viernes. 24.09.2021 |
El tiempo
viernes. 24.09.2021
El tiempo

A prueba para ser rojiblancos

undefined
Alberto Rodríguez, entre Cristian y Luis Castro en un entrenamiento en Pol. S. SENANDE
Alberto Rodríguez es el último futbolista en llegar al Lugo sin un contrato asegurado. Antes estuvieron en esa situación jugadores como Pavón, Carrillo, Iván Pérez, Galindo o Endrit

Resistir a la incertidumbre de un futuro no asegurado en rojiblanco. Trabajar duro para convencer al entrenador y al club y ganarse un contrato no asegurado. La vida del jugador a prueba siempre es dura. También lo es para el canario Alberto Rodríguez, quien intentará convencer al entrenador, Rubén Albés, al director deportivo, Mauro Pérez, y al presidente del Lugo, Tino Saqués, de que tiene un hueco en la plantilla para la próxima temporada.

El defensa central ex del Tamaraceite es el último de los futbolistas que llegaron al Ángel Carro para entrenarse sin haber firmado un contrato con el club lucense. Seis futbolistas tuvieron el premio de competir como profesionales en Segunda División. Algunos salieron pronto, otros se labraron un nombre como rojiblancos en la categoría de plata.

El último en estar a prueba y continuar en el equipo fue José Ángel Carrillo, quien comenzó a entrenarse con el Lugo en septiembre de 2019 para acabar firmando su contrato a finales de noviembre. El punta murciano todavía golea para el Lugo.

Otro futbolista que no comenzó su andadura en el club con contrato fue Lolo Pavón. El andaluz llegó en el verano de 2012 y convenció a Quique Setién para ser clave en la zaga del cántabro durante tres temporadas.

El último en estar a prueba y continuar en el equipo fue José Ángel Carrillo

También brilló como rojiblanco el compostelano Iván Pérez, quien trabajó duro durante el otoño de 2012 para ganarse un puesto en el equipo de Setién en diciembre y seguir hasta 2014.

Entre los jugadores que no tuvieron tanta fortuna y acabaron pronto su relación ganada sobre el verde están el canario Guayre, el boliviano Samuel Galindo y el kosovar Endrit Krasniqi.

El primero intentó recuperar su carrera en enero de 2013, logró tener ficha en el mercado invernal de ese año, pero acabó retirándose en marzo por sus problemas de tobillo. Galindo estuvo a prueba tras llegar desde las categorías inferiores del Arsenal y convenció a Setién en la 2012-2013. Su bagaje fue de siete partidos -ninguno como titular- para salir en enero de 2013. Endrit aterrizó en Lugo con el sobrenombre del Messi de los Balcanes, pero nunca llegó a jugar con el Lugo en Segunda División a pesar de estar con el primer equipo.

Otros jugadores que estuvieron a prueba y no lograron convencer al entrenador ni al club fueron el marroquí Adil Soudassi (verano de 2013), el delantero Rubén Rivera (enero de 2014) o el ucraniano Oleksander Avramenko (verano de 2020).

Captura

A prueba para ser rojiblancos
Comentarios