sábado. 30.05.2020 |
El tiempo
sábado. 30.05.2020
El tiempo

"EN LOS DEPORTES MINORITARIOS HAY QUE DEMOSTRAR MUCHO MÁS PARA QUE LA GENTE LO VALORE"

Miguel Alvariño: "Un oro olímpico es mi sueño y si no llega ahora no llegará nunca"

Miguel Alvariño, este miércoles frente al Concello pontés con las dos medallas conseguidas en Bakú.
Miguel Alvariño, este miércoles frente al Concello pontés con las dos medallas conseguidas en Bakú.
Tras ganar el oro individual en los Juegos Europeos de Bakú, el pontés Miguel Alvariño dirige sus flechas hacia Río 2016. Consciente de las dificultades, pero dispuesto a sacrificarse para llegar aún más alto, el joven de 21 años ya es décimo en el ránking mundial de su deporte.

RECIÉN LLEGADO de los Juegos Europeos de Bakú y cargado con dos medallas que le dan fuerzas para «seguir soñando», el pontés Miguel Alvariño, conocido como Maikel entre su círculo de amigos y sus compañeros de equipo, no tiene tiempo ni para asimilar el éxito. Después de conseguir un oro en la prueba individual y una plata con el equipo español, hoy participa en Madrid en un clasificatorio para ir el campeonato del mundo, con el que alcanzaría el billete a los Juegos de Río 2016, la diana perfecta para las flechas de un joven de 21 años que empezó el año en el puesto número 45 del ránking mundial y ya se ha colado en el número diez.

¿Cómo se siente uno con una medalla de oro entre sus manos?

Supercontento -dice con una sonrisa infinita- y con muchas ganas de seguir. Necesitaba la medalla para seguir luchando.

¿Conseguirla era un opción real en su cabeza o fue una sorpresa?

Cuando me fui (a Bakú) sabía que podía conseguir algo, que podría estar entre los diez primeros, pero el oro no me lo esperaba para nada.

El podio, ¿es más duro que la competición?

Estaba muy nervioso y es muy emocionante. Y cuando escuché el himno de España, no me aguanté. Y lloré.

¿En qué piensa cuando tira en una competición de ese nivel?

En darle al diez y en la técnica: cada paso, en como colocar las manos...

En el camino hacia el oro derrotó a cinco arqueros de los grandes siendo uno de los más jóvenes. Superó a gente como Sjef van den Berg, actual número tres del ránking mundial. ¿Cómo fue el campeonato?

Solo hay uno que tiene un año menos que yo. La competición fue bien, pero hubo unas semifinales que llegué al desempate y estaba cansado. Dije: ‘hay que seguir’. Y tiré muy bien. Descansé un poco en una sombra y volví con muchas ganas. En el tiro con arco hay una parte psicológica muy importante. El primero que te lo tienes que creer eres tú.

¿Hacia dónde apuntan sus flechas ahora? ¿Vuelan hacia Río 2016?

No lo sé. No me quiero meter en ningún compromiso, pero un oro en los Juegos Olímpicos es mi sueño, individual o en equipo. Y si no llega ahora, no lllegará nunca.

"El equipo español está muy fuerte. Sin olvidar lo difícil que será una medalla en Río 2016, creo que podemos hacerlo"

¿Ve posibilidades?

Sí que las veo. Es muy complicado pero creo que puedo hacerlo. Tendré que sacrificarme.

¿Y el equipo español, está preparado?

El equipo -que comparte con otros dos jóvenes de 23 años, de Cáceres y Madrid- está muy fuerte. Sin olvidar lo complicado que es, creo que podemos hacerlo.

¿Cómo es el día a día del arquero?

Muy sacrificado. Tiras un montón de flechas. Entrenas durante muchas horas. Todo mi tiempo libre lo dedico al tiro con arco.

¿Tiene alguna manía?

(Ríe) Siempre cojo aire, lo suelto y me coloco el peto. Mil y una veces. Me doy cuenta cuando me veo. Es algo que hago sin pensar. Y muevo los pies para adelante y para atrás, para aliviarme y empezar concentrado y sin nervios.

Se acerca al arco por primera vez con 16 años. ¿Cómo fueron los comienzos?

Empecé porque mi entrenador -Manuel Buitrón- fue por Monte Caxado, mi colegio en aquella época, y después de probar me dijo que se me podía dar bien. Empezó como un juego de amigos, divirtiéndonos, y fui avanzando poco a poco hasta ser campeón gallego. Y ahí me dijeron: ‘¿Hasta dónde quieres llegar?’. ‘A campeón de España’, contesté. Y empecé a entrenarme más y más en serio. Batí dos récords a nivel nacional, uno absoluto y uno júnior. Y empecé a pensar que podía valer.

 "El club Sílex hizo todo para enseñarme y yo espero poder animar a otros a darse cuenta de que pueden llegar lejos"

Es el ejemplo de empezar desde abajo, a nivel local, con un club pequeño, para conquistar el mundo.

Todo el mundo me ayuda pero nunca es suficiente si lo comparas con otra gente que está en centros de alto rendimiento. Aquí me lo curro como puedo. El club Sílex de As Pontes es el que hizo todo para enseñarme, el que me acompaña y el que se alegra conmigo. Soy y seguiré siendo humilde. Pero en deportes como este faltan muchos apoyos y dinero. ¿Qué arquero puede decir que no lo pone de su bolsillo?

Su ejemplo podría servir para abrir camino...

Como me lo abrieron a mí otros arqueros del club como Gema Buitrón, que fue campeona de España, o Xaquín Mira. Espero que ahora yo pueda animar a otros por lo menos a darse cuenta de que puedes llegar lejos.

Ya recorrió medio mundo con su arco -China, Polonia, Francia, Armenia, Turquía, Colombia o Azerbaiyán- y acumula muchos títulos. ¿Se puede vivir de esto?

No. Por mucho que consiga nunca voy a poder vivir de ello. Me gustaría ser entrenador con el tiempo, pero de eso tampoco se puede vivir, así que lo haré en el tiempo libre, como hobby.

¿Estudia?

Estoy haciendo el ciclo de Electromecánica en Ferrol y mi futuro laboral lo veo sin duda por ahí.

Tiran a 70 metros. ¿Qué velocidad alcanzan las flechas?

207 kilómetros hora.

Podría hacer de Guillermo Tell y alcanzar la manzana sin problema.

A 18 metros seguro, pero no creo que se ponga nadie (risas).

Miguel Alvariño: "Un oro olímpico es mi sueño y si no llega ahora...
Comentarios