Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

Fermín Cacho: "Me hace mucha ilusión estar con Abel Antón en Lugo y poder coincidir con Tito Margaride"

Cacho, en una prueba disputada en Soria.MARIO TEJEDOR
Cacho, en una prueba disputada en Soria.MARIO TEJEDOR

El atleta soriano será el padrino en el II Medio Maratón Cidade de Lugo El Progreso del domingo en el que podrá reencontrarse con un viejo amigo de Jesús González Margaride

«AGRADEZCO a todo el mundo, y en particular a una persona muy querida dentro del mundo del atletismo, como es Jesús González Margaride. Todo el mundo sabe lo que le ha ocurrido, desde aquí le doy ánimos, que se recupere pronto y que sepa que nos acordamos de él». La historia se conoce, y precisamente por ello, no se olvida. Fermín Cacho acababa de convertirse en Dios. Montjuic era una explosión de júbilo y España acababa de colgarse el oro olímpico en una disciplina tan eterna como el 1.500. Un. Oro. En. Mil. Quinientos. Cacho, soriano de Ágreda, ni siquiera se imaginaba que pisaría Lugo por primera vez 26 años después para apadrinar un medio maratón. Sin embargo aquel día, en medio de su ascenso a lo alto del Olimpo, se convirtió en un ídolo más del deporte lucense. Porque de todas las cosas que pudo decir en medio de una bacanal de alegría, lo primero que hizo fue acordarse de uno de los nuestros.

Primera vez en Lugo...

Sí, nunca he estado.

Abel Antón tampoco había venido nunca y quedó encantado. De hecho, repite.

Estaremos los dos el fin de semana en Lugo. Es la capital de Galicia que me falta por conocer. He competido en Galicia muchas veces, en Pontevedra, Santiago, Vigo... Tengo grandísimos recuerdos.

En la ciudad también se le guarda un cariño especial por la dedicatoria a Tito Margaride en Barcelona.

No sabía que hubiese calado eso. Después de ganar los Juegos Olímpicos, me salió. Margaride estaba «Me hace mucha ilusión estar con Abel Antón en Lugo y poder coincidir con Tito Margaride» preparando Barcelona 92 y pasó lo que pasó. Estábamos juntos, teníamos el mismo manager... Quería recordarle y lo dije con todo el sentimiento que tienen dos personas que son compañeras, que viajan juntas y que comparten tantas cosas.

Siempre se le recuerda por aquel día, aunque tuvo una carrera extensa, con otra medalla olímpica y con podios en campeonatos del mundo. ¿Cansa?

Quieras o no, eran los primeros Juegos que se hacían en España. El atletismo es uno de los deportes más importantes dentro del olimpismo, y el 1.500 una prueba que gusta. Después del bronce de Abascal y la plata en el Mundial de González, es una prueba muy arraigada. Y ser campeón olímpico en tu país es lo máximo que puede pedir una persona.

¿Ha cambiado mucho el atletismo en España en 25 años?

Barcelona fue un antes y un después tanto en el atletismo como en el deporte en general. Se profesionalizó mucho más, y los resultados están ahí. Es cierto que en los últimos años, en el medio fondo, por ejemplo. Los resultados no están a la altura de lo que deseábamos. Pero son etapas, épocas que hay que dejar pasar. Hay gente joven que viene detrás y que puede hacerlo bien.

RECUERDO A MARGARIDE "Después de ganar, me salió. Quería recordarle y lo dije con todo el sentimiento que tienen dos personas compañeras"

ADAPTACIÓN "En un momento eres viejo para competir pero joven en la vida. Hay que buscarse los recursos y no empezar de cero"

Los resultados quizás no concuerdan con el aumento de gente que hace deporte...

Hay que diferenciar el atletismo profesional con ser un runner. Está bien que los ciudadanos se vayan dando cuenta que una vida deportiva es una vida sana. En España nos concienciamos y es bueno, porque a los niños que ven a sus padres correr se les inculca también ese hábito. La vida de deportista profesional es dura, porque es un trabajo. Tienes que estar las 24 horas del día pensando en ello. Y también, por desgracia, está la crisis que hemos tenido. Hay menos dinero, menos patrocinadores. Tenemos que ver cómo generar esos ingresos para vincularlos a la base y tener grandes deportistas.

Al final, todo es dinero...

