viernes. 25.06.2021 |
El tiempo
viernes. 25.06.2021
El tiempo

Manu Barreiro: "Cuando tiro un penalti pienso en que mucha gente depende de mí"

Manu Barreiro. AEP
Manu Barreiro. AEP
Es uno de los grandes artífices de la tercera salvación consecutiva del equipo rojiblanco. El delantero gallego, un especialista desde los once metros, pide "una temporada tranquila"

MANU BARREIRO es el hombre de la tranquilidad dentro del vestuario del CD Lugo. Sus 12 goles, ocho de ellos de penalti, han sido fundamentales para que el equipo rojiblanco siga en Segunda.

Concedió una entrevista muy emotiva tras la salvación en Vallecas, en la que incluso lloró. ¿Se quitó un gran peso de encima?
La verdad es que sí. Soy un tío bastante tranquilo, y he llegado a este último mes, dentro de la necesidad que teníamos, bastante tranquilo, y cuando se consiguió uno lo saca todo, se acuerda de todo, de todo el mundo que sufrió y lo pasó mal, sobre todo en el último mes, que fue el más crítico porque no había margen de error. Fue lo que me salió en ese momento, me salió de dentro, lo que sentía y lo que intenté expresar.

¿Qué cambió con la llegada de Rubén Albés?
Con el último cambio de entrenador el equipo se reactivó, creyó. Rubén es un tío que transmite mucho y muy bien, y para mí fue clave el cambio. Antes el equipo no funcionaba, necesitaba un cambio y Rubén activó a todos, a los que estaban más descolgados los reenganchó, había gente que no había jugado nada y ha sido importante. El grupo le dio la bienvenida y creyó en él. El resultado está ahí, nos dio en la tecla de querer y creer, de intentarlo, de dejarlo todo y es lo que hicimos.

¿Recordó a la gestión de Juanfran García al final de la temporada pasada? ¿Fueron los mismos problemas?
Son entrenadores diferentes. Es cierto que a la hora de transmitir, son parecidos, el jugador tiene ese feeling y ese feed back con el entrenador, que hoy en día es algo muy importante, pero son diferentes. Rubén, la primera semana, intentó hacer un tipo de juego, lo que él creía, pero se dio cuenta de que el camino era otro, un juego más práctico, porque el equipo estaba bloqueado y sin confianza, y ahí estuvo la clave. El equipo fue creciendo y tuvimos esa pizca de suerte en momentos clave; en partidos atascados.

Llegada de Albés | "El equipo se reactivó, creyó. Es un tío que transmite mucho y muy bien, y reenganchó a toda la plantilla"

¿El peor momento fue la racha de 16 partidos sin ganar, ocho de ellos con Luis César Sampedro?
Sí, para mí pasar de Mehdi Nafti a Luis César fue un cambio muy grande por el estilo de juego, la gestión del grupo o las rutinas. Fue un momento complicado porque no llegaban los resultados, y para mí la sensación de mayor impotencia era cuando recibíamos a equipos de nuestra Liga y no conseguíamos superarlos. Creo que Castellón y Sabadell, seguidos en casa, y luego también el Alcorcón. Fue complicado, perdimos el golaverage, esos minipuntos que son importantes. Y ahí sí que vi al equipo muy tocado.

A un futbolista no le viene bien un cambio tan radical de estilo en plena temporada. ¿Qué ocurrió?
Los cambios son siempre complicados, independientemente de quien esté, porque cada uno tiene su idea. Un entrenador te pide una cosa, el nuevo otra… y al final te tienes que adaptar en poco tiempo. En pretemporada puedes, pero en temporada no tienes tiempo. Llegan los entrenadores y a los dos días estás jugando. Juanfran el año pasado vino el día anterior del partido contra el Numancia. No tienes tiempo para adaptarte a lo que te pide, por eso cuando vino Rubén Albés dio con la tecla, se dio cuenta de que había que adaptarse al grupo, de hacer las cosas fáciles para recuperar la confianza. Para mí tuvo una decisión muy acertada después del partido contra la Ponferradina.

