miércoles. 13.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 13.11.2019
El tiempo

Que solo sea por un año

2019052013190563300
2019052013190563300

El Breogán quiere tener el espejo de sí mismo en las temporadas 1974-1975 y 1987-88, en las que regresó a la máxima categoría en un solo curso. El actual ha sido el sexto descenso del club

El descenso del Cafés Candelas Breogán consumado en la cancha del Morabanc Andorra el pasado sábado, es el sexto en la historia de la entidad en la máxima categoría. El proceso de retorno a la élite más largo de la historia breoganista, doce temporadas, que van desde el descenso en la campaña 2005-06 hasta el ascenso en la 2017-18, ha derivado también en la estancia más corta de la en la primera competición del baloncesto español, solo una temporada.

El club lucense disputó 24 campañas en la máxima categoría y su presencia más larga fue de siete temporadas consecutivas, entre la 1988-89 a la 1994-95 y de la 1999-2000 a la 2005-06. De las seis ocasiones en las que el Breogán perdió la categoría, en dos de ellas se consiguió el retorno de forma inmediata. Fue tras los descensos de la temporada 1973-74 y en la 1986-87.

EL PRIMER ASCENSO. El CB Breogán debutó la máxima categoría en la temporada 1970-71 y se mantuvo durante cuatro temporadas consecutivas. En la siguiente, dos equipos de Lugo compitieron en Segunda División para alcanzar el ascenso, el Breogán y La Casera Lugo. La primera fase de esta competición repartía a los equipos en dos grupos clasificándose para jugar la fase final, que se jugó ese año en Sevilla, los dos primeros de cada grupo y el campeón canario. Las dos primeras plazas del grupo A las coparon los dos equipos lucenses que, por lo tanto, se jugaron el ascenso en una fase final de la que fue campeón el Breogán -el otro conjunto lucense se quedó fuera de las dos plazas de ascenso-. El Breogán retornó, como está dicho en un solo año a la élite, mientras que La Casera cedió su patrocinio a la entidad breoganista desapareciendo del panorama baloncestístico.

La nueva etapa del Breogán duró dos campañas, de 1975-76 a 1976-77. En la última sufrió un duro descenso no solo por la pésima trayectoria deportiva -solo dos victorias en 22 encuentros-, sino por los problemas económicos que empezaban a agobiar al club. De hecho, la temporada siguiente (1977-78) la jugó en Segunda División, plaza que renunció para ser inscrito en la Liga provincial. Fue el momento más delicado de la historia del Breogán porque su desaparición estuvo a punto de producirse. Sin embargo, un grupo de exbreoganistas tomaron las riendas de un club que empezó, otra vez, su andadura en Tercera División. Esta travesía duró siete temporadas y retornó en la temporada 1984-85 a lo que ya era la Liga ACB.

Este nuevo periplo duró tres temporadas. En un año (1986-87) marcado por los incidentes acaecidos en el Palacio Municipal de los Deportes al término del encuentro ante el Oximesa, el Breogán volvía a descender tras un dramático y problemático play off de permanencia disputado ante el Español de Barcelona y que se decidió en el quinto partido.

SIETE AÑOS EN LA ACB. El destierro solo duró una temporada para dar paso a siete campañas consecutivas en la Liga ACB, de 1988 a 1995. El descenso en esta última campaña se produjo en otro dramático play off, en esta ocasión frente al Girona, que también precisó de un quinto partido y que tampoco estuvo exenta de incidentes, ya que en el cuarto partido de la serie, que dominaban los celestes (2-1), Marlon Maxey agredió a uno de los colegiados, Carles Guillén, lo que le impidió jugar el partido decisivo que determinó el nuevo descenso.

Fueron otros cuatro años alejados de la ACB, pero a la vuelta el Breogán volvió a repetir su tiempo máximo de estancia en esa competición, otras siete temporadas consecutivas que tuvieron su punto final en la temporada 2005-06. Este descenso fue, probablemente y a pesar de que ya en la temporada pasada solo la presencia de Charlie Bell había evitado el desastre, el más inesperado teniendo en cuenta que el club había manejado en esas dos temporadas los presupuestos más altos, con diferencia, de toda su historia.

La obsesión por volver cuanto antes a la ACB hizo que el club lucense realizara grandes desembolsos económicos en las tres temporadas siguientes que, sin embargo, no sirvieron para alcanzar el objetivo pero sí para situar a la entidad breoganista en una complicada situación económica que limitó su potencial en los años siguientes. Durante varias temporadas el Breogán se vio obligado a derivar una parte importante de su presupuesto a eliminar el significativo déficit lo que, obviamente, dejaba las posibilidades de ascenso solo en la ilusión de los aficionados. Todo esto derivó en doce temporadas fuera de la mejor competición española.

Que solo sea por un año
Comentarios