Pocas bromas en el Barça

El conjunto azulgrana no está para "distracciones" y llegará el domingo al Pazo dos Deportes de Lugo desde la tercera plaza y ya con tres derrotas, la última en Santiago ante el Obradoiro
Los jugadores del Barcelona, tras la derrota ante el Obradoiro en el Fontes do Sar. ACB
photo_camera Los jugadores del Barcelona, tras la derrota ante el Obradoiro en el Fontes do Sar. ACB

El Río Breogán no podrá contar con el factor sorpresa, un elemento al que de cuando en cuando se agarran los más modestos cuando se enfrentan a uno de los grandes para intentar superarles, en la visita del Barça al Pazo dos Deportes de Lugo, el domingo a las 17.00 horas. Ni siquiera el hecho de que los de Jasikevicius jueguen este viernes, en el Palau Blaugrana, ante el Asvel Villeurbanne en partido de Euroliga servirá para que los azulgrana afronten algo "distraídos" el encuentro de Lugo.

Y es que no están tranquilos en la sección de baloncesto del poderoso club azulgrana. O eso parece. De otra forma no se entiende que el Barça en la décima jornada de competición, y tal y como informó este diario, haya presentado una protesta formal ante la ACB por sentirse perjudicado por los arbitrajes sufridos desde el inicio de temporada. En fin.

Todo llega después de perder de forma sorprendente en la pasado jornada liguera en Santiago ante un Obradoiro que no pudo contar con Westermann ni con Bender. Ni pensar, desde luego, que después de esto los de Sarunas Jasikevicius sufran un nuevo traspié ante un rival como el Río Breogán. La derrota de Santiago fue la tercera en la Liga ACB, antes fallaron frente al Gran Canaria y Joventut, y que llegan después de perder, en pretemporada, la final de la Supercopa ante el Real Madrid. A priori, nada importante en otras situaciones, la competición para los grandes se decide mucho más adelante, pero quizás el problema está en las sensaciones, en la posible falta de fe en un nuevo y carísimo proyecto.

La pasada temporada apuntaba al éxito y término de forma dolorosa. Campeones de la Copa del Rey y dominadores de la fase regular de la Euroliga con un balance de 21 victorias y siete derrotas. Sin embargo, ya se dice antes que todo se juega más tarde, la campaña acabó en decepción y además con el Real Madrid como verdugo. Los blancos eliminaron al Barça en semifinales de la Euroliga y les ganaron el play off final de la Liga Endesa. Fin del proyecto y otro en marcha.

Esto provocó varias salidas de la plantilla azulgrana_ Dante Exum, Hayes-Davis, Brandon Davis o Nick Calathes, pero a cambio llegaron jugadores del nivel de Tomas Satoranski (procedente de los Washington Wizars), Nikola Kalinic (Estrella Roja), Jan Vesely (Fenerbache), Mike Tobey (Valencia) y Óscar da Silva (Alba Berlín) que junto a los Mirotic, Laprovittola, Jokubaitis, Kuric, Abrines, Higgins o Sanli, conforman una plantilla de auténtico lujo. De esas que solo pueden tener, y pagar, dos o tres entidades en Europa. Y por eso desde las altas esferas del club azulgrana exigen y, posiblemente, lo harán con poca paciencia. Un nuevo año casi en blanco sería muy duro para tanto gasto y ya quieren ver los resultados. La visita a Lugo no será de cortesía.

Comentarios