Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Oviedo y Pumarín, doble reto

Fran Cárdenas, durante un encuentro con el Oviedo. LUISMA MURIAS (LA NUEVA ESPAÑA)
Fran Cárdenas, durante un encuentro con el Oviedo. LUISMA MURIAS (LA NUEVA ESPAÑA)

El Cafés Candelas Breogán cerrará la primera vuelta este domingo con la visita a un conjunto ovetense que atraviesa un gran momento de juego y resultados, pero llega sin Fran Cárdenas

El Cafés Candelas Breogán estrenará el año 2018 con uno de los encuentros, al menos teóricamente, más difíciles de la temporada. El equipo lucense, que sigue centrado en consolidar jornada a jornada su liderato, visita el domingo (12.00 horas) el Polideportivo Municipal de El Pumarín para enfrentarse al Unión Financiera Oviedo. El Breogán se encontrará con un doble obstáculo, por un lado, superar el llamado efecto Pumarín, una cancha pequeña pero con mucha presión por parte de sus aficionados y en la que el conjunto oventense suele ofrecer su mejor versión y por otro superar al conjunto asturiano que atraviesa su mejor momento de la temporada como lo demuestra el hecho de que en estos momentos, con cuatro triunfos consecutivos, es el equipo con mejor serie abierta de la Liga. Uno de esos encuentros que, en caso de acabar con triunfo, reforzaría la privilegiada posición del equipo lucense.

El Oviedo no empezó del todo bien la temporada, sobre todo como local y de hecho de sus primeros cinco encuentros disputados en el Pumarín perdió tres. Algo nunca visto desde que el conjunto asturiano milita en LEB Oro. Probablemente los cambios realizados en la plantilla, sólo continúa Víctor Pérez, Fabio Santana y Mouhamed Barros de la temporada pasada, propiciaron ese inicio irregular que sin embargo ya parecen haber superado.

En las últimas jornadas el conjunto ovetense está dando muestras de una mayor solidez y regularidad. La principal mejoría está en el trabajo defensivo, es el cuarto equipo de la liga que menos puntos encaja pero si tenemos en cuenta sólo las siete últimas jornadas -en las que enlazaron seis triunfos- su media de puntos encajados fue solo de 67,7 puntos. Esta mejoría tuvo continuidad en una mayor regularidad en el juego de ataque donde el lanzamiento de tres puntos, en otros tiempos una faceta fundamental para los del principado, es un recurso importante pero en especial en rachas que les permite conseguir parciales importantes.

Esta mejoría llevó al equipo que dirige Carles Marco a escalar posiciones en la tabla hasta situarse en su actual cuarto puesto en solitario, con once victorias y cinco derrotas, e incluso aún con posibilidades matemáticas de poder jugar la Copa Princesa aunque en realidad esas opciones son prácticamente irrealizables.

Desde el 18 de noviembre pasado en el que se vieron superados por el Cáceres (78-83), el Unión Financiera Oviedo no ha vuelto a ceder en su cancha. Es decir llevan cuatro triunfos consecutivos antes sus aficionados y además frente a rivales de consideración como Melilla Baloncesto (79-69), Tau Castelló (68-62), ICL Manresa (87-76) e Iberostar Palma (80-57).

Para el encuentro ante el Cafés Candelas Breogán, el equipo oventense sufrirá la ausencia de uno de sus jugadores más relevantes, el base Fran Cárdenas que volvió a Oviedo tras su paso por el Obradoiro y que sufrió, ya no jugó en la pasada jornada en la cancha del Levitec Huesca, una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, lo que le impedirá volver a las canchas en la presente temporada. No es en absoluto descartable que para el encuentro ante el equipo lucense, el conjunto asturiano incorpore a un sustituto del base andaluz que comparta la dirección del equipo con canario Fabio Santana.

Oviedo y Pumarín, doble reto
Comentarios