viernes. 24.01.2020 |
El tiempo
viernes. 24.01.2020
El tiempo

Poco optimismo con Hervé Kabasele

Kabasele mantiene el balón ante el Huesca. SEBAS SENANDE
Kabasele mantiene el balón ante el Huesca. SEBAS SENANDE

Todo apunta a una grave lesión de rodilla del pívot congoleño del Breogán justo en el momento idóneo para que pudiese contar con los minutos necesarios para su evolución

LUGO. La felicidad que envuelve a todo el entorno del Cafés Candelas Breogán desde que el club lucense aseguró su ascenso deportivo a la ACB se vio súbitamente interrumpida con la lesión de Hervé Kabasele. El congoleño había alcanzado, desde su llegada al conjunto lucense, el momento soñado. La lesión de Guille Rubio, la marcha de Emir Sulejmanovic y el hecho de que el Breogán ya hubiera alcanzado su objetivo a falta de dos jornadas para la conclusión de la fase regular, le abrían de par en par las puertas para disponer de minutos de juego.

Y así fue. En A Coruña el jugador africano completó el quinteto inicial junto con Ricardo Úriz, Salva Arco, Danilo Fuzaro y Leo Demetrio. Una motivación máxima para el jugador y expectación por parte de la marea celeste deseosa de ver las evoluciones de Kabasele con cierta continuidad. El congoleño, uno de los jugadores mimados por los aficionados, no defraudó. En menos de doce minutos ya había anotado 5 puntos, capturado 2 rebotes y colocado un tapón a Hernández Sonseca. Fue precisamente tras esta acción cuando se produjo la lesión. Kabasele vio cancha por delante y se fue hacia el aro del cuadro herculino dispuesto a hundir el balón en la canasta rival, pero justo en el último cambio de dirección la rodilla izquierda hizo un mal gesto. El jugador se paró en seco y el público lucense se silenció por completo. Todos, empezando por el jugador, desde el primer momento tuvieron claro que aquello no tenía buena pinta.

Han pasado tres días y todavía no se conoce el diagnóstico definitivo. Pero las previsiones no son optimistas. En el mejor de los casos, el jugador del Breogán no volverá a entrenar hasta después del verano. Y esto trastoca seriamente el plan que los técnicos lucenses tenían diseñado para que el jugador aprovechara el tiempo sin competición para mejorar táctica y técnicamente. Incluso, si se confirmaran las previsiones más pesimistas, el club lucense podría encontrar problemas para ceder al jugador, como estaba previsto, a algún equipo LEB Oro en la próxima temporada.

Lógicamente, la peor parte es siempre para el jugador. Sus gestos tras la lesión eran más de desesperación y de rabia que de dolor. Era consciente del frenazo que esto iba a suponer en su progresión como jugador. La ilusión de su vida. Probablemente, la recuperación anímica será la primera etapa a superar para Kabasele.

Sin el pívot africano, el Cafés Candelas Breogán afrontará el encuentro ante el Unión Financiera Oviedo con tan solo dos pívots. Matt Stainbrook y Leo Demetrio tendrán que multiplicarse para hacer frente a un rival que dispone de una gran batería para el juego interior con jugadores con un gran físico, con centímetros y también con calidad con son los casos de Óliver Arteaga, Mouhamed Barro, Chema González, Kenan Karahodzic y Mike Carlson.

El equipo lucense, sin embargo, podrá contar con el base Christian Díaz, quien, ausente en el encuentro de A Coruña, ya se reincorporó ayer a las sesiones de entrenamiento.

Poco optimismo con Hervé Kabasele
Comentarios