miércoles. 03.06.2020 |
El tiempo
miércoles. 03.06.2020
El tiempo

El Palencia sube el listón del Breogán

Nurger, en el partido ante el Oviedo. XESÚS PONTE
Nurger, en el partido ante el Oviedo. XESÚS PONTE
El conjunto lucense busca ante el equipo de Carles Marco una victoria de prestigio que le permita seguir en lo más alto de la LEB Oro

Todos los triunfos valen lo mismo, pero desde luego no lucen igual. El Leche Río Breogán tiene esta noche de viernes (21.30 horas, Palacio de los Deportes de Palencia) ante el Chocolates Trapa la oportunidad de lograr una de esas victorias que tienen un valor añadido, de las que brillan y además sirven para enviar un mensaje al resto de la competición. 

La visita del Breogán es de máxima exigencia por el escenario –la moderna instalación palentina suele registrar muy buenas entradas– pero sobre todo por el rival, un Palencia que, agazapado, prefiere no figurar entre los grandes favoritos de la Liga, aunque su plantilla tenga los mimbres necesarios para aspirar a todo. 

El conjunto local afrontará el encuentro con la motivación de lograr su primer triunfo ante sus aficionados –en la primera jornada se vio superado por el Melilla (69-81)– pero también fortalecido tras su brillante victoria en la cancha del teórico máximo aspirante al ascenso, el Mallorca (79-80). 

El Leche Río Breogán, que podrá utilizar a todos sus jugadores, también llega al enfrentamiento convencido de sus opciones después de las dos convincentes victorias conseguidas ante el Tau y el Oviedo. 

El conjunto castellano se presenta en la competición con un equipo totalmente renovado con respecto a la pasada temporada. Solo continúa Jordi Grimau. A partir del catalán, el técnico, Carles Marco, ha reunido una plantilla de calidad y equilibrada con jugadores versátiles y una interesante mezcla de juventud y la veteranía de jugadores como Dani Rodríguez o el internacional lituano Sima Jasaitis, que retorna al baloncesto español, donde antes militó en Baskonia y Joventut. 

Con todo, el punto fuerte del Palencia, y más desde que en la semana pasada logró la incorporación de Felipe dos Anjos, parece estar en el juego interior. Kevin Larsen, que ya ascendió la pasada temporada con el Bilbao, es una auténtica referencia con una media de 20 puntos y 7 rebotes. Jasaitis y Mindaugas Kacina –el jugador más utilizado por Carles Marco, tanto de alero como de ala-pívot, con más de 32 minutos por encuentro– son buenos complementos a los cincos y tienen facilidad para abrir el campo con sus lanzamientos. 

Travis Bader es, en teoría, el punto a tener en cuenta en su lanzamiento exterior. Es un auténtico especialista, un magnífico tirador de tres puntos. Bader fue durante cuatro temporadas el mejor triplista de la historia de la NCAA al alcanzar los 504 triples anotados. Su récord fue batido la temporada pasada por el actual jugador del Obradoiro Fletcher Magee. En los dos partidos disputados, el estadounidense anotó en total 21 puntos y consiguió tres canastas triples de nueve intentos, aún lejos de lo que se espera de él. 

Dani Rodríguez es el otro punto fuerte del equipo. Es el director de juego en toda la extensión de la palabra. Su gran experiencia le permite manejar con maestría casi todas las situaciones y asumir la responsabilidad cuando es preciso. Pero esta posición también puede ser el punto débil del Palencia. Con la baja del base francés Sango Niang –el pasado martes el club y jugador llegaron a un acuerdo para la rescisión del contrato–, la dirección del equipo queda en manos del exbreoganista y de Lucas Antúnez, debutante en la categoría y que, de momento, solo ha salido en cancha para dar minutos de descanso a Dani Rodríguez. 

El Breogán buscará el desgaste de Dani Rodríguez para descabezar a su rival. Díaz, Soluade, Quintela e incluso Ahonen serán una pesadilla para el base. La otra batalla, estará dentro de las zonas.

El Palencia sube el listón del Breogán
Comentarios