Los otros rojiblancos de Lugo

Hay peñistas lucenses del Athlétic, como José Ángel ‘Atxa’, que tienen la suerte de presenciar la final de Copa en La Cartuja. Otros, como Paco Villanueva, prefieren reunirse con sus amigos
José Ángel, 'Atxa', en el centro de la imagen en uno de los palcos de San Mamés.
photo_camera José Ángel, 'Atxa', en el centro de la imagen en uno de los palcos de San Mamés.

La palabra rojiblanco en Lugo adquiere una nueva dimensión en un fin de semana trascendental para los aficionados lucenses del Athlétic. El color albivermello dejará de asociarse por un día al CD Lugo para hacerlo con el gigante de Bilbao, que afronta esta noche en Sevilla ante el Mallorca la trigésima novena final copera de su historia.

Allí estarán peñistas lucenses que han tenido la suerte de conseguir algunas de las entradas que ha sorteado el club entre todos los inscritos de España. Es el caso de José Ángel Trigo, Atxa, presidente de la Peña O Polbo Vermellobranco de Lugo, que acudirá a su cuarta final para apoyar al club de su vida. Estuvo en Bucarest (2012), en la final de la Liga Europa contra el Atlético, y en las finales de Copa en Mestalla (2009) y el Calderón (2012), ambas contra el Barcelona de Pep Guardiola. "Tengo esperanza de ganar esta final", dice el lucense después de regresar de vacío de aquellos tres viajes.

"Pero he visto ganar al Athlétic, ¿eh?", matiza. "Tengo 59 años y los títulos con Clemente en los 80 los viví en Lugo", añade orgulloso. "Y la primera vez que fui a San Mamés fue en el centenario del club, en 1998", cuenta un "socio de los que pagan 500 euros al año" y van a San Mamés siempre que puede. Este año ha ido cuatro veces, "pero en la temporada de Marcelo Bielsa (2011-2012) fui unas 15 veces. Aquello era impresionante", recuerda.

Preguntado por la Gabarra, Atxa riñe a los medios de comunicación "madrileños", recordando que "siempre se prepara por si tiene que salir, cada vez que existe la opción pasa una inspección por si puede navegar por la ría, no es que se dé por hecho que se va a conseguir la Copa".

Su afición, como la de tantos otros athleticzales gallegos, nació con Iríbar, el gran mito de la portería rojiblanca. "Vivía en la Rúa Castelao y de pequeño veía los partidos en el bar Miño, y me hice del Athlétic por Iríbar y la final de Copa de 1973. Además él lo sabe, que he hablado varias veces con él", cuenta.

Paco Villanueva y su mujer, con la estatua de Iríbar en San Mamés.
Paco Villanueva y su mujer, con la estatua de Iríbar en San Mamés.

Otro gran apasionado del Athlétic, pero que no podrá estar en La Cartuja en esta ocasión, es Paco Villanueva (66 años). Compañero de batallas del fallecido Pepe Seijo en la Peña Lucense del Athlétic Club, ha optado por un plan más tranquilo y verá la final rodeado de sus amigos, y peñistas, en la Sociedad Gastronómica Luguesa. También hay algo de superstición, porque también estuvo en Bucarest y en la final copera de Mestalla en 2009. "A ver si viéndolo por la tele hay más suerte", ironiza.

Villanueva tiene ganas de ver ganar a su equipo. Lo expresa, además, con una anécdota que protagonizó su hijo hace 25 años. "Tenía unos ocho años y estábamos en Vigo viendo al Athlétic y me dice: ‘Papá, ¿por qué no cambiamos de equipo a ver si ganamos algo?’. Pues a ver qué le contestas, claro. A ver si estas nuevas generaciones pueden decir que también ganan algo, aunque sea con filosofías distintas. En esas estamos".

De su peña, algunos también estarán en La Cartuja y otros, como en el caso de la peña de Atxa, se desplazarán a San Mamés para ver el partido en el propio estadio. "Tenemos máxima ilusión, son muchos años sin ver a mi Athlétic ganar algo grande y ya toca", dice Villanueva sobre una pasión que, reconoce, no sabe cómo nació. "No hay una explicación concreta. Antes era más normal, no como ahora, que son todos del Barça y del Real Madrid".

Comentarios