viernes. 10.07.2020 |
El tiempo
viernes. 10.07.2020
El tiempo

0-0. El Lugo suma un punto demasiado insípido

Sin apenas fútbol ofensivo, el conjunto rojiblanco solo creó una ocasión marrada por El Hacen en un duelo para olvidar. El equipo sigue anclado en la zona de descenso

Sin triunfo en una final inerte, en la que el Lugo sumó un punto insípido, que no le vale para salir de una Uci a la que parece acostumbrado y de la que costará demasiado escapar. Ante el Málaga, el cuadro rojiblanco careció de mordiente y pegada, apenas pudo crear ocasiones y naufragó en su intento de mantenerse en el carro de los equipos que están a salvo de la quema.

Con el reloj eliminando partidos para la salvación, el cuadro rojiblanco tenía una oportunidad de superar a un rival directo, el Málaga. Pero su fútbol no le dio para asustar apenas al conjunto andaluz, que pudo dejar a los de Curro Torres sin nada, de vacío, lo que habría supuesto una puñalada en el corazón de una plantilla que lucha por boquear en Segunda División.

Las altas temperaturas fueron un lastre para los dos conjuntos, que no pudieron desarrollar un juego intenso y cuyos futbolistas acabaron muy cansados

El calor maltrató a los dos equipos, ya de por sí maltrechos por una temporada decepcionante y peligrosa. Con más de treinta grados los jugadores tuvieron el freno puesto, carecieron de una intensidad necesaria para imponerse a un contrario de similar pelaje.

Solucionó las ausencias Curro Torres sin complicaciones ni cambios de sistema. Mantuvo el dibujo e hizo cambios de hombre por hombre tanto en el caso de Campabadal, que dejó su lugar a Leuko, como el de Jaime Seoane, cuyo puesto fue para Moctar El Hacen. También entraron Gerard Valentín por Iriome, Yanis por Cristian Herrera y Carrillo por Manu Barreiro con respecto a la derrota de Las Palmas.

Siguió con el plan habitual el técnico hispano-alemán. Fernando Seoane fue el encargado de partir entre centrales con la pelota. A la salida lavolpiana le dieron continuidad El Hacen y Hugo Rama, sin demasiado éxito. Ni el balón fue veloz en los pies del centro del campo rojiblanco, ni fue limpia la distribución. Los errores y las imprecisiones fueron la nota dominante de un equipo que solo tuvo alguna profundidad en el juego directo hacia las carreras de Yanis y Gerard Valentín.

Pero ni el franco-argelino ni el catalán tuvieron la frescura para elegir una buena opción o la precisión para meter balones a un alejado Carrillo cuando la decisión era la correcta. Con el ataque del Lugo escaso de imaginación ni colmillo, Munir no pasó apuros, no recogió ninguna pelota, no tuvo que esforzarse para convertir su camiseta en la de un héroe. Su primera parte fue sencilla, solo maltratada por el intenso calor lucense.

Si tuvo que trabajar la zaga local. Con el equipo a la espera al comienzo, sufrió las transiciones ofensivas andaluzas cuando decidió estirarse. Los balones fueron cruzados, a la espalda de Leuko, que padeció un mundo ante Juankar y las caídas de Juanpi.

Llegaron en numerosas ocasiones los malagueños, cuyos centros laterales fueron inocuos al principio y malintencionados poco antes del descanso. Cuando el peligro surgió de las botas visitantes surgió Josete para salvar dos pases que Sadiku habría embocado sin problemas.

El descanso no mejoró al Lugo. Mantuvo su freno en la construcción, sin posibilidad de sorpresa. Sufrió atrás, donde las llegadas del Málaga volvían a llegar desde las diagonales desde el costado hacia el interior. Pudieron incluso disparar Renato y Cifuentes, pero con la inocencia de enviar la pelota sencilla a las manos de Cantero.

El Lugo buscó a Kravets para poder avanzar. Confió en su pierna izquierda y de esa zurdo llegó, a los 55 minutos, un centro que El Hacen estuvo cerca de empalmar con éxito.

Pita y Lass entraron por un desacertado Seoane y un cansado Gerard respectivamente. Pero las modificaciones no surtieron el efecto deseado. El Málaga dominaba y llegaba con peligro. Ahí surgió Cantero para sacar un balón de Sadiku antes de que entraran Álex López por Hugo Rama y Cristian por Yanis.

El meta navarro volvió a aparecer en el minuto 77 en una gran mano a tiro de Keidi Bare en un momento en el que el Lugo solo achicaba agua en un barco que mantenía las vías abiertas por los costados y sin capacidad para llegar lejos en terreno rival. Iriome entró por Leuko en un duelo romo, de dos equipos desesperados y sin chispa, con demasiado miedo al abismo como para salvarse de despeñarse por un camino escarpado. El partido tuvo algún amago lucense pero acabó muriendo de inanición futbolística.

Ficha técnica
0 - Lugo: Ander Cantero; Leuko (Iriome, m.79), Marcelo Djaló, Josete, Kravets; El Hacen, Fernando Seoane (Carlos Pita, m.57), Hugo Rama (Álex López, m.70); Gerard Valentín (Lass Bangoura, m.57), Carrillo y Rahmani (Cristian Herrera, m.70).
0 - Málaga: Munir; Cifu, Juande, Lombán, Diego González, Juankar; Keidi Bare (Mikel Villanueva, m.88), Boulahroud (Adrián, m.46); Juanpi (Iván Jaime, m.87), Sadiku (Buenacasa, m.79) y Hicham (Renato, m.23).
Árbitro: Ortiz Arias, del comité madrileño. Mostró amarilla a Juande (m.13) y Bare (m.63), del Málaga; y a Josete (m.41) y Álex López (m.88), del Lugo.
Incidencias: Partido de la trigésima quinta jornada disputado en el Anxo Carro a puerta cerrada.

0-0. El Lugo suma un punto demasiado insípido
Comentarios