Los planes que vienen para el CD Lugo

Con la finalización de la temporada el Lugo debe acelerar las renovaciones encarriladas de Campabadal, Xavi Torres y Manu Barreiro y cerrar la contratación de un nuevo entrenador
Eduard Campabadal disputa una pelota ante un jugador del Málaga. XESÚS PONTE
photo_camera Eduard Campabadal disputa una pelota ante un jugador del Málaga. XESÚS PONTE

El final de la temporada traerá nuevos retos para un Lugo que quiere conformar una plantilla al mando de un nuevo técnico, todavía sin conocer. La renovación de los futbolistas que acaban contrato y que cuentan para la dirección deportiva será clave para que el vestuario comience a dar nuevos pasos hacia el próximo objetivo: mantener la categoría en la temporada 2022-2023, la undécima consecutiva en Segunda División.

El primer reto, imprescindible para el club, será situar a un profesional en el banquillo que lidere a los rojiblancos en una campaña que promete ser difícil. Con el nombre deel asturiano José Alberto López, ex del Málaga, Mirandés y Spórting, encima de la mesa, la dirección deportiva encabezada por Mauro Pérez y el presidente, Tino Saqués, buscarán un nuevo rumbo para el proyecto de la campaña venidera.

Una vez que el banquillo esté resuelto, se dará un acelerón a las renovaciones de futbolistas importantes sobre el césped y en el vestuario. Estos son los casos de Eduard Campabadal, Manu Barreiro y Xavi Torres, tres futbolistas veteranos llamados a sustituir a los capitanes Carlos Pita, Fernando Seoane e Iriome González, tanto en las tareas de mantener bien centrada a la plantilla como ofrecer un rendimiento seguro sobre el césped.

La continuidad de los tres jugadores está bien encarrilada, por lo que no parece que vaya a haber dificultades para su continuidad. Más dudas hay en la continuidad del lateral izquierdo Roberto Canella, otro de los que finalizan contrato este mes de junio. En esa misma situación está Pol García, quien llegó libre en el tramo final de la temporada, pero que apenas contó para Rubén Albés por el buen momento de Alberto Rodríguez y sus problemas con las lesiones.

El Lugo 2021-2022 ya es pasado en el Ángel Carro, el césped es historia y será el momento de unos despachos que comienzan a echar humo.

"Tengo mucha ambición y ganas de comerme el campo"

El joven talento del Polvorín Leandro Antonetti debutó ante el Málaga en el Ángel Carro y sumó su segundo partido en la Liga con el Lugo tras iniciar su periplo con el primer equipo ante el Zaragoza en La Romareda.

"Este ha sido el año más importante de mi vida. Fue mi salto del fútbol base al fútbol profesional y me encontré en el filial con un grupo increíble, donde cada día nos hacíamos mejores y eso se vio reflejado en la temporada y en los logros que tuvimos. Cuando acabó la temporada con el filial tuve la oportunidad de formar parte del primer equipo y solo tengo palabras de agradecimiento para el club por la confianza que tienen en mí. Tengo mucha ambición y ganas de comerme el campo porque no sé cuándo volveré a jugar", declaró el internacional puertorriqueño.

"Espero que puedan contar conmigo para realizar la pretemporada con el primer equipo y luego veremos, porque tenemos nuevos objetivos con el filial. Estamos en Segunda RFEF, que es una categoría muy exigente. Yo estoy a disposición de lo que me pida el club. Trabajaré como uno más por los objetivos que se nos marquen", añadió.

"Pero desde el primer día Chris Ramos ha sido importantísimo para mi adaptación", indicó sobre su compañero favorito.

"Yo tenía claro que tenía que trabajar y el hubo mucho ritmo, todo cambia y hay mucha más profesionalidad. Las ganas de trabajar están ahí y esperemos que siga esta racha", concluyó.

Comentarios