual como colectiva— para poder competir este sábado.  

Comentarios