lunes. 19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo

Pocas truchas, pero de buen tamaño

Un pescador muestra sus capturas. XESÚS PONTE
Un pescador muestra sus capturas. XESÚS PONTE

Los pescadores sacan ejemplares de más de un kilo en el Miño y el Cabe, pero muchos no llegan al cupo de cuatro piezas  La mayor parte de las capturas llegaron a primera hora en un día con buen caudal en los ríos y un tiempo idóneo

La temporada de pesca fluvial arrancó en Lugo con luces y sombras. Hubo pocas capturas, pese a ser un estreno de campaña y el buen caudal de los ríos, aunque casi todas las truchas eran de buen tamaño. Esa fue la tónica general. En pocos cauces, como en el río Asma a su paso por Chantada, abundaron los ejemplares más pequeños

"Non hai moita troita, pero as que collemos son grandes", explicó Iago Fernández, que compartió jornada de pesca con Carlos Rodríguez. Estos vecinos de Láncara acudieron al coto de Ombreiro, un tramo del río Miño cercano a la capital lucense, para echar los primeros lances de la temporada.Cada uno llevaba dos peces en el cesto. Otros compañeros suyos también lograron piezas, pero sin llegar al cupo de cuatro fijado para esta zona.

Las primeras horas de la mañana resultaron fructíferas tanto en Ombreiro como en el coto de Quinte, en O Corgo, también en aguas del Miño. Al amanecer, entre las 7.30 y las 8.30, se concentraron la mayor parte de las capturas. A los ciprínidos no les gustan las heladas y prefieren el ambiente nublado. "Pola mañá fixo algo menos de frío que a mediodía e chovía un pouco. Foi cando mellor picaron", comentó Carlos Rodríguez. A partir de las 11.00 se levantó un poco de viento y los peces no entraron al anzuelo.

Otro cañista, Alfonso Pastrana destacó que el coto de Ombreiro "está ideal. Ten auga e podes moverte con comodidade, pero as expectativas de cubrir o cupo son poucas". De la misma opinión eran los deportistas apostados en el área recreativa de Outeiro de Rei, bañada por el río Narla.

Jorge Amor, presidente de la asociación Ponte Areas, que gestiona el coto de Quinte, ratificó que la pesca fue mejor a primera hora. Cubrió el cupo de cuatro piezas "e outros compañeiros levaron dúas ou tres. Case todos colleron algo, pero non foi unha boa xornada", indicó. Amor recalcó que el tiempo era "perfecto para a pesca, aínda que o caudal está aínda un pouco baixo".

MÁS DE UN KILO. Francisco Javier Rois, que estuvo en el tramo de Quinte y en el río Chamoso, logró el máximo de cuatro piezas. Tanto él como otros cañistas que acudieron al lugar se hicieron "con exemplares grandes. Foron poucos os que cubriron o cupo, pero varios amigos colleron pezas de un kilo e kilo e pico", destacó.

En el río Neira, a su paso por Láncara, se dio una tónica similar. "Case todo o mundo colleu algún peixe, pero non houbo abundancia", indica Enrique Fulgencio.

Javier Quintana comenzó la jornada en el río Asma, en Chantada, donde se capturaron de truchas en torno a los 27 centímetros. Del cercano río Cabe salieron piezas entre los 50 y los 70 centímetros.

El estado de los cauces en el sur era bueno. "Los ríos van bien de agua. Son vadeables y no vienen turbios, ni muy cristalinos", subrayó Quintana. La excepción fue el río Lor, que bajó con mucha agua, lo que solo dejaba posibilidades para la pesca con lombriz, pero la dificultaba con ninfa o mosca.

Ribeira de Piquín fue uno de los puntos del río Eo con mayor afluencia de aficionados. El tramo de A Pontenova no se abrirá la veda hasta el 1 de mayo, día de la Festa da Troita. El Masma y el Ouro contaron con la presencia de un buen número de deportistas y aceptables capturas.

Pesimismo
Los cañistas denuncian que hay menos peces


"Non se colleron moitos exemplares, na liña de anteriores tempadas, pero seguimos tendo a mesma afección", asegura Iago Fernández, que practica este deporte desde los 10 años y es, por su juventud, un ejemplo del ansiado relevo generacional que demandan las asociaciones. Los pescadores atribuyen esta situación de escasez de truchas al aumento de población de depredadores. La presencia de cormoranes, garzas y garcetas se incrementó, al igual que la de nutrias.

Pocas truchas, pero de buen tamaño
Comentarios