El atletismo es un deporte individual, muy bonito pero casi siempre en soledad. El deporte tiene la vida muy corta, tú puedes estar en alta competición 10 o 15 años, y luego eres viejo para el deporte profesional pero joven para la vida. Hay que buscarse los recursos para cuando lo dejas, y eso es todo dinero. Necesitas dinero para dedicarte profesionalmente a ello, aunque no puedes dejar de progresar en los estudios para no empezar de cero cuando terminas.

¿Cómo ha vivido usted la transición de deportista profesional a exdeportista profesional

No es fácil, pero llega un momento y tienes que tomar una decisión. Yo lo dejé por enfermedad. Cuando me recuperé dije que no quería seguir con el deporte profesional
y así lo hice. Durante toda mi carrera he intentado ir dando esos pasos para no empezar de cero. Tuve tiendas con Abel Antón e hice cosas vinculadas con el deporte, y esa transición se hizo más suave.

¿Cómo lo lleva ahora? Ha tenido tiendas de deportes, ha estado involucrado en un negocio de algodón... Incluso ha tenido su presencia en política.

Ahora mismo estoy de embajador y siendo imagen para la cadena de centros deportivos Go Fit. Tenemos un club de atletismo y de corredores, y somos patrocinadores de las federaciones españolas de atletismo, balonmano, baloncesto y rugby.

¿Cuánto influye la presencia de un deportista de élite en las nuevas generaciones?

La gente que ha hecho cosas creo que debemos dar algo a los más jóvenes. Es fundamental.

¿Hubo algún referente que tirara de usted? ¿O vivió otro tipo de proceso?

Primero fue un proceso natural. Después llegó el poder entrenar con Enrique Pascual Oliva. Y luego, el momento cumbre, fue cuando Abel Antón vino de Zaragoza y se instaló en Soria. Me dijo que me fuera a vivir con él para entrenar los dos juntos, y a ver hasta dónde éramos capaces de llegar. Esos fueron los momentos clave.

La misma persona que le hizo dar el paso hacia la profesionalidad es con la que, décadas después, llega a Lugo.

Es mi amigo y coincidimos en muchos sitios. La verdad es que me hace mucha ilusión ir al medio maratón, y mucha más porque coincidiremos con Margaride.

"Le diré a los niños lucenses que nunca bajen los brazos y que sigan trabajando"

Seguro que nunca le han hecho esta pregunta. ¿Cuál es el momento favorito de su carrera?

Ganar los Juegos en tu país es lo más grande, pero me gustaría rescatar un momento muy importante en el año 88, cuando quedé tercero en el campeonato del Mundo júnior. Fue muy importante, y más teniendo en cuenta que el año anterior había sido penúltimo
en la final del Europeo.

Muchos deportistas cuentan que la etapa júnior es la más bonita.

Para mí fue una de las más bonitas. Estás con mucha gente, empiezas a viajar... Además, coincidí con mucha gente con la que después competí en sénior y siempre nos llevamos muy bien.

¿Y recuerdos menos buenos?

En 2002, cuando salí del hospital y me recuperé. Ahí les dije a todos que el deporte se acababa. Quería otra vida, recuperarme y estar con mis hijas.

¿Qué lección le dirá a los jóvenes de Lugo, cuando hable con ellos el fin de semana?

Que nunca hay que bajar los brazos, que hay que seguir trabajando, luchando y mirando hacia delante.

¿Se sobreprotege demasiado a los niños?

Es posible. Pero yo creo que un niño tiene que disfrutar y no aburrirse. Ya tendrán tiempo de entrenar duro a partir de los 17 o los 18. Hasta esa época hay que disfrutar Si entrenas a un niño muy fuerte, será campeón de inferiores. Pero no quieres eso. Quieres que disfrute, los grandes resultados ya llegarán en otra categorías.

¿Qué le parece que Lugo tenga una prueba como el medio maratón?

Hay que apoyar todas las iniciativas que hay en el mundo del deporte. Eso sí, no todo el mundo puede correr un medio maratón o un maratón. En Lugo imagino que existirá un circuito de carreras urbanas donde corre todo el mundo. Estas carreras mejoran la calidad de vida de las personas.

Fermín Cacho: "Me hace mucha ilusión estar con Abel Antón en Lugo y...
Comentarios