martes. 15.06.2021 |
El tiempo
martes. 15.06.2021
El tiempo

El Lugo quiere regresar a sus orígenes frente al Osasuna

Fede Vico. SEBAS SENANDE
Fede Vico. SEBAS SENANDE

Francisco podría dar la oportunidad en el once inicial a Dani Escriche ante un equipo pamplonica que tiene ante sí la última ocasión de engancharse al tren de la fase de ascenso

Osasuna-Lugo. Ni fases de ascenso, ni problemas, ni semanas sin puntuar, ni silbidos, ni oportunidades perdidas, ni nada que no sea el encuentro que pamplonicas y rojiblancos disputarán esta tarde en el estadio de El Sadar a partir de las 18.00 horas.

El último mes ha sido complicado para los dos equipos, que se verán las caras esta tarde en la capital de Navarra. El Club Deportivo Lugo atraviesa el que, seguramente, sea su peor momento en lo que llevamos de temporada. Dos puntos y otros tantos goles en los cinco últimos partidos finiquitaron las esperanzas de los rojiblancos de poder pelear por algo más grande, y la prioridad ahora es la de sellar, al fin, una permanencia que no debería peligrar, aunque continúa esquivando a la famosa matemática.

Francisco busca recuperar el espíritu del equipo

El conjunto que dirige Francisco marcha duodécimo en la clasificación de Segunda División. Sus 49 puntos se encuentran a la mitad del camino entre los 58 del Zaragoza, sexto, y los 39 del Córdoba, que marca el descenso a Segunda B. Con 18 puntos en juego, semeja complicado alcanzar a unos y que te alcancen otros, pero lo principal para los lucenses es no correr riesgos, sobrepasar los 50 puntos de la tranquilidad y, sobre todo, recobrar la buena imagen que ofreció el equipo a lo largo de toda la temporada, que se vio empañada únicamente por el último mes de competición.

Los locales atraviesan una situación similar. El Osasuna acumula cuatro encuentros sin ganar -con tres empates y una derrota- y suma tres puntos más que el Lugo que le permiten mantener viva la esperanza de disputar la fase de ascenso, si bien en el caso del equipo rojillo, estar entre los seis mejores a final de la liga es más una obligación que un anhelo de equipo modesto.

En ese contexto llega el partido de hoy, aunque no todo son malas noticias para los lucenses. La nota positiva del último encuentro disputado en el Ángel Carro la puso Dani Escriche. El joven delantero del Polvorín anotó su primer tanto oficial con la camiseta del Lugo, frenando además la sequía de cuatro partidos sin marcar que acumulaba el conjunto dirigido por Francisco.

El pasado fin de semana, el delantero castellonense envió a la red el primer balón que tocó, se peleó con los centrales del Lorca y aportó una chispa de intensidad que quizás faltaba en la punta del ataque lucense. La frescura y el acierto de Escriche pueden abrirle las puertas de la titularidad ante el Osasuna, mucho más teniendo en cuenta que Chuli y Mario Barco continúan de baja. Darle entrada al canterano o apostar por Cristian Herrera es una de las principales dudas de Francisco para este duelo.

Junto a Escriche, otro joven protagonizó una buena actuación en el último partido liguero del Lugo. José Carlos, que debutaba con la rojiblanca, tuvo un partido más que correcto, y podría volver a formar pareja de centrales con Bernardo Cruz. En los laterales, un Kravets apercibido ocupará el ala izquierda, mientras que Álvaro Lemos tendrá una nueva oportunidad en la derecha debido a la baja de Leuko por sanción.

TITULARIDAD DE SEOANE. Para el centro del campo, Seoane tiene bastantes papeletas de recuperar la titularidad que perdió ante el Lorca. El de Ames y Carlos Pita formarían un doble pivote por detrás de la línea de tres, en la que el técnico almeriense podría optar por jugar con Iriome a la derecha, Campillo en la mediapunta y Fede Vico por la izquierda, aunque no se puede descartar que Albarracín o Jaime Romero ocupen el extremo zurdo.

En cuanto al equipo local, Osasuna mantiene la baja de Carlos Clerc, que se pierde el resto de la temporada por una fractura en el peroné derecho. Por contra, Diego Martínez recupera a dos hombres importantes, el delantero Xisco Jiménez y el mediapunta Borja Lasso, que regresarán al once tras cumplir un encuentro de sanción. Torró y Fran Mérida tomarán presumiblemente las riendas de la medular con Kike Barjá y Róber Ibañez en las bandas, aunque Martínez escondió ayer sus cartas con una sesión a puerta cerrada.

El Lugo quiere regresar a sus orígenes frente al Osasuna
Comentarios