Dos meses determinantes para el Lugo

El Lugo tiene por delante ocho partidos claves en su futuro a corto plazo: se medirá a cuatro de los seis primeros clasificados en liga
Torrado disputa un balón ante el Arenteiro. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Torrado disputa un balón ante el Arenteiro. VICTORIA RODRÍGUEZ

El calendario que le espera al Club Deportivo Lugo en los dos próximos meses, hasta el 28 de enero de 2024, encierra dificultades, retos y obstáculos que el equipo de Pedro Munitis debe superar si quiere aspirar a ser uno de los equipos candidatos al ascenso al final de la temporada. Sesenta días en los que se medirá a varios de los mejores equipos de su grupo de Primera RFEF, además de a un Mirandés de Segunda División A que le espera la próxima semana en la segunda eliminatoria de la Copa del Rey.

Un calendario exigente. Ocho partidos sin tregua que pondrán sobre la mesa el nivel real de un equipo rojiblanco que, después firmar un mes de octubre perfecto —cuatro partidos, cuatro victorias—, se ha dado de bruces con la realidad en noviembre, donde su trayectoria ha sido mucho más irregular y solo ha conseguido un triunfo en cuatro encuentros.

Tras visitar al Sestao River este fin de semana, los de Munitis afrontarán el primer duelo de máxima dificultad ante el Mirandés en el Ángel Carro. La ilusión por superar la eliminatoria obliga al equipo lucense a no reservarse nada, pese a que tan solo cuatro días después recibe, de nuevo en casa, a todo un Barcelona B, cuarto clasificado y en alza desde hace dos meses.

El Lugo pondrá fin al 2023 con una visita al Cornellá y lo arrancará ante el Celta B en otro de los duelos gallegos más esperados de la temporada en Primera RFEF. El tercer clasificado visitará el Ángel Carro como uno de los equipos más consolidados de la categoría y, como el filial del Barcelona, tan solo ha cedido dos derrotas en los dos últimos meses.

Después del derbi gallego espera el Tarazona, uno de los equipos que actualmente ocupan la zona media-baja de la tabla. Un partido trampa que precede a dos encuentros de máxima exigencia, como serán la visita al Nástic de Tarragona —fue líder y ahora es sexto— y a la Real Sociedad B, actualmente primer clasificado y único equipo invicto de toda la Primera RFEF. 

Un camino de piedras que exigirá la mejor versión de un Club Deportivo Lugo que necesita reencontrarse consigo mismo.
 

Jozabed y Bernardo Cruz, bajas
El Lugo comunicó ayer que, tras las pruebas realizadas a Jozabed, se le detectó una lesión de "grado 2 en el aductor derecho", lo que le mantendrá alejado de los terrenos de juego un periodo aproximado de tres semanas. Por otro lado, el central Bernardo Cruz permanece ingresado en Polusa por una "neumonía lobar" de la que evoluciona de manera satisfactoria.

Thiago Ojeda pide "tranquilidad"
"El equipo está bien, no hay que volverse locos cuando nos hacen un gol. Incluso en los partidos más complicados hemos controlado partes del juego. No podemos perder la tranquilidad y tenemos que mantener la regularidad", comentó este miércoles en rueda de prensa el centrocampista argentino , que reconoce que en varios partidos "hay goles que nos afectaron, y tenemos que insistir mucho ahí para que no vuelva a suceder".

El Sestao, un rival duro
"Viajamos a un campo donde habrá que adaptarse a un contexto en que puede que nuestro juego no se vea beneficiado, pero estamos preparados para competir", añadió el futbolista sobre el partido de este fin de semana en Las Llanas.

Aguza, sancionado
El centrocampista vio la quinta amarilla ante el Arenteiro y no entrará en la convocatoria ante el Sestao River. Sabit Abdulai se perfila como mediocentro, con Ojeda por delante o en el doble pivote.

Comentarios