domingo. 20.09.2020 |
El tiempo
domingo. 20.09.2020
El tiempo

Manu Barreiro: "Lo que más me satisface es hacer mejores a mis compañeros"

Manu Barreiro, en día de su presentación con el Lugo. XESÚS PONTE (CD Lugo)
Manu Barreiro, en día de su presentación con el Lugo. XESÚS PONTE (CD Lugo)
El ariete compostelano cumple su segunda campaña en el conjunto rojiblanco con un currículum al alcance de muy pocos en la categoría de plata

Si el sistema gremial siguiera vigente en la actualidad, Manu Barreiro hace bastante tiempo que tendría el título de maestro artesano en su puerta. El compostelano se ganó por derecho propio un sitio entre los expertos del fútbol gallego y español. Su dominio de la profesión de delantero, a base de talento y experiencia, supone una ventaja para el Lugo del presente y su batalla por la permanencia en Segunda División y un ejemplo para los jóvenes, que tienen un espejo perfecto para aprender cómo es una posición igual de complicada que decisiva.

Pocos puntas hay en Segunda con su curriculum, ¿El oficio del delantero se aprende o se nace con él?
Se puede nacer con el instinto de gol, pero se puede mejorar muchísimo en el día a día, con cada entrenador… Si estás en varios clubes coincides con muchos técnicos que te piden diferentes cosas. Eso al final lo vas sumando a tu repertorio y buscas, en cada situación del partido, lo que has aprendido durante todos esos años.

¿Un ariete estudia dónde va a ir el balón para situarse en el área?
Hablando de mí personalmente, valoro mucho a quién tengo al lado. A quién tengo en las bandas, si son diestros, si son zurdos, si van a dar un toque más, si van a centrar por delante del lateral… Creo que tienes que ser conscientes de los compañeros que tienes y de sus características para intentar hacer bien tu trabajo.

¿Qué es más importante para un punta?
Sobre todo creer en ti. Creer en que te va a llegar el balón y en que vas a hacer gol. La clave es compenetrarte bien con tu compañero, saber cuáles son sus gustos y los míos, si prefiere dar un pase al primer palo o al segundo… No es lo mismo Gerard (Valentín) que Iriome. De Gerard sabes que te va a dar un toque más y llegar a línea de fondo e Iriome igual te la pone por delante. Hay que saber el compañero que tienes al lado e intentar aprovecharlo.

Valoro mucho a quién tengo al lado. A quién tengo en banda, si son diestros o zurdos o si van a dar un toque má

¿Ha cambiado mucho el puesto de delantero con el paso de los años?
Sí. Antes los delanteros eran más tipo ‘nueve’, un tanque que intentaba rematarlas todas. Ahora, un delantero moderno te hace casi todo. Aguanta y baja el balón, te puede hacer una pared, puede ir al espacio… El delantero de hoy se adapta al fútbol moderno y cómo ha evolucionado. Depende del tipo de rival y de partido, pero intentas adaptarte a todo lo que puedes hacer. Ahora te exigen mucho más.

¿Se es injusto con los puntas que aportan más cosas pero marcan menos?
El gol es lo que se ve. Al final el que tiene que ver tu trabajo es tu entrenador y tus compañeros. Si ellos saben que aportas al equipo, aunque no metas gol, van a querer jugar contigo siempre. Yo he aprendido con el paso de los años que sé cuál es mi trabajo, que sé cuándo hago las cosas bien. A lo mejor me voy más contento en un partido en el que no meto gol que en otro en el que sí lo hago. No veo mal que se critique al delantero porque al final hay que valorar lo que se ha hecho.

¿Manu Barreiro cambió mucho desde sus primeros pasos al jugador que es actualmente?
No sé si cambié o no. Supongo que fui metiendo cosas en la mochila. Hay entrenadores que te piden más o menos cosas, pero yo, siempre dentro de mis características, he intentado hacer lo que me piden los técnicos. Trato de hacer bien el trabajo y hacer bueno el de tus compañeros. Eso es lo que más me satisface, hacer mejores a mis compañeros. No soy egoísta, me gusta asociarme, participar en el juego y que los compañeros disfruten cuando juegan conmigo.

¿Qué prefiere Manu Barreiro, un extremo que centre o un pase filtrado por un diez de toda la vida?
Evidentemente, por mis características, prefiero extremos centradores. Prefiero bandas que me centren para intentar rematar, que es mi fuerte. Pero, por ejemplo, Cris (Cristian Herrera), igual quiere el balón al pie. Cada uno tiene sus características y yo prefiero que me centren un millón de veces por partido.

