viernes. 03.04.2020 |
El tiempo
viernes. 03.04.2020
El tiempo

El Breogán tiene este sábado otro derbi para que crezca la fe

Nogués y Van Wijk, en un Breogán-Ourense de pretemporada. XESÚS PONTE
Nogués y Van Wijk, en un Breogán-Ourense de pretemporada. XESÚS PONTE
El conjunto celete recibe al Ourense con la intención de repetir la imagen mostrada ante el Coruña en la pasada jornada

El Leche Río Breogán afronta esta sábado (19.15, Pazo dos Deportes) ante el Ourense su segundo derbi gallego consecutivo. Y lo hace con el objetivo de mantener la buena línea de juego mostrada el pasado fin de semana ante el Leyma Coruña y de conseguir un triunfo que le permita mantenerse al acecho de los primeros clasificados.

En estos momentos, los dos contendientes están separados por un triunfo en la clasificación —los lucenses son cuartos con nueve triunfos y los ourensanos octavos con ocho— y llegan a este encuentro con ciertas expectativas. Los breoganistas han ganado cinco de los seis últimos encuentros, aunque la derrota sufrida en Palma hace un par de jornadas mantiene las dudas que, ni siquiera, la contundente victoria frente al Leyma han mitigado por completo. El Ourense, por su parte, ha perdido sus dos últimos encuentros, aunque ante dos rivales de entidad, Melilla y Mallorca, frente a los que se mostró competitivo mientras las fuerzas de una plantilla limitada en efectivos aguantaron. Ante los baleares, los de Gonzalo García llegaron a dominar por quince puntos de diferencia (62-47), aunque el partido se les hizo largo y lo pagaron en el último cuarto, que el Mallorca ganó por 10-31.

El escaso fondo de armario de los ourensanos se ha revelado en su principal deficiencia dentro de una trayectoria en lo que va de competición que se debe valorar positivamente. En el Ourense un jugador, Darko Balaban, su referencia interior, ya supera los 400 minutos de juego y otros cinco superan los 300: Óscar Alvarado (310), Connor Wood (315), Van Wijk (354), Alfredo Ott (342) y Edu Martínez (350). Por establecer una comparación en el Breogán sólo un jugador supera la barrera de los 300 minutos en cancha: Álex Olah, con 307.

Esta circunstancia otorga una especial importancia al ritmo del partido. El Ourense buscará un encuentro pausado, de posesiones largas, para llegar lo más entero posible al tramo final, mientras que los locales intentarán todo lo contrario. Gonzalo García, técnico del Ourense, buscará su propósito con defensas alternativas e intentando pausar las transiciones.

Al margen de este primer objetivo, el Breogán tendrá claro la importancia que tiene Darko Balaban para las opciones de su equipo. El pívot serbio hace prácticamente la cuarta parte de los puntos de su equipo (concretamente un 23,2%) y realiza el 37,2 % de los tiros de dos puntos de su equipo. Obviamente es el máximo anotador, el mejor reboteador y un jugador imprescindible para su equipo. Cuando no está en pista, el Ourense sufre mucho para mantener su nivel de competitividad.

Al margen de la amenaza que representa el serbio, la presencia de jugadores como Alfredo Ott, Edu Martínez o Connor Wood —con un 45% de acierto en los lanzamientos triples— hacen del Ourense un equipo, en ocasiones, imprevisible. Los momentos en los que estos jugadores, verdaderos especialistas en el tiro, se encuentran atinados, pueden llevar a su equipo a parciales importantes.

Esto obligará a la defensa del Breogán a mantener un alto nivel defensivo, pero sobre todo con la regularidad que, por ejemplo, mantuvieron en la pasada semana ante el Coruña, aunque hay que tener en cuenta el conjunto herculino no brilla precisamente en el lanzamiento de tres puntos.

Con Víctor Serrano ya recuperado —reapareció en la pasada jornada— el Ourense contará con todos los jugadores de su plantilla, mientras que en el Breogán la duda es probable el retorno de José Nogués, de baja desde el 25 de octubre.

El Breogán tiene este sábado otro derbi para que crezca la fe
Comentarios