viernes. 23.04.2021 |
El tiempo
viernes. 23.04.2021
El tiempo

El Lugo quiere evitar el último tren del Girona

Un lance del partido de ida. XESÚS PONTE
Un lance del partido de ida. XESÚS PONTE
Luis César Sampedro se estrena a domicilio para intentar cortar la pésima racha rojiblanca fuera de casa. Enfrente, el equipo catalán necesita ganar para reengancharse a la zona noble

AlineaciónEl Club Deportivo Lugo visita este sábado por la tarde el campo de Montilivi (18.15 horas) en el que será el segundo partido de Luis César Sampedro al frente del equipo -tras el empate en casa ante el Fuenlabrada (0-0)-, y ante un Girona que tiene la obligación de reencontrarse con la victoria para no despedirse demasiado pronto de los puestos de promoción.

El equipo lucense llega a esta vigésimo novena jornada de la Liga Smartbank con una distancia de seis puntos sobre el descenso, a priori tranquila, pero después de seis jornadas consecutivas sin conocer el triunfo, desde los tres puntos sumados en su feudo ante el Tenerife el pasado 23 de enero.

Un colchón de puntos que beneficia al Lugo, pero que los rojiblancos deben mantener porque tras la visita al equipo catalán, se medirá a dos rivales directos como son el Castellón y el Sabadell, dos equipos que ahora mismo se encuentran por debajo del equipo lucense en la clasificación.

El Lugo no se impone a domicilio desde el 24 de octubre (2-3 ante el Logroñés), hace más de cuatro meses, y ya son diez los encuentros que ha enlazado sin ganar como visitante. La plantilla es consciente de la situación, y aunque este jueves Canella pedía "tranquilidad" ante el cambio de modelo y estilo que pretende Luis César, un día antes Cantero remarcaba la necesidad de sumar ya tres puntos lejos del Ángel Carro.

El técnico gallego anunció cambios en el once, y uno de ellos será Djaló, descartado

Luis César, sin embargo, no quiere saber nada de rachas. Pero lo cierto es que el equipo rojiblanco no levanta cabeza a domicilio, y encadena tres derrotas seguidas contra el Almería (4-1), Oviedo (3-1) y Leganés (3-2), en las que, además, ha encajado diez goles, demasiados para un equipo que presumía -y con razón- de solidez hace no muchas jornadas.

El entrenador gallego se estrenará a domicilio después de un insípido empate ante el Fuenlabrada (0-0), el pasado lunes, que no dejó satisfecho a nadie. Por ello, este viernes anunció "algunos cambios" en el once de esta tarde, que podrían empezar por una titularidad de Carlos Pita en el centro de la defensa para facilitar la salida de balón, uno de los debes en la primera parte ante los madrileños.

La suplencia de Djaló al descanso fue un aviso a navegantes, y tendrá continuidad en Montilivi porque el central no entró en la convocatoria. Por ello, la defensa podría estar formada por Campabadal, Venancio, Pita y Canella. Por delante, el técnico podría modificar el doble pivote que alineó el pasado lunes -Torres y Juanpe- dando entrada al mauritano El Hacen para buscar más llegada. En ataque, el buen partido de Appiah el pasado lunes le postula como titular, acompañado por Hugo Rama (o Cristian Herrera), el Puma Rodríguez en banda izquierda y José Ángel Carrillo en punta, para dar descanso a un Manu Barreiro que lo ha jugado todo en la segunda vuelta.

UN GIRONA NECESITADO. El equipo catalán inicia el tercio final del campeonato con 38 puntos, a cinco de la sexta plaza del Rayo y poseedor del último billete para la promoción.

Para seguir aspirando a esa promoción, el Girona, que tiene la baja por sanción de Bernardo Espinosa, debe enterrar la irregularidad que viene demostrando, ya que no ha conseguido encadenar dos victorias seguidas desde diciembre y apenas ha ganado dos encuentros del campeonato de los últimos once.

Para soñar con cotas mayores, el conjunto rojiblanco debe mejorar sus números como local. Esta temporada solo ha sumado 21 puntos de 42 posibles en Montilivi, un porcentaje (50%) demasiado bajo en comparación con el 75% de la pasada liga.

El equipo catalán, además, también se está viendo penalizado por la falta de gol, ya que con solo 23 tantos en 28 partidos es uno de los conjunto que menos tantos celebra de la categoría.

Frente al Lugo, la principal incógnita en los planes de Francisco Rodríguez recae en su esquema, ya que no se sabe si recuperará el 4-3-3 que ha ido utilizando durante la mayor parte del curso o, por el contrario, volverá a disponer el 5-2-2-1 que dibujó frente al Almería, en un partido en el que, pese a la derrota final, hizo méritos para puntuar.

8

El Lugo quiere evitar el último tren del Girona
Comentarios