martes. 17.05.2022 |
El tiempo
martes. 17.05.2022
El tiempo

Una noche inolvidable

Gabriel Deck defiende a Salva Arco en uno de los lances de aquel día ante el Real Madrid. SEBAS SENANDE
Gabriel Deck defiende a Salva Arco en uno de los lances de aquel día ante el Real Madrid. SEBAS SENANDE
Salva Arco recuerda el último triunfo ante el Real Madrid en el Pazo, hace tres años, del que fue líder y protagonista

La historia de amor que protagonizaron el Río Breogán y Salva Arco no se entendería en su totalidad sin partidos como el que se jugó aquel 16 de diciembre de 2018 en el Pazo dos Deportes de Lugo. Los titulares de los medios nacionales aquella noche fueron elocuentes y todos hablaban de una tarde antológica del equipo lucense y de un Real Madrid de Pablo Laso que se vio sorprendido por la inspiración de los jugadores de Natxo Lezkano, entonces técnico del llamado Cafés Candelas Breogán.

El resultado, 84-71, alejaba al equipo madrileño del liderato en una duodécima jornada de Liga que, sin embargo, el Breogán afrontó con muchas dudas. Dos victorias en once jornadas –contra el Estudiantes en la cuarta (86-79) y ante el Obradoiro en la séptima (69-56)– instalaron a los lucenses en el descenso y no auguraban, precisamente, un buen resultado ante los jugadores de Laso, que llegaron a aquel partido en la tercera plaza, con nueve triunfos, dos derrotas y una plantilla de escándalo que acabó por conquistar aquella Liga, segunda consecutiva para un equipo que el año anterior, además de la ACB, también celebró la Euroliga.

Ya sin Luka Doncic, héroe y prodigio del doblete que ya daba sus primeros pasos en los Dallas Mavericks, pero con estrellas como Sergio Llull, Felipe Reyes, Walter Tavares, Klemen Prepelic, Fabien Causeur, Trey Thompkins o Jaycee Carrol, el Real Madrid asustaba e imponía, pero aquel día el embrujo del Pazo empujó a los de Lezkano a un partido perfecto, como lo recuerda el capitán del Breogán esa noche, el eterno Salva Arco.

"Lo recuerdo con muchísima alegría. Fue uno de los mejores, si no el mejor momento de la temporada. Fue un año duro, hasta ese partido llevábamos solo un par de triunfos y ese día fue el típico día que te sale todo, un equipo enchufadísimo y un Pazo a rebosar. Los recuerdos son fantásticos", rememora.

Unos recuerdos que, a diferencia de lo que muchos podrían pensar, se mantienen vivos en la memoria de Arco. Uno puede llegar a creer que un jugador con más de 450 partidos a sus espaldas tiende, por la adrenalina del juego, por la presión de la élite o por cualquier otro factor, a no recordar con detalle partidos de estas características, pero nada más lejos de la realidad. "Esos partidos son difíciles de olvidar, te acuerdas de muchos detalles", explica. "Fue el típico partido en el que todos tus compañeros están bien, tuvimos mucho acierto de tres (12 de 28), al contrario que ellos (7 de 27). Recuerdo que cuando salí a pista era un saque de banda, una jugada que teníamos mano a mano para que tirase: sale, meto el triple y Felipe Reyes me hace falta (3+1). Pero todos recordamos los dos mates de Belemele, los movimientos al poste bajo de Jerome Jordan, el desparpajo de Christian Díaz, a Sergi Vidal, a Johan Löfberg, a Aleksandar Cvetkovic... te pones a sumar y es lo que se necesita para estos partidos, que todos estén implicados y salgan bien las cosas. Eso fue la clave para superar al Real Madrid como lo hicimos".

MOTIVACIÓN EXTRA. Recibir a este tipo de rivales en el Pazo dos Deportes supone una motivación extra para todos los que componen la escena del partido. Afición, jugadores y cuerpo técnico aúnan fuerzas y generan un ambiente espectacular que queda en la memoria de sus protagonistas, tanto de los lucenses como de los rivales. "No cabía un alfiler en el Pazo aquel día, y eso siempre ayuda a que todo salga como salió", señala Arco.


[La portada, de El Progreso, para Christian Díaz: 'El Breogán tumba al campeón de Europa'.]

Unas gradas que vibraron como en las mejores noches, esas que han marcado el carácter guerrillero de un Pazo que se ha ganado el respeto de todos a lo largo de las últimas décadas. Es una pista difícil, porque por sus características consigue un ruido ensordecedor que lleva en volandas al Breogán cuando más lo necesita. Pero no basta con la magia de los aficionados. "Para ganar al Real Madrid no solo tienes que meter canastas", recuerda Arco. "Si juegas a ver quién mete más, te van a ganar. Hay que practicar una defensa muy sólida, que te acompañe la suerte, que sus tiros liberados o defendidos no entren. La defensa es clave, si lo consigues, si logras controlar el rebote, anotar en transición canastas fáciles, dará confianza al equipo para tener opciones de ganar", dice el excapitán.

Retirado justo antes de arrancar la actual temporada, Arco reconoce que "cuando las cosas van bien, a uno siempre le gustaría formar parte del equipo", pero asegura que el sentimiento es el mismo desde su nueva posición, en las oficinas como responsable del área social del club. "Formo parte de todo desde otra perspectiva y estoy encantado de que se hable del Breogán, de que transmita esa solidez. Defender bien es sinónimo de competir bien y llegar a los finales con alternativa de victoria", insiste.

Sobre el Real Madrid, a pesar de una plantilla algo cambiada respecto a la de aquel partido –siguen Tavares, Llull, Rudy Fernández, Carroll, Causeur o Taylor–, Arco no ve grandes diferencias de nivel con la de 2018. "Sigue siendo uno de los mejores de la liga, si no el mejor, y lo demuestra cada año. Entonces era el mejor equipo y ahora también, pero seguro que vienen con más tensión que hace tres años. Les cogimos un poco por sorpresa y no esperaban ese Breogán. Ahora estarán más preparados, ya lo dijo Pablo Laso hace días".

Si hay un consejo que puede dar Arco al cuadro lucense es que sus compañeros "disfruten" sobre la pista. "Nunca sabes cuándo vas a volver a jugar partidos de esta entidad. Que disfruten, que se quiten la presión por el resultado porque lo lógico es que gane el Real Madrid. Que lo den todo y que nos hagan sentir orgullosos a los más de 4.000 aficionados que iremos al Pazo". Palabra de capitán.

Estadísticas de Salva Arco
Puntos 13
Rebotes 1
Asistencias 0
Tiros de dos 3/3
Triples 2/4
Minutos 12,35
Valoración 10

Una noche inolvidable
Comentarios