lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

El Lugo quiere aprovechar el mal momento del Girona

Hugo Rama se dispone a tirar a puerta ante el Zaragoza. SEBAS SENANDE
Hugo Rama se dispone a tirar a puerta ante el Zaragoza. SEBAS SENANDE
Un mermado equipo de Rubén Albés tiene la opción de distanciarse en la clasificación de los catalanes, que han firmado un mal inicio

El Club Deportivo Lugo y el Girona comparten colores y necesidad de ganar, ya que después de ocho jornadas de Liga han sumado los mismos puntos, ocho, que sitúan a los lucenses al borde del descenso y a los catalanes en esos puestos tras la última derrota en casa ante el Almería (1-2), aunque su objetivo inicial, por plantilla, presupuesto e historia, es mucho más elevado.

El equipo de Rubén Albés y el de Míchel Sánchez se miden este sábado en el Ángel Carro (16.00 horas). Los locales han sumado la mayoría de puntos a base de empates, ya que solo han logrado una victoria en lo que va de curso, ante el Huesca (3-2), y han perdido dos partidos de los ocho disputados -frente al Valladolid (0-2) y el Cartagena (2-1)-.

Ante el Girona, el Lugo reproducirá el principal problema que ha arrastrado la plantilla a lo largo de la temporada: una enfermería llena que no se vacía, y que obliga a Rubén Albés a repetir casi el mismo once de las últimas jornadas, con una excepción. José Ángel Carrillo. salvo sorpresa, ocupará el puesto de un Manu Barreiro que sigue siendo duda para el encuentro de esta tarde. El delantero gallego sufrió una torsión en el pie ante el Leganés, en la pasada jornada, y aunque las pruebas descartaron fractura o lesiones articulares, en principio arrancará el choque desde el banquillo.

Tampoco estarán, como ya viene siendo habitual, Álex Pérez, David Mayoral, Juanpe Jiménez, Alberto Rodríguez, Sebas Moyano y Pedro López, todavía en proceso de recuperación de sus respectivas lesiones. Tampoco el portero Óscar Whalley, con molestias en su mano derecha, ni el capitán, Carlos Pita, que ya se perdió el último partido por una dolencia muscular. Además, Canella es duda de última hora y el boliviano Jaume Cuéllar está concentrado con su selección.

Así todo, y pese a unas evidentes limitaciones que Albés sigue sin utilizar como excusa en la previa de los partidos, el rendimiento de los lucenses no ha sido del todo negativo en este arranque de curso. Las sensaciones sobre el terreno de juego son buenas, el equipo reacciona con actitud a los obstáculos que se le plantean a lo largo de los encuentros -goles en contra, expulsiones o penaltis- y aunque solo ha sido capaz de sumar un triunfo en ocho partidos, mantiene esa condición de equipo competitivo, incómodo. Sobre todo en su propio campo.

El objetivo de los lucenses no es otro que ahondar en el mal momento de un Girona que ocupa una zona que por calidad de plantilla no le pertenece. Lo sabe Rubén Albés, que avisó en la previa del peligro que despiertan equipos que, como el catalán, afrontan estos duelos heridos en su orgullo y con la necesidad de despegar en la competición.

Ver más: Rubén Albés ve al Girona en la lucha por el playoff pese a estar en descenso

El duelo, salvando las distancias, recuerda al que se vivió el pasado año en el mismo estadio rojiblanco, cuando el Lugo recibió a un Girona que, como este año, empezó la temporada de manera muy irregular.

El entonces equipo de Francisco Rodríguez acabó disputando el play off de ascenso, pero en un inicio repleto de dudas cayó derrotado por 3-0 -goles de Hugo Rama, Chris Ramos y Xavi Torres, titulares hoy- en el Ángel Carro ante un equipo lucense que dominó con autoridad y aprovechó los puntos débiles de los catalanes.

UN RIVAL APURADO. Contra el Lugo, un rival de mal recuerdo para la afición de Montilivi, el Girona no podrá contar con los laterales Jordi Calavera y David Juncá, lesionados. La gran novedad en la lista será el atacante Pablo Moreno, cedido por el Manchester City y que ya militó la temporada pasada en el cuadro catalán.

Este sábado por primera vez desde que arrancó la pandemia, el Ángel Carro podrá contar con toda su capacidad, aunque estará lejos de completar aforo, para un encuentro que coincide con las fiestas de San Froilán en la ciudad y en el que la taquilla será donada a los afectados por la erupción del volcán Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, en una iniciativa solidaria que lideraron esta semana Iriome González y Alberto Rodríguez, los dos únicos jugadores canarios de la plantilla.

El Lugo quiere aprovechar el mal momento del Girona
Comentarios