viernes. 30.10.2020 |
El tiempo
viernes. 30.10.2020
El tiempo

Mujeres de jugadores.com

Amber y Bill Philps observan la web en un ordenador (Foto: Xesús Ponte)
Amber y Bill Philps observan la web en un ordenador (Foto: Xesús Ponte)

Amber Phillips nunca olvidará el día en el que, tras empaquetar todas sus cosas y despedirse de su familia, abandonó su Filadelfia natal para seguir los pasos en Europa de su entonces prometido y hoy marido, Bill Phillips. De ese día han pasado más de siete años en los que la mujer del pívot del Breogán ha vivido en ocho ciudades de cinco países distintos. Entre viajes y partidos de baloncesto Amber, graduada en nuevas tecnologías, decidió crear una web en la que relatar sus experiencias europeas.

«La idea era ayudar a otras chicas basándome en las dificultades que yo misma me encontré al llegar a Europa», cuenta.

El boca a boca hizo el resto y en la actualidad la web mujeres de jugadores.com (www.basketwives.com) cuenta con cerca de un centenar de usuarias.

«La página nació orientada a mujeres de jugadores estadounidenses que juegan en Ligas europeas, pero empezaron a ponerse en contacto conmigo desde diferentes partes del mundo. Ahora mismo en cualquier sitio que hay baloncesto tenemos usuarias registradas», relata Amber, y no exagera.

La web, en la que todas las usuarias aportan experiencias, ofrece desde información sobre la siesta y lo que esta significa hasta avisos sobre los inconvenientes de dar a luz en Turquía. «Una usuaria que tuvo a su hija allí  asegura que los hombres tienen prohibida la entrada en el paritorio», afirma.

El cambio de moneda, cómo conseguir el visado o dónde votar en Europa para las elecciones estadounidenses son algunos de los temas que toca la página, que según afirma Amber tiene, sobre todo, «una función social».

«Creo que la web ayuda a las chicas desde el punto de vista de saber que hay muchas personas que están en tu misma situación y que han pasado por lo que tu estás pasando. Hay muchas mujeres de jugadores que se han conocido a través de la pagina y que al encontrarse cerca deciden visitarse», comenta orgullosa.

Entre las usuarias de la página se encuentran mujeres de algunos ex breoganistas, como Daniel Kickert, actualmente en el Gran Canaria, y Mo Jeffers, que esta temporada juega en la Liga alemana.

«La gente en Estados Unidos tiene una opinión distorsionada de cómo es la vida en Europa. Muchos creen que la vida de un jugador de baloncesto es muy glamourosa, parecida a la que se lleva en la NBA», comenta.

Amber, que asegura no arrepentirse de la decisión que tomó hace siete años, indica que no todo son facilidades en la vida de una ‘mujer de baloncesto’. «La vida que llevamos es solitaria y nada estable, depende siempre de la marcha del equipo y de los resultados. En mi primer año fuera de Estados Unidos cambiamos de domicilio hasta en tres ocasiones», confiesa Amber, que no quiere entrar en el tono de queja. «Estoy feliz con mi estilo de vida, pero desde luego no es tan glamouroso como mi familia y amigos se imaginan, y en eso coincidimos todas las usuarias de la web», añade.

La página de internet, además de facilitar las cosas a las usuarias, le ha aportado a Amber Phillips amigos en todo el mundo. «Llevo años hablando con chicas cuyos maridos juegan en Tokio, Israel o Argentina, y a las que nunca he visto», confiesa.

Tras acabar la pasada temporada en Lleida afirma sentirse muy feliz ahora mismo en Lugo. «Ya hablo un poco de español y me siento muy cómoda en Lugo, me gusta el estilo de vida», asegura Amber Phillips.

La hora de la cena y la de la siesta
Amber Phillips contó con la ayuda de su marido, el pívot del Breogán Bill Phillips, cuando decidió crear la web dirigida a las mujeres de jugadores estadounidenses hace cuatro años. «Siempre que había un partido le decía que informara a los jugadores americanos sobre la página», confiesa.

Sin embargo, y pese al buen hacer del pívot breoganista, la noticia corrió como la pólvora por sí sola. Lo que comenzó como una web dirigida a las mujeres de jugadores ubicadas en Europa cuenta hoy con cerca de un centenar de usuarias dispersas por todo el mundo, desde Tokio hasta Australia. La web ofrece informaciones variopintas que van desde el horario para echarse la siesta hasta un aviso de que en Europa las tiendas cierran los domingos.

Europa vs EE.UU
«En Estados Unidos los comercios no cierran nunca. Fue una sorpresa ir a comprar un domingo y encontrármelo todo cerrado, pero ahora lo prefiero. La gente aquí dispone de un día para relajarse y descansar», afirma Amber.

La hora de la cena en España también varía con respecto a la de Estados Unidos. «En Filadelfia se cena a las cinco de la tarde. Pero después de tantos años en Europa ya nos hemos acostumbrado y cenamos tarde sea donde sea», afirma.

La web cuenta también con un convertidor de moneda, grados y kilómetros —medidas  diferentes a las usadas en  Estados Unidos—. Las usuarias de la web se encargan de consultarse y responderse tanto curiosidades como cosas necesarias de saber antes de instalarse en un país, desde Israel hasta México pasando por las Filipinas. ¿La última duda surgida? «Hay una chica cuyo marido ha fichado por un equipo sirio y está buscando información», cuenta Amber.

Mujeres de jugadores.com
Comentarios