domingo. 25.08.2019 |
El tiempo
domingo. 25.08.2019
El tiempo

Nacho Biota: "Me gusta mucho el carácter gallego, me enamoró"

Nacho Biota. AEP
Nacho Biota. AEP

Fue integrante del último Breogán que ganó al Real Madrid, y es que en la temporada 2002-03 el conjunto lucense se impuso tanto en la ida (77-81) como en la vuelta (88-78) ante los blancos

José Ignacio (‘Nacho’) Biota fue otro ilustre jugador aragonés que militó en el Breogán. Nacido en Jaca en 1975 era un alero de 2,02. Con el número 13 a la espalda defendió los colores de Huesca, Unicaja, Joventut, Breogán y Girona. En Lugo permaneció desde el año 2000, año del retorno a la ACB, hasta 2004, dónde posiblemente alcanzó su mejor nivel. Integrante del último Breogán que ganó al Real Madrid, y es que en la temporada 2002-03 el conjunto lucense se impuso tanto en la ida (77-81) como en la vuelta (88-78) ante los blancos.

¿A qué se dedica actualmente Nacho Biota?
Soy agricultor (alfalfa, colza,...). Ayudo al CB Jaca, para echar una mano. Siempre quise volver al campo luego del baloncesto y no todos nos podemos dedicar a eso.

¿Es cierto que era propietario de media Jaca?
¡Totalmente falso! Tengo 100 hectáreas de tierra, pero unas cuantas son en arriendo, soy un pequeño agricultor.

¿De dónde viene aquello de Nacho ‘tirito-penetración’ de Biota?
Eso era cosa de Areñas, que nos la liaba a todos. Me lo puso él, supongo que porque al principio hacía algo de todo. Es un fenómeno, sus presentaciones eran únicas.

No he visto gente más graciosa que los gallegos, su sorna y su acento me encantan

Para el espectador que no te conozca, ¿cómo era como jugador?
¡Uf! Fui cambiando mi forma de jugar. A Lugo, aunque era joven llegué cascado y me tuve que hacer más tirador, antes era más atlético. En defensa hacía lo que podía. No hacía nada bien la verdad, pero tampoco especialmente mal. Un día hacía tres o cuatro penetraciones buenas, otra tres o cuatro triples... Era completo, pero sin más.

De su paso por Lugo, ¿con qué recuerdo deportivo se quedaría?
Hubo muchos momentos. Recuerdo un partido en Manresa, en el que si ganábamos entrábamos en ‘play off’ porque había un cuádruple empate o algo así. Ese día perdimos, pero pudimos hacer historia. También he jugado muchos partidos grandes, el Pazo era muy complicado.

¿Y de sus entrenadores?
Paco García y Andreu Casadevall eran muy diferentes en su forma de entrenar, pero ambos muy trabajadores. Sin tener nunca un nombre especial han demostrado más que otros. Cada minuto que han dirigido se lo han ganado. Tenían un carácter muy diferente, Paco era más expresivo, Andreu más calmado.

¿Fue Lugo el sitio donde se vio al mejor Biota?
Yo creo que en cuanto a números sí, y en cuanto a responsabilidad también. Mi físico ya iba más justo, pero en Huesca por ejemplo era muy físico. Pero donde mejor estuve fue mi medio año en Badalona antes de las dos lesiones, aunque en Lugo me hice más jugador y más veterano, gané templanza.

Cuando yo jugaba me era más difícil jugar con rivales directos, porque tenías que ganar sí o sí

¿Has seguido todos estos años la trayectoria del Breogán?
Siempre la sigo, pero no veo mucho baloncesto, sé quién juega y poco más. Pero siempre me alegro cuando gana y me alegré del ascenso. Siempre que jugaban en Huesca bajaba a verlos.

Ya en lo extradeportivo, ¿qué echa de menos de Lugo? ¿Qué no?
Me gusta mucho el carácter gallego, me enamoró. No he visto gente más graciosa que los gallegos, su sorna y su acento me encantan. También la tranquilidad de vivir allí. El primer año que llegué allí fue el que más llovió, pero la calidad de vida me gustaba.

¿Alguna anécdota que recuerde con especial agrado de su paso por Lugo?
Me viene a la cabeza un partido ante el Joventut. Yo no estaba jugando bien y estábamos ajustados. En la última jugada dije, esta para mí… Me tiré un chusco que no veas, ¡el balón salió a tomar por culo! Loncar se puso como una fiera, pero luego cogió el balón, ¡la metió y acabó quitándose los pantalones!

¿Qué resultado pronostica para el partido ante el Real Madrid?
Cuando yo jugaba me era más difícil jugar con rivales directos, porque tenías que ganar sí o sí. Esos son los partidos duros. Estos partidos hay que jugarlos sin presión: lo normal es que el Madrid te gane. Hay que intentar jugar bien y el Breogán tiene mucho más que ganar que perder. Y Lugo es una pista complicada.

Muy personal
Un vicio confesable: No tengo.
Una virtud: Dicen que soy simpático, pero a veces soy algo borde.
Un defecto: Soy muy mal hablado. Soy consciente y defensor de los tacos. Y soy algo antisocial, si es que eso es un defecto.
Una manía: No tengo tampoco.
Algo que odia: Odio la soberbia de la gente, y mucho.
Alguien al que admire: Cuando era pequeño era muy idealista, pero cuando conocí a alguno de mis ídolos se me cayó el mito. Hoy en día ya no tengo ídolos.

Nacho Biota: "Me gusta mucho el carácter gallego, me enamoró"
Comentarios