Miércoles. 20.02.2019 |
El tiempo
Miércoles. 20.02.2019
El tiempo

Riazor abre de nuevo sus puertas para el Café Candelas Breogán

El Cafés Candelas Breogán comenzará el viernes el play off en A Coruña, que el 28 de marzo de 1987 fue testigo del mayor desplazamiento de aficionados celestes de la historia. El equipo lucense solo ganó uno de sus seis duelos con el Coruña de Tito Díaz

Lo bueno de contar con 50 años de historia es que siempre tienes algo que contar. Raro es el lugar al que no visite el Breogán en el que no haya dejado escritas algunas líneas de su biografía. A Coruña, que no presume de mucha tradición en esto del baloncesto, no es la excepción. El equipo lucense comenzará el viernes el primer play off en una ciudad que visitó en varias ocasiones para medirse con el Bosco, pero que forma parte de la memoria de los aficionados celestes sobre todo por una invasión.

Fue el 28 de marzo de 1987. El Breogán se jugaba la permanencia en la ACB ante el Gin MG Sarriá Español y tenía prohibido jugar como local en Lugo. ¿La causa? Los famosos incidentes del día de los enamorados de aquel año, cuando en un Breogán-Oximesa, con 86-87 para los granadinos, Nino Morales fue objeto de falta. Dos tiros libre que podían darle la vuelta al encuentro, pero que no se lanzaron porque los árbitros estimaron que la acción había sido fuera de tiempo. Se armó la marimorena y los colegiados fueron agredidos, lo que desembocó en el cierre del Municipal.

La situación era realmente tensa, tanto que tras una reunión entre la ACB y el colectivo arbitral. Los colegiados mantuvieron su boicoteo a los partidos que el club Breogán disputará como equipo local. Los colegiados pedían que el club lucense fuese capaz de "desintoxicar" el ambiente creado en torno a los árbitros.

"Hay una hostilidad muy grande hacia cualquier decisión que tomen los colegiados", decía por entonces Ángel Sancha, presidente del Colegio Nacional de Árbitros.

Así las cosas, el Breogán tuvo que disputar sus dos partidos de play off lejos de Lugo. El primero lo ganó en Santiago y el segundo se disputó en A Coruña, en el pabellón de Riazor, adonde acudieron más de 6.000 aficionados celestes en un éxodo sin precedentes.

Pese a que el Breogán perdió aquel partido (y el play off por 1-3), la afición demostró que estaba con el equipo, que no lo iba a dejar solo. Como seguro que pasará el próximo viernes (21.00 horas) y el domingo (12.00 horas) en el mismo lugar.

Riazor abre de nuevo sus puertas para el Café Candelas Breogán
Comentarios