sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

Ni un solo respiro

Los jugadores del Lugo celebran el gol del triunfo ante el Albacete. XESÚS PONTE
Los jugadores del Lugo celebran el gol del triunfo ante el Albacete. XESÚS PONTE
El Club Deportivo Lugo afronta cinco partidos en los próximos 16 días. La escuadra de Nafti recibirá en el Ángel Carro a Oviedo y Las Palmas y visitará a Alcorcón, Málaga y Mirandés

El Club Deportivo Lugo tiene por delante dos semanas frenéticas que le pueden servir para confirmar el espectacular momento de forma que vive con Mehdi Nafti en el banquillo. Cinco partidos en 16 días, dos de ellos en el Ángel Carro y tres a domicilio, que pondrán a prueba el estado físico de los jugadores y su alto nivel de confianza, inalterable durante las últimas jornadas pese a todo tipo de inclemencias deportivas, como expulsiones en primeras partes o goles encajados que obligan al equipo a jugar a remolque para remontar el resultado.

La primera de las pruebas llegará este viernes en Alcorcón ante el colista de la categoría. El partido, previsto para las 19.00 horas y correspondiente a la jornada número 13, será el punto de partida con el que el Lugo iniciará un calendario apretadísimo que, cuatro días después, el martes 24, le hará recibir al Oviedo en el Ángel Carro a partir de las 21.30 horas.

Casi sin descanso -solo tres días-, y tras dos partidos complicados, el Lugo de Mehdi Nafti se desplazará al sur de España para jugar el viernes 27 contra el Málaga (21.00 horas).

Tras Alcorcón, Oviedo y Málaga, el calendario vuelve al Ángel Carro en la primera de las jornadas que se disputarán en diciembre con el Lugo-Las Palmas, un choque previsto a las 21.30 horas del miércoles 2 de ese mes.

Por último, y de nuevo con solo tres días de descanso, el Lugo afrontará el quinto de los partidos de este apretado calendario y lo hará ante el siempre complicado Mirandés, en un encuentro que tendrá lugar en Anduva el sábado 5 de diciembre a partir de las 18.15 horas. En total, cinco jornadas en dos semanas para acercarse, si todo va bien, al objetivo de una tranquila salvación.

Ni un solo respiro
Comentarios