Me gustaba mucho Kluivert, por el estilo que tenía, porque era muy buen rematador, jugaba muy bien, era elegante…

¿Cuál ha sido el jugador con el que mejor se ha entendido?
Uff, difícil, difícil. En el Rácing me entendía muy bien con Pablo Rey, con Iago Iglesias o con Jorge Rodríguez, que era mi compañero de delantera. En el Alavés lo hacía con Juanma, un extremo que estuvo en el Betis y en el Levante. Hablábamos el mismo idioma y se nota mucho que casi con mirarte sepas lo que va a hacer tu compañero, te ayuda muchísimo.

¿Le habría gustado jugar en alguna otra posición?
No. Creo que no. Siempre fui delantero y algunas veces, cuando empezaba, jugué de media punta, pero no me veo en otra posición.

¿Qué otro puesto en el campo se le habría dado bien?
Buff. No sé. Aquí estoy bien, que es donde menos molesto (ríe). Con mis características es complicado. Al ser tan grande… Quizás mediocentro. Un estilo Carlos Pita con bastante menos calidad, central… Nunca lo había pensado.

¿Qué entrenador fue más decisivo para tu carrera?
He aprendido mucho de varios. Destacaría a Aira, que confió en mí en un momento complicado. Tuve a Bordalás. Nunca había tenido un estilo de entrenador como él y aprendí muchísimo de él. Pellegrino me gustó mucho a nivel táctico. Al final coincides con tantos que sacas cosas positivas de todos. He tenido la suerte de tener muchos y muy buenos entrenadores y sigo teniéndolos.

Siempre hay gente que es más agresiva o más fuerte o que te intenten desestabilizar más, pero tampoco nada del otro mundo

¿En qué espejo se miraba cuándo comenzó en el fútbol?
Me gustaba mucho Kluivert, por el estilo que tenía, porque era muy buen rematador, jugaba muy bien, era elegante… Era el que más me llamaba la atención.

¿Y a lo largo de tu carrera? ¿Hubo futbolistas de los que haya ido tomando cosas?
Me fijé siempre en Ibrahimovic por el hecho de que era grande como yo y, salvando las distancias, con características parecidas. Siempre me fijé en él y en gente grande. Claro que te gusta ver jugar a Messi o a Ronaldo, pero te intentas fijar en jugadores de tus características para ver si puedes aprender cosas que, a lo mejor, en el día a día te cuesta un poco más. En la tele ves ese movimiento o esa acción e igual puedes hacerla.

¿Preferiría tener enfrente a Pablo Alfaro y Javi Navarro o a Piqué y Fontás?
Creo que preferiría a Piqué y Fontás (ríe). Para mí, como defensas, te dejarían un poco más de margen que los otros dos, que eran defensas de antes, de los que marcaban fuerte. A nivel ofensivo elegiría a los otros dos, igual a nivel defensivo sufriría mucho más seguro con Piqué y Fontás, pero cada uno tiene sus condiciones.

Si los puntas cambiaron, ¿También lo hicieron sus grandes rivales, los centrales?
Sin duda. Antes se les pedía lo básico, como era marcar fuerte al delantero y ya está. A nivel ofensivo casi no se les pedía nada. Hoy en día, para tener un buen equipo, tienes que tener una defensa que sea buena a nivel ofensivo y defensivo. Tienen que ser buenos para defender y para sacar el balón. Hoy los centrales hacen muchas más cosas y muy bien. Es muy importante para un equipo tener dos buenos centrales.

Soy tranquilo y no me afecta lo que me digan ni lo que me hagan. Siempre intento hacer lo que veo en cada momento, no me importan que me metan un patada, que me llamen de todo

¿El delantero estudia por dónde atacar a los defensas?
Sí. Eso está a la orden del día. Yo estudio a los centrales que tendré enfrente. Aparte de los vídeos colectivos, los técnicos te mandan cortes individuales. Tienes conocimiento prácticamente de todos, sacando algunos que vengan nuevos a la Liga. Normalmente mandan cortes para estudiarlos bien e intentar que alguna acción de juego que te permita superar los rivales.

¿El trash talking te afecta?
Soy tranquilo y no me afecta lo que me digan ni lo que me hagan. Siempre intento hacer lo que veo en cada momento, no me importan que me metan un patada, que me llamen de todo. Si puedo intentar hacer daño nivel futbolístico lo voy a hacer, no me asusto ni me afecta nada hoy en día.

¿Existe ese trash talking?
Siempre buscas tus artimañas para desestabilizar al delantero… Pero tampoco hay ningún extremo que digas: ‘este hoy me va a matar, a decir de todo o qué pesado’. Siempre hay gente que es más agresiva o más fuerte o que te intenten desestabilizar más, pero tampoco nada del otro mundo.

Manu Barreiro: "Lo que más me satisface es hacer mejores a mis...
Comentarios