martes. 15.10.2019 |
El tiempo
martes. 15.10.2019
El tiempo

El Lugo salva su temporada más complicada desde el ascenso de 2012

Eloy Jiménez celebra el triunfo junto a los jugadores del Lugo. VICTORIA RODRÍGUEZ
Eloy Jiménez celebra el triunfo junto a los jugadores del Lugo. VICTORIA RODRÍGUEZ

Fue un curso de sufrimiento, con tres entrenadores, cambio en la dirección deportiva y problemas en el césped que se resolvieron en las últimas jornadas

El CD Lugo ha salvado, con una jornada de margen, la temporada más complicada desde el ascenso que logró en el año 2012, un curso de sufrimiento, con tres entrenadores, cambio en la dirección deportiva y problemas en el césped que se resolvieron en las últimas jornadas, en las que el equipo respondió cuando estaba contra las cuerdas.

El conjunto gallego empezó la temporada con Javi López como entrenador, Emilio Viqueira como director deportivo y problemas con el tope salarial que marca LaLiga y que se solucionaron con acuerdos con algunos de los jugadores que aceptaron bajarse los emolumentos a cambio de ampliar las relaciones contractuales.

El primer técnico duró once jornadas, momento en el que fue destituido tras superar dos rondas de Copa del Rey y perder ante el Cádiz en el Anxo Carro, resultado que le situó en la decimoquinta posición con 12 puntos (3 victorias, 3 empates y 5 derrotas), uno más que las posiciones de descenso en que estaba su verdugo.

Del banquillo se hizo cargo Alberto Monteagudo y el equipo tuvo una tímida reacción que, lejos de consolidarse, se apagó: en 23 partidos de Liga y dos de Copa, firmó cuatro triunfos, once empates y diez derrotas.

Tras haber sumado dos triunfos en sus 17 últimos encuentros como preparador rojiblanco, fue destituido en la jornada 35 del campeonato después de caer ante el Granada (1-2) en casa. Para entonces ya había sido despedido el director deportivo, Emilio Viqueira, una vez concluido su trabajo en el mercado invernal.

El Lugo cayó a posiciones de descenso esa jornada y el presidente, Tino Saqués, decidió apostar por otro cambio de titularidad en el banquillo.

Llegó Eloy Jiménez, que debutó con una goleada en Las Palmas (4-1), dejando pésimas sensaciones. Pero el técnico y el equipo supieron reconducir el rumbo.

Esa ha sido su única derrota como preparador rojiblanco. Después se impuso al Almería (4-2) en el Anxo Carro y en los cuatro partidos posteriores ni siquiera encajó gol: 0-0 ante el Lugo, 1-0 frente al Deportivo en el derbi gallego, y 0-0 con Extremadura y Tenerife.

La solidez defensiva le permitió obtener esos resultados positivos que, unidos a los tropiezos del Rayo Majadahonda, le han dado la permanencia, por séptima temporada consecutiva, en Segunda División.

Aunque en una de las campañas tuvo que esperar a la última jornada para certificar la salvación (todavía con Quique Setién como entrenador y José Bouso como presidente), esta ha sido la campaña más complicada del Lugo desde que logró su segundo ascenso a la categoría de plata.

El Lugo salva su temporada más complicada desde el ascenso de 2012
Comentarios