Recuperar ese juego práctico y directo que se practicaba con Nafti, ¿fue cosa de la plantilla o nació de Rubén Albés?
Son cosas del entrenador. Al final son los que ven los partidos desde otro prisma. Después del partido de la Ponferradina vino a hablar conmigo y me transmitió esa idea de que el equipo no estaba para lo que él quería, que había que hacer otra cosa. Y la verdad es que yo tenía esa idea también, y al final empezó a ver que el equipo, haciendo todo más fácil, recuperaba confianza. A raíz de sentirse bien, de competir los partidos, de no encajar, fuimos creciendo. La clave fue después del partido en Ponferrada.

¿En algún momento la plantilla se ha posicionado en contra de alguna destitución?
Nos hemos mantenido al margen. Somos trabajadores del Lugo, somos profesionales y lógicamente queremos tener un año tranquilo. Si tienes un solo entrenador es que el año va bien, y si tienes cuatro, pues es más complicado. Pero no nos pagan para tomar decisiones, somos jugadores que nos adaptamos a todo, y lo hacemos lo más rápido posible. Con unos entrenadores casas más que con otros, y por suerte el último cambio nos vino muy bien.

Mala racha con Luis César | "Pasar de Mehdi Nafti a Luis César fue un cambio muy grande, por el estilo de juego, la gestión del grupo y las rutinas"

Una temporada más sin fallar penaltis en Liga. Es uno de los mejores, no solo de la categoría, sino de España y de Europa. ¿Qué pensó en ese último penalti en Vallecas? ¿Se le pasó por la cabeza que si lo fallaba, el equipo podía descender?
No, no pienso eso. Ni un segundo. Cuando señalan ese penalti, en esa transición entre que pita el árbitro y coloco el balón, pienso que tengo que meterlo, que tengo que estar concentrado, en mi familia, en mis compañeros, mi entorno. Ese sentido de la responsabilidad de que tengo que hacer mi trabajo en ese momento, que mucha gente depende de mí y que lo tengo que hacer bien.

¿No pesa la responsabilidad?
Al contrario, soy bastante tranquilo. Es una virtud en ese momento, me da seguridad para tener la concentración necesaria por el estilo y la manera que tengo de tirarlos.

¿Improvisa? ¿Estudia a los porteros? ¿Prefiere la intuición?
No estudio a los porteros. Por mi manera de tirarlos depende de dónde no vaya el portero, de la última décima de segundo, del último apoyo cuando miro al portero y veo a dónde va. Digamos que lo hago al revés que el resto, que estudia a los porteros. Intento hacer lo que sé, que es intentar engañarlos y de momento va bien y que siga así.

No falla en Liga y siempre aparece en momentos decisivos. ¿Esperando hasta la última décima llega a ver si el portero se lanza a un lado u otro?
Sí, inicio mi rutina, mi mundo, mi concentración. Inicio la carrera y no sé a dónde lo voy a tirar, no sé si va a ser a derecha, izquierda, medio, arriba o abajo. Es en la última décima de segundo, en cuanto veo que el portero hace su movimiento, cuando hago lo contrario.

Penaltis | "Inicio la carrera y no sé si voy a tirar a la derecha, a la izquierda, arriba o abajo. Lo decido en el último instante"

Es un talento. Lo tenía Mendieta.
No sé si talento… no sé cómo llamarlo. Es mi manera, mi estilo, mi forma de tener esa seguridad de hacerlo bien. Lo trabajo mucho con Varo, Ander y con Fran, y me ayudan mucho porque cada vez me exigen más, me aguantan más, esperan hasta la última décima de segundo y me hacen mejorar cada día.

De los compañeros nuevos, ¿cuál le ha llamado más la atención?
Hay uno para mí, por ser nuevo y por lo que nos ha dado: Venancio. Ha tenido una regularidad, un saber estar día a día, ha aportado al grupo, es un chaval espectacular. Pero la manera que tiene de competir y de estar a un nivel tan alto... no le recuerdo ni un fallo en toda la temporada. Es muy complicado, son muchos partidos, momentos, te puede afectar cualquier cosa personal, pero él tiene una capacidad de concentración increíble. Nos ha dado muchísimo y es un central que hemos disfrutado, pero va para arriba como la espuma. Es muy difícil dar un 7-8 durante 42 jornadas en un central, es muy difícil. Lo tiene todo, rápido, fuerte, bien con el balón, bien por arriba, concentración. Ha sido clave.

