Prueba definitiva del Lugo en el Johan Cruyff

El Lugo necesita ganar para alejarse de los puestos de descenso, que tiene a seis puntos a falta de 18 ► El Barcelona B es uno de los mejores anfitriones de la competición y marcha segundo clasificado
Ledesma observa la pelota delante de Marc Casadó en el partido de la primera vuelta.  SEBAS SENANDE
photo_camera Ledesma observa la pelota delante de Marc Casadó en el partido de la primera vuelta. SEBAS SENANDE

El Club Deportivo Lugo afronta esta tarde (16.00 horas) uno de esos partidos que a nadie le gusta jugar, dadas las circunstancias que atraviesa ahora mismo el equipo rojiblanco. Primero, porque visita al segundo clasificado, un Barcelona B que es uno de los mejores anfitriones de la categoría y quiere recuperar la senda de la victoria después de su sorprendente derrota ante el Unionistas (4-1). Segundo, porque a los de Trashorras, que están a solo seis puntos del descenso a falta de 18 por jugarse, solo les vale ganar si no quieren agravar su ya complicada situación.

El partido en el Johan Cruyff es fundamental para el corto plazo del equipo lucense. Descartado virtualmente el play off de ascenso –hoy podría estarlo de manera matemática–, la temporada se ha convertido en un campeonato de seis finales donde el Lugo debe sobrevivir para no caer en una zona que hace meses parecía impensable. Pero el destino le ha colocado un calendario difícil que arranca esta tarde contra uno de los mejores equipos de la competición.

Sin Gorka Pérez por lesión, es una incógnita el once que planteará Roberto Trashorras para tratar de incomodar a un equipo que con el balón es el mejor de Primera RFEF. Así lo reconoció el propio técnico en una rueda de prensa previa en la que prometió batalla al equipo azulgrana desde un punto de vista defensivo. El Lugo sabe que hoy le toca sufrir y que deberá ser más eficaz que nunca en ataque si quiere rascar puntos en el Johan Cruyff.

Todo parece indicar que el Lugo repetirá el mismo esquema táctico que utilizó en la derrota en Balaídos. Un 5-4-1 con carrileros y mucho jugador por dentro que le permitió abrir el marcador ante el filial celeste y controlar el balón durante alguna fase del primer tiempo. Castrín entrará por Gorka Pérez, y Johaneko volvería a la titularidad para hacerse con el costado derecho. En el centro, podrían repetir Thiago Ojeda y Jozabed, y más después de las declaraciones de Trashorras en las que aseguró que Fran Mérida actúa mejor saliendo de banquillo.

Más allá de lo táctico, lo que este domingo es el aspecto mental. El equipo encadena tres derrotas consecutivas y ha pasado, en apenas tres semanas, de pensar en la opción de entrar en el play off a evitar caer en las posiciones de descenso. Un golpe durísimo para una plantilla diseñada para altos vuelos y que no ha cumplido con las expectativas depositadas por la dirección técnica. Tampoco la llegada de Trashorras ha cambiado la dinámica. Estadísticamente ya es el peor de los tres entrenadores que han pasado por el banquillo lucense, algo que a falta de seis partidos para el final preocupa demasiado a la parroquia albivermella.

Enfrente, un equipo dirigido por Rafa Márquez, que esta semana ha sonado para relevar a todo un Xavi Hernández en el primer equipo del Barcelona, y que ha llevado a un grupo de jóvenes talentosos a una más que merecida segunda posición. El mexicano tiene bajas importantes para el duelo de esta tarde, pero su plantilla es profunda y los perfiles que sí están disponibles son casi idénticos a las piezas que no dispone.

Por ello, el Lugo espera un Barça dominador, vertical por momentos, con extremos desequilibrantes y un centro del campo que apenas va a perder balones. Y como avisó Trashorras, todo pasa por "interpretar" bien los momentos del partido y mejorar la toma de decisiones en ataque. Si esto ocurre, las opciones de victoria incrementarán.

Previa
Previa

 

Comentarios