lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

El Río Breogán espera a un Madrid aún más físico

Yabusele intenta taponar la entrada de Pradilla. EFE
Yabusele intenta taponar la entrada de Pradilla. EFE
El Río Breogán recibirá este domingo en el Pazo dos Deportes de Lugo a un conjunto blanco que ha reforzado su apuesta por la solidez defensiva y una mayor versatilidad en el juego

El Río Breogán recibirá el próximo domingo (17.00 horas en el Pazo dos Deportes) la visita del Real Madrid. Será la vigésimo cuarta ocasión en la que el conjunto blanco visite al club lucense aunque ello no impide que sea un evento siempre especial, en consonancia con el nivel del rival, la entidad más laureada del baloncesto europeo. De los 23 enfrentamientos que estos dos equipos disputaron en Lugo sólo en cuatro ocasiones, la victoria se la llevó el Breogán, la primera el 13 de enero de 1991 (81-67) y la última el 16 de diciembre de 2018 (84-71), la última ocasión en la que los madridistas visitaron el Pazo.

El encuentro de Lugo será el punto final a una semana exigente para los de Pablo Laso. El Real Madrid jugará una doble jornada de Euroliga, con enfrentamientos, el miércoles, ante el Mónaco y el viernes frente al Panathinaikos, ambos en Madrid.

De todas formas, hay que tener en cuenta que la plantilla madridista está preparada para estas situaciones. Un equipo que a pesar de las bajas por lesión de Thompkins y de Randolph, tiene mimbres sobrados para soportar, y más en el inicio de la temporada, ese tipo de situaciones.

Un Real Madrid, por otra parte, se presenta esta temporada como un equipo más físico, más consistente en su trabajo defensivo y que busca con más ahínco que en años anteriores los puntos en transición. Los de Pablo Laso, en los cinco encuentros disputados hasta el momento, solo han encajado una media de 69 puntos, es decir han rebajado en casi ocho puntos por encuentro los que recibían el pasado año. Su seguridad en el rebote y la presión sobre el ataque rival le permite aprovechar un buen número de transiciones (corren siempre que pueden) , también buscan con más ahínco los balones interiores sacando partido al gran físico de jugadores como Tavares o Poirier. Así el Real Madrid, con respecto a la campaña anterior, realiza más tiros de dos puntos (seis más por encuentro) y redujo los lanzamientos de tres que han pasado de los 29 que prácticamente realizaba la pasada temporada a los 24 de la actual, lo que también se traduce en cuatro canastas triples menos por encuentro.

Para afrontar esta temporada, el Real Madrid ha realizado importantes modificaciones en su plantilla. A la continuidad de Carlos Alocén complementaron la posición de base con las incorporaciones de Thomas Heurtel y Nigel Williams-Goss, jugador muy rápido, procedente del Lokomotiv Kuban.

Adam Hanga, que al igual que Heurtel llega desde el Barcelona, está llamado a reforzar el trabajo defensivo del equipo, dotarle de mayor solidez y contribuir a una mayor versatilidad del juego madridista circunstancia a la que también ayudará el ala-pívot francés Guerschon Yabusele. Incorporaciones llamadas a apuntalar a una plantilla en la que permanecen jugadores de la calidad de Llull, Rudy Fernández, Taylor, Tavares, Poirier o Alberto Abalde, y llamada a luchar por todos los títulos en juego en esta temporada. De momento ya se han llevado el primero, la Supercopa.

El Río Breogán espera a un Madrid aún más físico
Comentarios