Faltó el público. Año extrañísimo en este sentido.
Una pasada. Recuerdo que cuando me dieron el premio de mejor jugador del mes en febrero dije que esperaría a meter público por temas de salud, pero nos llegó en el momento clave. Tuvimos esa varita y en el momento que no podíamos fallar, estaban. Fue raro ver a tu afición, a tu gente, a tu familia... fue más raro este cambio que el dejar de tener público. Nos ayudaron mucho porque el día de Miranda estábamos prácticamente muertos, y no dejaron de animarnos durante 90 minutos. Nos dieron la vida.

Tres años viviendo en el alambre y librándose. ¿Cansados de sufrir tanto?
Por favor, sí, ojalá. Me gustan los retos, estas situaciones de finales, de no poder fallar, me siento cómodo, pero llevo los últimos cinco años salvándome en la última o en la penúltima jornada. Nosotros estamos en la burbuja, pensamos en el partido y en nada más, pero la gente lo pasa muy mal, nuestra familia lo pasa muy mal. Ojalá.

Contrato | "Ojalá tener un año más tranquilo y seguir más tiempo en el equipo. Las lesiones me han respetado"

Verano de Eurocopa, play off de ascenso y Copa América. ¿Es de los que desconectan o ve fútbol?
En mi caso, mi mujer me dijo ayer: "Hay Eurocopa, hay play off de Segunda, pero se acabó el fútbol". Con eso te lo digo todo. Lo que hemos sufrido este año... pero la final del play off la veré, aunque no creo que vea mucho fútbol, la verdad.

Le queda un año más de contrato. ¿Se queda?
Sí, estoy súper feliz. A ver si tenemos un año más tranquilo, sale todo bien y me puedo quedar más tiempo, siempre que la edad y el físico me lo permitan. He tenido suerte a lo largo de mi carrera, cumplo 35 años en un mes y solo he tenido roturas de fibras. Que siga así, porque cuando cumples años se nota si has tenido lesiones graves. Toco madera, porque espero seguir así.
 

8 de 8, el rey del penalti

Un lanzador infalible. Manu Barreiro lidera la estadística de penaltis transformados en la última temporada de Segunda, con ocho. Andy (Logroñés), Yuri (Ponferradina) y José Corpás (Almería) se quedaron en cinco anotados.
1.- Lugo-Leganés (2-1) minuto 87
El primero de la temporada. Forzado, cómo no, por Gerard Valentín cuando todo indicaba un reparto de puntos con el equipo madrileño. Con 1-1 en el marcador, apareció el delantero gallego para engañar a Diego Conde.
2.- Lugo-Albacete (1-0) minuto 86
Cometido sobre Chris Ramos también en los estertores de un encuentro que marchaba sin goles hasta ese momento. Con su carrera habitual, y sin ningún tipo de presión, Barreiro batió a Tomeu Nadal para dar los tres puntos a su equipo.
3.- Lugo-Las Palmas (1-1) minuto 12
Barreiro abrió el marcador ante el equipo insular gracias a la segunda pena máxima forzada por Gerard Valentín. El partido acabó con empate (1-1) y el delantero gallego expulsado por una dura entrada sobre el centrocampista Kirian a falta de diez minutos para el final.
4.- Sabadell-Lugo (1-1) minuto 94
Otro de los penaltis transformados en el último suspiro del partido y cometido sobre Gerard Valentín que valió para arrancar un punto que a la postre fue vital para superar al equipo catalán en la pelea por la salvación.
5.- Almería-Lugo (4-1) minuto 41
El único penalti que no significó puntos para el Lugo. Derrota amarga que, además, acabó significando la destitución de Mehdi Nafti.
6.- Lugo-Mirandés (2-1) minuto 87
Cuando el Lugo parecía sentenciado, cuando la derrota parecía una quimera, apareció Chris Ramos para forzar dos penaltis salvadores. Manu Barreiro empató a tres minutos del final en el primer partido con público de la temporada.
7.- Lugo-Mirandés minuto 92
Mismos protagonistas —Chris Ramos y Manu Barreiro— y mismo resultado. Victoria agónica y fundamental para la confianza del equipo. Desde este partido, el Lugo sumó 10 de 12 puntos posibles.
8. Rayo-Lugo (0-1) minuto 43
El último y el más importante por su relevancia y significado para el futuro del club. Lo forzó Valentín y Barreiro, una vez más, engañó al portero para dejar a su equipo en la categoría de plata.

Manu Barreiro: "Cuando tiro un penalti pienso en que mucha gente...
Comentarios