lunes. 13.07.2020 |
El tiempo
lunes. 13.07.2020
El tiempo

Primeros triunfos y lluvia de goles

Una imagen del partido entre el Foz y el Estudiantil. IRIA L.V.
Una imagen del partido entre el Foz y el Estudiantil. IRIA L.V.

Un arrollador inicio, con tres goles en once minutos, mantiene colíder a la Sarriana con cuatro triunfos

La sarriana arrolló al Negreira a domicilio y se mantiene colíder con el As Pontes y el Noia. Los tres equipos suman cuatro victorias en otros tantos partidos. Les sigue el Ribadeo, que ganó en Boimorto. La jornada, caracterizada por el elevado número de goles marcados por cuatro de los cinco equipos lucenses, trajo los primeros triunfos del Foz y del Viveiro. El Castro sucumbió por 5-4 en Santa Comba y aún no conoce el triunfo.

El Foz se impuso al Estudiantil por 4-3. El equipo de Jesús Gayol se mostró superior, pero encajó un gol de penalti y dos de falta directa que le permitieron a su rival meterse en el partido. Los rojiblancos se situaron con un 2-0 a favor a los 20 minutos, con goles de Ibán Gayol, de penalti, y Xenxo. Falcón redujo distancias para el Estudiantil, pero Asier hizo el 3-1 antes del descanso. A los tres minutos de la segunda parte, Falcón consiguió el 3-2 de penalti. El 4-2 de Xenxo parecía sentenciar el choque, pero Falcón cerró su hat trick y llevó la incertidumbre a la grada.

A ritmo de crucero, la recién ascendida Sarriana logró su cuarto triunfo a lo grande en el campo del Negreira, con tres goles en los once primeros minutos. A partir de ahí, el conjunto blanco se dedicó a conservar el botín y dominar los tiempos. La Sarriana, guiada de manera providencial por el técnico Alberto López, realizó una magnífica puesta en escena: orden y agresividad en la presión e ideas muy claras con el balón. Omar abrió la lata con un remate cruzado desde el punto de penalti. Un minuto más tarde, en un calco de la jugada del 0-1, Quiroguita hizo el segundo con otro remate cruzado desde dentro del área. Con los locales a la deriva, Diego Núñez cabeceó a la red en el primer palo y dejó casi sentenciado el encuentro en el minjuto 11.

El Negreira tiró de orgullo, pero no logró aproximarse en exceso al área de Javi. Tras el paso por los vestuarios, Mauro, Omar y Álvaro tuvieron oportunidades para conseguir el cuarto gol visitante.

BOIMORTO-RIBADEO. Luki y Poratti firmaron en Boimorto los tantos de la victoria del Ribadeo (1-2). El equipo celeste, con el debut del recién fichado Viusky para paliar las bajas de Hugo y Javi, continúa a dos puntos del tridente de cabeza. Fue justa e incluso corta la victoria visitante. Solo con balones colgados inquietaron algo los locales, que jugaron el último cuarto de hora con diez jugadores.

Los tres tantos fueron marcados antes del intermedio. Un pase en profundidad de Poratti dejó solo a Luki, que resolvió con facilidad ante Cortés para hacer el 1-0. El Boimorto replicó con un disparo de Andrés desde la frontal que tocó en un defensa y se coló en la portería de Viusky, fichado en principio para un mes. El Ribadeo deshizo la igualada tras una falta lateral de Santi que aprovechó Poratti, anticipándose al portero.

En la segunda parte, Criss erró un mano a mano y Poratti, libre de marca, envió muy alto un pase atrás de Luki. Este jugador desperdició otra nueva opción al disparar fuera dentro del área pequeña.

Cambió el Viveiro la dinámica de perder por la mínima para ganar en su visita al Ordes (2-3). El equipo celeste, con el debut de Poceiro en la actual temporada, se mostró más sólido que en las anteriores jornadas. El encuentro pareció romperse a los 15 minutos con dos dianas del Viveiro. Primero, el rebote de una falta ejecutada por Xaime dio sin querer a Lucas, que mandó el esférico al interior de su portería. Poco después, un centro raso de Vicente lo empujó Marino sobre la misma línea de gol.

El Ordes erró un penalti, por manos de Álex Meitín. Entre el guante de Kiko y la madera neutralizaron el lanzamiento de David Suárez. El propio Suárez recortó distancias de cabeza antes del descanso.

Un centro de Agus desde el costado derecho lo cabeceó Vicente a la derecha del portero para hacer el 1-3 al inicio de la segunda parte. Los locales apretaron en los los diez últimos minutos. Tras ocasiones de Víctor Hervés y Roi, otro testarazo de David Suárez, a asistencia de Iván, colocó el 2-3 definitivo en Vista Alegre.

Iván González, exjugador del Lugo, se convirtió en una auténtica pesadilla para el Castro al marcar cuatro tantos, el último cuando expiraba el partido, para dar el triunfo al Xallas, con los visitantes en inferioridad numérica por expulsión de Javi Fraga. En una verdadera locura de partido, el Castro llegó vivo a los últimos compases de juego, tras igualar un 4-2 en contra. Los 20 primeros veinte minutos fueron una delicia para el espectador: seis goles, un festival de graves errores defensivos y la confirmación de los problemas defensivos del Castro.

Tras una primera mitad accidentada, el Castro mejoró sus prestaciones en la segunda parte. Buide firmó el 4-3 en una acción individual. Dumi igualó la contienda por primera vez en un balón suelto tras un saque de esquina.Con el rival en inferioridad numérica, el Xallas se hizo con los tres puntos al marcar Iván a centro de Madiop.

Información hecha en colaboración con J. Á. Díaz y la ADG.

Primeros triunfos y lluvia de goles
Comentarios